Increíble!

Publicado 2017-08-29
3 Comentario

7 casos de personas que desaparecieron misteriosamente…

Cifras de la ONU afirmaron a principios del 2012 que cerca de 43.000 personas se encontraban registradas como desaparecidas en todo el mundo. Las razones son diversas, pero existe un motivo conocido como las “forzadas”, los secuestros por delincuentes que en numerosas ocasiones requieren cobrar grandes sumas de dinero o simplemente utilizarlos como “esclavos”. Es un mal que está marcado por la situación de cada estado, siendo Argentina el tercer país en la lista que enumera estos casos desde 1980, con 3.449. En el presente artículo hablaremos de 7 misteriosas que aún no se han podido explicar por diferentes motivos…

1. Amelia Earhart

1. Amelia Earhart

Esta mujer nacida en la ciudad americana de Kansas fue una pionera de la aviación femenina, convirtiéndose en un icono de las mujeres en el proceso. Para cuando tenía 40, era ya la primera fémina en haber volado a través del atlántico, de hacerlo sin paradas por USA y la primera en recibir el galardón de la “Distinguida Cruz Voladora”. Pero quedaba algo que necesitaba lograr, dar la vuelta al mundo. El 1 de julio de 1937, Earhart y su copiloto Fred Noonan despegaron desde Miami con rumbo hasta la Isla Howland, a 4.000 kilómetros de distancia. Nunca llegaron a su destino. Se descubrió que desde antes de su salida la navegación de la nave no funcionaba correctamente. Una gran investigación se hizo al respecto a lo largo del océano, pero nada se pudo saber de este caso y tras dos años se declaró su fallecimiento… Prosigue tu lectura para conocer los 6 restantes…

2. Elisa Lam

Elisa Lam viajó desde su casa en Vancouver para registrarse en el infame Hotel Cecil de Los Ángeles a principios de 2013. La joven de 21 años sufría de un desorden bipolar y fue vista por última vez por las cámaras de seguridad comportándose extrañamente en un ascensor, pulsando repetidamente los botones de éste y entrando y saliendo, como jugando con un amigo imaginario. Tras esto, Elisa se introdujo por alguna razón en un tanque metálico de agua de 1,2 metros de ancho por 2,4 de alto en la azotea del edificio. Su cuerpo en descomposición fue hallado semanas después cuando los huéspedes empezaron a quejarse por el sabor y color del agua con el que se habían estado bañando, limpiando los dientes y bebiendo. Las teorías sobre su fallecimiento son numerosas y todavía no se acepta por el público que se hubiera quitado ella misma la vida…

3. El triángulo de Bennington

Este caso envuelva a una serie de misteriosos acontecimientos en el curso de 4 años en Bennington, Vermont (USA). El 1 de diciembre de 1946 Paula Welden, de 18 años desapareció mientras daba un paseo. Ella fue vista por última vez por unos transeúntes que la vieron rondar una curva por la larga senda de la montaña Glastenbury. Cuando llegaron allí, no la avistaron y las siguientes investigaciones no dieron frutos.

Exactamente dos años después, el veterano James Tetford se desvaneció en un autobús lleno que se dirigía a la calle Albans. 14 pasajeros afirmaron haberlo visto dormir en su asiento y que antes de llegar ya no estaba. En Octubre de 1950, un niño de 8 años llamado Paul Jepson se perdió en una granja para siempre. Su madre era ganadera, y lo dejó jugar cerca de una pocilga mientras se ocupaba de los animales. Poco después lo llamó, pero nunca llegó a volver a escuchar su voz. Ninguna búsqueda tuvo éxito. ¿Existe alguna relación?

4. Hippies absorbidos por una luz en Stonehenge

En agosto de 1971, un grupo de “hippies” montaron sus tiendas de campaña alrededor del círculo de este mítico monumento para pasar la noche junto a un fuego, divirtiéndose. De acuerdo a la versión aceptada, sobre las 2 de la madrugada una fuerte tormenta eléctrica descendió desde la llanura de Salisbury, con numerosos y severos truenos. Dos testigos, un granjero y un policía, comunicaron que una luz golpeó las piedras de Stonehenge y absorbió la totalidad del área en un fantástico haz azul que era tan intenso que tuvieron que cubrir sus ojos.

