CotilleosPaternidad

Publicado 2017-08-25
0 Comentario

Los hijos de Britney Spears ya son grandecitos...

Si bien el mundo de la farándula estadounidense supone una fuente incesante de historias repletas de inesperados giros de acción, probablemente ninguna película de Hollywood haya provocado tanto impacto como la vuelta a la normalidad protagonizada por Britney Spears (36). Aunque la cantante que por muchos sigue siendo denominada "Princesa del Pop" ha experimentado varios altibajos durante su larga carrera en la industria musical, todo indica que de momento se encuentra mejor que nunca: bella, segura de sí misma, pero también acompañada de un hombre enamorado de ella y de sus dos guapísimos hijos. Antes de demostrarte sus rostros, recordemos algunos de los hechos de su vida...

1

Comienzos de la carrera y primer gran amor

Cuando en las emisoras de todo el planeta empzaron a emitir "Baby One More Time", los amantes de la música pop americana se volvieron locos. De una persona prácticamente desconocida, a pesar de su temprano debut en "Mickey Mouse Club", Brit se ha convertido en una superestrella. El hecho de que la estrella rubia pronto se hizo novia del joven Justin Timberlake (en aquel entonces, miembro del grupo N´Sync) y no dejaba de hablar sobre el amor que sentía por él completaba su perfecta imagen de un ejemplo a seguir para sus fans adolescentes.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

2

Matrimonios y camino cuesta abajo

Después de que los sentimientos entre ambos vocalistas se desvanecieran, Spears se involucró en unos amoríos bastante particulares. En 2004 sorprendió a la opinión pública revelando que había contraído matrimonio de 55 horas (¡!) con Jason Alexander; luego, de inmediato empezó a salir con uno de los bailarines empleados en su equipo, Kevin Federline, y también contrajo nupcias con él. Pese a que los tres años pasados a su lado fueran los más devastadores para su estado mental, físico, y económico, dicha unión no solamente tuvo que ver con las cosas malas.

3

Hijos: el rayo de luz en la oscuridad

En septiembre de 2005 nació el primogénde la pareja, Sean Preston. Exactamente un año después, Spears y Federline dieron la bienvenida a su segundo hijo, Jayden James. Por más felicidad que sintiera la cantante al convertirse en madre, toda ella quedó opacada por los problemas con los vicios en los que se metió por culpa de su cónyuge. A principios de 2008 la situación de Brit empeoró como nunca antes: tristemente, fue hospitalizada en un centro psiquiátrico y declarada legalmente incapaz de cuidar de los chicos. Por fortuna, logró recobrar los derechos legales sobre ellos poco después.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

4

Como un ave fénix

Desde el estreno de su álbum "Circus" que tuvo lugar a finales del mismo año, la estrella parecía volver a la cresta de la ola. Sus siguientes sencillos ("Womanizer", "Piece Of Me", etc.) causaban furor entre el público, y sus discos volvieron a venderse como pan caliente. No obstante, incluso luego de su divorcio con Federline, cuando la vocalista decidió dedicarse completamente a la música, "La princesa del pop" puso a sus hijos en primer lugar. Aparentemente gracias a ello, la vida por fin empezó a brindarle la tan deseada tranquilidad y éxitos.

5

Vuelta a la cumbre

Actualmente, además de interpretar sus canciones más conocidas en un show fijo de Las Vegas, Brit se ve más radiante que nunca. Su cuenta de Instagram -observada por más de 17 millones de personas- contiene numerosas fotos en las que presume de Sean y Jayden, quienes, contando con respectivamente 12 y 11 años de edad, y sus conciertos son eventos espectaculares a los que acuden miles de fanáticos de la artista. Hablando de los dos guapetones que tiene al lado, ¡es imprescindible añadir que se están haciendo cada vez más parecidos a su mamá!
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

Por fin en buena compañía

Como podemos observar en las siguientes imágenes, Brit está en su pleno derecho de sentirse orgullosa: no solamente ha logrado salir adelante y recuperar tanto su posición en la industria, como la salud arruinada hace un par de años, sino también consiguió convertirse en una madre ejemplar. Ya que sus dos retoños, cada vez más grandes y serios, lucen como pequeños caballeros con todas las letras, no es de extrañar que Spears no dude en demostrárselo a todo el mundo. ¿Cuál de los dos está más parecido a ella?

La mejor parte de su historia es que además de poder disfrutar de los momentos de familia a pleno, Britney por fin parece haber encontrado también un amor verdadero. Actualmente está saliendo con su entrenador personal -un joven iraní llamado Sam Asghari (23)- a quien debe su buena condición física. ¿Alguna vez te ha pasado por la cabeza que su vida pudiera cambiar así en tan poco tiempo?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Instagram

8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Está Britney Spears obsesionada con el control de sus hijos?
Síguenos