Increíble!

Publicado 2017-08-21
3 Comentario

Alimentos que se pueden almacenar más tiempo del que pensamos...

La mayoría de las veces que compramos comida extra y la guardamos para otros días, nos llevamos la sorpresa de que ya no sabe bien o que ya está pasado en la siguiente que queremos consumirlo. Existen diferentes maneras para que estos alimentos se conserven mejor por más tiempo para el otro día, semana o incluso mes que se nos antoje. No, no te daremos conservadores químicos, todos los trucos son naturales o con cosas que normalmente tienes en tu cocina.

1. Limpia las bayas con vinagre y agua

1. Limpia las bayas con vinagre y agua

Aunque este tipo de frutas son de las más caras y son las que más rápido se pudren, hay formas para que puedas extender su vida. Mezcla vinagre de manzana con agua. Lava las frambuesas, fresas, arándanos u otras bayas, escúrrelas y ponlas en un recipiente con papel. Después se deben almacenar en el refrigerador (deben estar secas) . Esto mata las bacterias y estarán mucho más frescas.

1. Limpia las bayas con vinagre y agua 1

2. Papel aluminio

El brócoli, apio y la lechuga nos encantan por su crujiente consistencia pero cuando tienen más tiempo pierden esta característica. Una forma muy fácil es envolverlos con aluminio por completo para después refrigerarlos. Haciendo esto, quedarán igual de chasqueantes como te gustan. Lavarlas antes de guardarlas también ayudará mucho, pero deben estar totalmente secos para evitar que haya alguna bacteria. Evitar que tengan pedazos al aire libre para que se conserven mejor.

2. Papel aluminio

3. Poner una toalla de papel dentro de la bolsa de ensalada.

Poner toallas de papel ayudará a que absorba la condensación que los vegetales generan mientras están guardados en el refrigerador. Exceso de humedad puede hacer que tu comida fresca se deteriore mucho más rápido. Recuerda no dejar agua dentro de la bolsa, esto hará que tus vegetales se hagan malos en poco tiempo. Tratar de no ponerlos cerca del congelador ya que se queman con muy bajas temperaturas.

3. Poner una toalla de papel dentro de la bolsa de ensalada.

4. No separes los plátanos de su tallo

Muchas personas piensan que separando los plátanos para la porción diaria es muy productivo, pero realmente es sumamente malo ya que al separarlos se vuelven cafés mucho más rápido. Por eso es bueno mantenerlos juntos por el mayor tiempo posible. Al momento de comprar tus nanas envuelve el tallo con papel plástico y solo remueve el que vayas a consumir. Esto te ayudará a que duren por al menos 3 a 5 días extras de lo que realmente viven.

5. Queso envuelto con papel de pergamino

El queso es uno de los productos que siempre queremos tener al alcance pero también es de los primeros productos en pudrirse en poco tiempo. ¿Da coraje, no? El queso se conservará mejor si no se envuelve en plástico, la mejor opción es en papel pergamino y se guarda en un recipiente de vidrio o cerámica. Se debe almacenar en la parte menos fría del refrigerador. Ahora podrás disfrutarlo por más tiempo.

5. Queso envuelto con papel de pergamino

6. Manzanas

Una forma muy buena para mantener las manzanas en buen estado es: no poner ningún otra fruta o verdura junto a ellas; les gusta tener su propio ambiente y de esta manera se conservarán mejor. Por otro lado, para que las papas duren más tiempo puedes poner una manzana en la misma bolsa. ¿Por qué? Las frutas del pecado producen gas etileno, el cual ayuda a mantener más firmes y frescas a estas verduras. Las mantiene listas para tu puré o cualquier plato que gustes hacer.

6. Manzanas

7. Tomates

No refrigerar los tomates te ayudará a que su sabor, jugo y textura se mantengan. Se deben dejar en un lugar fresco. También se deben guardar con sus tallos hacia arriba en una bolsa de papel o bien, en una sola capa en un departamento, siempre en un lugar fresco. Otros vegetales que son como el tomate son las papas y las cebollas. No se deben dejar al sol, es preferente un lugar oscuro.