Los dos hombres oyeron los fuertes gritos de los campistas y cuando todo acabó se dirigieron hacia la zona para atender a los heridos y probablemente quemados. Para su sorpresa, sólo encontraron las tiendas y posesiones calcinadas. No hay mucha más información de esta historia, ¿fueron incinerados? ¿eran reales? ¿crearon un vórtice hacia otra dimensión? Una leyenda urbana que ha persistido durante los años y que no ha quedado resuelta…

5. Bruno Borges

El caso más reciente de nuestra lista, desde el 27 de marzo del presente año, permanece desaparecido. Sus padres, que entonces estaban de vacaciones, no pudieron creer lo que encontraron al regresar a su hogar. Su cuarto estaba sin ningún mueble y provisto de diversas y extrañas inscripciones alrededor de las paredes, techo y suelo. En el centro de la estancia había una escultura del filósofo italiano Giordano Bruno, con el que Borges guarda un extraño parecido.

También encontraron varios tomos de libros encuadernados y una pintura del chico posando junto a un extraterrestre. El joven estudiante de psicología era conocido por sus compañeros por ser un obseso del mundo illuminati, el cual había estado pidiendo dinero para realizar un proyecto secreto que “cambiaría el mundo”. Las copias de sus obras se venden con mucha rapidez y hay ya quién habla de que todo puede tratarse de un montaje publicitario. Lo cierto es que aún no sabemos nada de su paradero…

6. El anciano Parfitt

Owen Parfitt estaba incapacitado para moverse debido a un accidente reciente. En junio de 1763 se encontraba en la casa de su hermana, en Shepton Mallet, Inglaterra. Parfitt se sentó fuera de la vivienda para disfrutar de una cálida tarde. El varón de 60 años estaba muy tranquilo ataviado con su pijama. A través de la calle unos trabajadores del campo regresaban de haber estado picando el heno. Su hermana salió con un vecino para ayudarle a regresar, ya que una tormenta se acercaba al lugar. Pero ya no estaba. Sólo dejó el gran abrigo que utilizaba para sentarse. Las investigaciones duraron hasta 1933, pero no se halló pista alguna.

7. D.B. Cooper

Hasta este día, nadie conoce su nombre real, pero en noviembre de 24 de 1971, toda América estaba hablando sobre el misterioso hombre que se hacía llamar D.B. Cooper. Ese día, Cooper secuestró el vuelo 305 de la “Northwest Airlines” y a sus 36 pasajeros usando un maletín en donde aseguraba que tenía una bomba. Poco después, la nave aterrizó en Seattle, y le entregaron varios paracaídas y 200.000 dólares que había requerido. Su siguiente condición fue que despegaran de nuevo y que lo llevaran a México.

También solicitó que la puerta de carga permaneciera desbloqueada mientras el avión volaba bajo y lento a su llegada. Mientras el aeroplano se dirigía a Nevada (debido a que no tenía suficiente combustible), Cooper saltó en medio de la noche. Él había un plan que ninguno de los oficiales descubrió hasta que ya fue demasiado tarde. Aunque varios artefactos habían seguido a este vuelo desde Seattle, nadie fue testigo de su marcha. El FBI declaró que era muy poco probable que hubiera sobrevivido, pero aún siguen haciendo retratos robots por si pueden cazarlo (nadie lo volvió a ver)… Así llegamos al final de nuestro artículo, ¿qué te ha parecido? Si te agradó déjanos un Me Gusta en nuestra página de Facebook y comparte con tus allegados.
Fuente: Youtube-Dennis Romero/Twitter/Youtube-Hingle McCringleberry

104
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Descubren el cadáver momificado de una mujer 5 años después de fallecer
Síguenos