ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2017-08-09
19 Comentario

8 hábitos que están dañando tu cerebro sin que te des cuenta

Actualmente la sociedad se está concienciando sobre la importancia del culto al fitness y al cuidado del alma pero hay algo que estamos dejando atrás, el cerebro. Es el motor de nuestro cuerpo. Luisa García, profesora de la Universidad Complutense de Madrid, calculó que un 35% de personas habituales en el gimnasio han caído en la vigorexia. ¿Y por qué no dividir tales esfuerzos con la mente? Es una forma de prevenir enfermedades y a su vez, estar sanos por fuera y por dentro.

1. Personas Introvertidas

1. Personas Introvertidas

Aquellas personas a las que les cuesta más hablar a la cara y prefieren esconderse tras la pantalla están perjudicando la salud de su cerebro. El hecho de establecer una conversación intelectual con otro individuo será tan beneficioso como lo es el gimnasio para los músculos. Pensar rápido y contestar mientras se desarrolla un diálogo agiliza tu mente y la hace estar trabajando activamente tanto si actúas de emisor, como de receptor. Estar callado no debe ser una opción para ti, charlar más ha de ser tu nuevo propósito. Continúa leyendo en "siguiente página".

2. Cubrir la cabeza al dormir

Puede ser que lo encuentres bastante cómodo, e incluso notes como se guarda mejor el calor bajo las sábanas. No obstante, al respirar liberamos dióxido de carbono que se esparce en el aire. Si la cantidad de este, al rededor de ti es limitado, también se reduce la cantidad de oxígeno respirado. Teniendo en cuenta que este elemento es esencial para la vida humana y sobretodo para el motor de tu cuerpo, deja de dañar tus celulas tapándote hasta arriba y permítete tener un poco de ventilación.

3. Estimular los pensamientos

¿Cuántas veces hemos pronunciado las palabras “no pienses tanto”? Recuerda que tu cerebro es un músculo y necesita ejercitarse, si no lo haces se acabará oxidando. Cuanto más profundos son tus pensamientos más estarás haciendolo funcionar y por lo tanto mejorará su salud y estado notablemente. Con hábitos tan simples como hacer puzles, ver un documental o incluso leer un libro, propiciarás que tu mente esté trabajando continuamente. Continúa leyendo en "siguiente página".

4. Trabajar mientras estás enfermo

Tanto adultos como estudiantes suelen olvidarse de que su salud es crucial para desarrollar tanto sus estudios como sus trabajos. En el mismo instante en que estás enfermo tu capacidad de atención se ve limitada por lo que tanto tu cuerpo como tu mente necesitan descansar. Si obligas a tu cuerpo a trabajar con problemas de salud, reducirás la eficiencia de tu cerebro además de provocar daños cerebrales a largo plazo.

5. Preocúpate menos

Increíblemente frenar tu preocupación por algo es más fácil de decir que de hacerlo. Se complica sacar lo que te atormenta para proceder a relajarte. Sin embargo, es eso exactamente lo que debes de hacer. Desde el mismo instante en que una persona empieza a estudiar estas situaciones se dan con mayor asiduidad. Teniendo en cuenta los periodos prolongados de estres provocan fallos en la sinapsis, la habilidad de crear y recuperar algunos recuerdos se verá directamente afectado. Continúa leyendo en "siguiente página".

6. No exponerte al sol

Permanecer continuamente en el interior sin propiciar situaciones en las que tu cuerpo reciba luz solar en un mal hábito. Desde siempre el aire fresco ha sido beneficioso para la salud pero la influencia de esta estrella también lo es. La vitamina D colabora a mejorar el desarrollo cognitivo de los humanos. Tomar complementos vitamínicos puede ayudar a mantenerte sano. No obstante, la exposición continuada al sol será una de las mayores fuentes energéticas que proporcionar tanto al cuerpo como a la mente.

7. Música demasiado alta

Probablemente hagas esto a diario y no hayas notado inconveniente alguno, al menos no por ahora. Lo cierto es que hay estudios que revelan que este hábito puede provocar la pérdida paulatina del oído así como eventuales problemas de memoria. Para prevenir estos riesgos, es conveniente bajar razonablemente el volumen de los audífonos. Es posible amar la música sin necesidad de padecer sordera en el futuro. Continúa leyendo en "siguiente página".

8. Combatir el estrés

Estar sometido a una presión continuada puede tener efectos negativos en tu salud. El estrés crónico no es algo que deba tomarse a la ligera. Es imprescindible tomarse un tiempo para relajarse o al menos intentar meditar durante unos minutos al día. De acuerdo con algunos estudios relativos los estudiantes que se toman 45 minutos al día para reflexionar, el funcionamiento de la memoria mejora cuantiosamente al cabo de unas semanas, gracias a este hábito.

No importa si tu hábitos son buenos o malos, directa o indirectamente todos ellos tendrán una serie de efectos sobre tu cerebro. El futuro siempre llega e inculcar costumbres beneficiosas para tu mente te proporcionará mayor salud así como te ayudará a tener la memoria de un elefante durante el resto de tu vida. ¿A qué estás esperando para empezar a aplicarlos en tu rutina diaria? Si te ha gustado el artículo haz clic en “Me gusta y comparte en Facebook.
Fuente: Twitter/ Starstock

3136
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Actividades cotidianas que la mayoría de nosotros hace mal, pero que no nos habíamos dado cuenta
Síguenos