7. Tomates

8. Trata a las hierbas como un ramo de flores

Lo mejor que puedes hacer es que cuando compres cualquier tipo de hierba, uses lo necesario y después conserves en un vaso con agua o un florero al lado de la ventana. También se pueden usar como decoración en la mesa ya que hay diferentes variedades de ellas y se pueden poner al momento de una cena familiar y la gente puede servirse la cantidad que gusten. Esto te dará un gran toque como anfitrión y mantendrá a tus plantas tan vivas como el primer día que las compraste.

8. Trata a las hierbas como un ramo de flores

9. Setas y champiñones en una caja, tazón o bolsa de papel

Siempre se deben lavar pero no por mucho tiempo ya que absorben el agua. Se pueden poner en un recipiente con agua salada para deshacerse de los insectos. Colocarlas sobre papel de cocina y eliminar las partes dañadas siempre mantendrá frescos a los champiñones. Una vez secas se pueden conservar en el refrigerador en una bolsa de papel o utilizando un recipiente con servilletas.

9. Setas y champiñones en una caja, tazón o bolsa de papel

10. Deja que el aguacate madure en temperatura ambiente

Hay pocas cosas más tristes que ir a hacer un pan tostado con aguacate y darte cuenta que está negro o duro. Si están muy verdes debes dejarlos a temperatura ambiente y esto ayudará a que maduren un poco más rápido. Por otro lado, si tienes uno que ya tiene tiempo, es mejor mantenerlo refrigerado. Otro buen consuelo es: si consumiste solo la mitad de esta bella fruta puedes usar la cáscara de la mitad que consumiste como una tapa; esto lo mantendrá en su mismo ambiente y se conservará verde.

11. Albaricoques en un compartimiento de huevo

Tratando siempre que al momento de escogerlos sean ligeramente verdes, sin manchas y otros defectos. Si tienes una gran cantidad de frutas, ponlo en una caja. Si están muy inmaduros es mejor envolver con papel pergamino para ayudar a que maduren más rápido, una vez listos puedes remover el envoltorio. Esto ayudará también a que su sabor se conserve mejor a pesar de tener varios días almacenados.

11. Albaricoques en un compartimiento de huevo

12. Poner las hojas en agua helada

Sin importar que tan tristes se vean las hojas, ponerlas en agua helada de 5 a 30 minutos les ayudará a que estén frescas y rehidratadas de nuevo. Lo primero que debes hacer es separar cada hoja y meter en un recipiente con el agua. Esto te hará ahorrar mucho dinero, no tendrás que tirar cada que tu lechuga y otras hojas se vean caídas. Ahora podrás comer una ensalada fresca como si la hubieras comprado ese mismo día en el supermercado. Lo mejor es que conservarán su sabor.

12. Poner las hojas en agua helada

13. Poner las cebollas en medias

No debes usar las más caras, obviamente. Pon las cebollas una por una y haz un nudo para separar una de otra. Dejalas en un lugar oscuro y seco hasta que las necesites en tu receta. Esto parecerá un poco imprudente pero es una gran idea para no ocupar mucho espacio en tu cocina. Si te pones a pensar, en las películas de vampiros cuando tienen el ajo colgado en la pared, siempre tienen esa misma forma de conservar. Tal vez no con medias pero es lo mismo, técnicamente.

14. Sandía

¿Te gustaria comer sandía en año nuevo? Sí, como lo leíste, puedes conservar tu sandía por muy largo tiempo. ¿Cómo? El mejor lugar para hacerlo, es en una bodega a 2 °C: se mantendrán allí por un tiempo que no te imaginas. Solo hay que envolverlas en un paño y colgarlas en una pared o ponerlas en un estante, envueltas con paja afuera del paño. También puedes cubrirlas con arcilla o cera. Otra manera es: almacenarlas en un barril con ceniza o musgo seco. La sandía aguanta mejor en lugares oscuros y frescos. Siempre montadas sobre algo suave y hay que girarlas a menudo.

14. Sandía

Cuéntanos si estos consejos te ayudaron en tu vida diaria y sí tienes algún otro puedes dejarlo en los comentarios. Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuentes: Pixabay/ Giphy

14. Sandía 1
238
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La importancia de desinfectar frutas y verduras
Síguenos