Increíble!

Publicado 2017-08-04
1 Comentario

7 coincidencias históricas que no podrás creer que ocurrieron…

A veces suceden cosas que están más allá de nuestro control, y aunque parezca que podrían estar conectadas de alguna manera, las extrañas coincidencias que estás a punto de leer han pasado muchísimos años desafiando a todas las explicaciones razonables posibles. Como si de una novela de misterio se tratase, las historias que leerás a continuación son bastante escalofriantes, y cubren una gran cantidad de coincidencias reales que te costará creer que realmente ocurrieron en un determinado momento. ¡No te lo pierdas!

coincidencias históricas perturbadoras

1. Libro de la infancia

Mientras que la novelista estadounidense Anne Parrish se encontraba buscando entre varias librerías de París en la década de 1920, se encontró con un libro que había sido uno de sus favoritos de la infancia, titulado “Jack Frost and Other Stories” (“Jack Frost y otras historias”). Decidió tomar el libro y mostrárselo a su marido mientras le contaba el gran cariño que le tenía cuando era niña. Su marido agarró el libro, lo abrió y en una esquina de una de las primeras hojas encontró una inscripción que decía: “Anne Parrish, 209 N. Weber Street, Colorado Springs”. Era el libro de Anne. ¡Prosigue leyendo en la página siguiente!

coincidencias históricas perturbadoras

2. Suerte en el poker

En 1858, Robert Fallon fue asesinado a tiros, un acto de venganza por aquellos con quienes estaba jugando al poker. Fallon, según ellos, había ganado el bote de 600$ haciendo trampas. Con el asiento de Fallon vacío y ninguno de los otros jugadores dispuestos a llevarse el desafortunado bote, encontraron a un nuevo jugador que tomara el lugar del difunto para intentar llevarse los 600$. Cuando la policía investigó el asesinato, el recién llegado había convertido los 600 en unas ganancias de 2.200. La policía demandó los 600$ originales de Fallon para dárselos a la familia, y fue ahí cuando descubrieron que el nuevo jugador resultó ser su hijo, quien no había visto a su padre en siete años.

coincidencias históricas perturbadoras

3. Coincidencias reales

En Monza, Italia, el rey Umberto I fue a cenar a un pequeño restaurante acompañado por su ayudante de campo, el general Emilio Ponzia-Vaglia. Cuando el dueño se acercó a atender al rey, los dos se quedaron impresionados al ver los similares que parecían. Cuando comenzaron a discutir las semejanzas, la cosa se puso seria: Ambos nacieron el mismo día del mismo año (14 de marzo de 1844), en la misma ciudad, y se casaron con una mujer del mismo nombre, Margherita; El dueño del restaurante abrió el local el mismo día que el rey Umberto fue coronado rey de Italia; El 29 de julio de 1900, Umberto fue informado sobre la muerte del dueño del restaurante debido a un tiroteo, y cuando acudió a expresar sus condolencias, fue asesinado por un anarquista entre la multitud.

4. Salvado por la campana (2 veces)

En el año 1930, en Detroit, un hombre llamado Joseph Figlock se convertiría en una figura asombrosa para la vida (aparentemente descuidada) de una joven madre. Mientras Figlock caminaba por la calle, el bebé de una mujer cayó por una ventana directamente hacia sus brazos, por lo que ninguna de los dos resultó herido. Un año más tarde, el mismo bebé volvió a caer por la misma ventana, volviendo a caer sobre el señor Figlock mientras pasaba por debajo. Y una vez más, ambos sobrevivieron al evento.

coincidencias históricas perturbadoras

5. El monje del misterio

En la Austria del siglo XIX, un pintor medio famoso llamado Joseph Aigner intentó suicidarse en varias ocasiones. Durante su primer deseo de colgarse a la edad de 18 años, Aigner fue interrumpido por un misterioso monje capuchino. Después, a los 22 años, el monje volvió a pararlo justo en mitad su segundo intento. Ocho años más tarde, fue condenado a la horca por sus actividades políticas, pero nuevamente, su vida fue salvada por la intervención de la misma bienhechor. A los 68 años, Joseph Aigner finalmente consiguió el propósito de suicidarse usando una pistola. No es de extrañar que su funeral estuviera dirigido por el mismo monje capuchino, un hombre cuyo nombre Aigner jamás llegó a conocer.

coincidencias históricas perturbadoras

6. Venganza

En 1883, Henry Ziegland rompió la relación con su novia que, debido a una gran desesperación, se suicidó. Como consecuencia, el enfurecido hermano de la chica persiguió a Ziegland hasta que consiguió dispararle; Sin embargo, no fue así. La bala únicamente le rozó la cara, llegando a parar a un árbol. Años más tarde, Henry decidió talar casualmente el mismo árbol, el cual todavía albergaba la bala. Sin embargo, al ser tan grande, el hombre no tuvo más remedio que hacerlo volar mediante dinamita, con la mala suerte de que, al explotar, la bala salió disparada hacia su cabeza, matándolo en el acto.

coincidencias históricas perturbadoras

7. Casualidad amorosa

Este es uno de esos casos que demuestran que las coincidencias también pueden marcarle el destino a una persona. Cuando Nick Wheeler y Aimee Maiden llevaban poco tiempo casados, se encontraban ordenando todas sus pertenencias en su nueva casa cuando se encontraron una fotografía muy curiosa. En ella, aparecen ambos jugando en la playa mientra todavía eran niños, en la misma playa, con sus respectivas familias, y a tan solo unos metros de distancia. Se quedaron impresionados al saber que, 11 años después, ellos se encontrarían para enamorarse y formar una familia. ¡Más de 7 mil millones de persona en el mundo, y fueron ellos! ¿Te ha parecido interesante? Si es así, ¡comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock / Twitter / YouTube

coincidencias históricas perturbadoras
180
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Fotos de las mejores coincidencias que hemos visto
Síguenos