Consejos

Publicado 2017-08-02
61 Comentario

Cómo saber cuando nuestra pareja ya no está feliz con nosotros

Mantener encendida la llama de amor en una relación sentimental no tiene nada de fácil: requiere paciencia y esfuerzo de las dos personas que forman una pareja, pues lleva mucho tiempo. Cuando nos sentimos a gusto con nuestra "media naranja" por lo general notamos que esto influye de manera positiva en otros ámbitos de nuestra vida y nos ayuda a resaltar en ellos cada vez más. Desafortunadamente, no todos sabemos moldear un vínculo sano y feliz... Estas son las 6 señales más básicas de que tu [email protected] no se siente [email protected] de cómo van las cosas entre los dos...

0

1. Problemas de comunicación

La primera y la más típica muestra de que tu unión amorosa está pasando por una época difícil tiene que ver con los fallos en la comunicación. Si en vez de hablar sobre los problemas tu pareja prefiere evitar la confrontación contigo y parece no tener ganas de empezar a conversar de cualquier otra forma, ten cuidado. Puede que sea algo pasajero, pero si ves que aunque el tiempo corre, nada cambia, intenta resolverlo cuanto antes.

1. Problemas de comunicación

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Cuando nos llega la primera cita solo somos un atajo de nervios. Pero hoy os traemos unos consejos que nos harán salir indemnes de esta traumática situación.

2. Irritación

¿Tu compañero sentimental todo el tiempo está de mal humor, te mira con cara de pocos amigos y se enfada contigo sin parar? Definitivamente hay algo que no cuadra entre los dos... Las personas que se ofenden sin motivo y reaccionan con irritación a cualquier cosa relacionada con su pareja, por lo general se dejan llevar por el subconsciente. ¿No te parece que puede querer darte una razón para que rompas con él (para no sentirse culpable de haberlo hecho él mismo)? Tómate todo el tiempo que quieras para pensarlo.

2

3. Respuestas monosílabas

He aquí, otra muestra patente de una relación en desgaste. Todos los que solemos compartir cualquier detalle de nuestras vidas con nuestros seres queridos de inmediato nos damos cuenta de que algo se está por estropear cuando las largas conversaciones de antes se convierten en monólogos (por parte de una persona) y respuestas cortas (por parte de la otra). Si presientes que ese ser especial no te responde los mensajes o te replica sin ganas, puede ser mal augurio.

3

4. Peleas sin motivo

Aunque al principio de un noviazgo o matrimonio, todo parece de color rosa, con el tiempo suele cambiar un poco, y no tiene nada de malo. El secreto del triunfo de la mayoría de las relaciones está en encontrar un compromiso y aceptar a nuestra "media naranja" tal y como es. No obstante, si siendo compañeros sentimentales comenzamos a discutir por cosas baladíes y lo hacemos todo el tiempo, merece la pena aclararlo. Es posible que estemos buscando un buen pretexto para terminar la unión, y en vez de pasar al grano del problema nos enfocamos en nimiedades.

4

5. Distanciamiento

Incluso los individuos que forman las parejas más compatibles y felices necesitan un poco de espacio propio para mantener el equilibrio emocional. Seamos sinceros: toda mujer de vez en cuando tiene que salir con sus amigas o visitar un salón de belleza, así como cualquier hombre una vez cada tanto precisa de la compañía de otros "machos". Eso sí: cuando tu amante te evita de manera repetida y descarada (o sea, nunca está contigo), es tiempo de que empieces a preocuparte.

5

6. Falta de intimidad

Aunque hay personas que se niegan a tomarlos como tales, los contactos carnales de verdad suponen un elemento importante de la vida en pareja. ¡De hecho, a menudo basta con fijarse en ellos para detectar un problema en la relación! Por ejemplo, si antes tu novia podría estar abrazándote y recibiendo caricias durante horas, y ahora ni siquiera le gusta la idea de compartir el dormitorio contigo, está claro que pasa algo malo... ¡Tenlo en cuenta!

6

Desde luego, no siempre dichas señales tienen que significar que los sentimientos entre tú y tu ser más querido han llegado a su fin. En ocasiones, pueden tener que ver con los problemas externos que no dependen de ninguno de los dos. Por ello, antes de entrar en pánico al darte cuenta de algún cambio significante, trata de tantear el terreno. Si bien en algunos casos realmente van a tener que ver con alguna crisis en tu relación, otras veces se podrán eliminar con un poco de paciencia, cariño y afecto.
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock

7
7
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cómo darse cuenta de que un hombre deja de amar a su pareja
Síguenos