144 Comentario

Todo lo que no se sabía sobre el vestido de novia de la Princesa Diana...

El 29 de julio de 1981 en la Catedral de San Pablo en Londres Lady Diana Spencer (f. 36) se casó con el heredero al trono británico, el Príncipe Carlos de Gales (68). Alrededor de 3500 personas acudieron a la ceremonia como invitados; 600 mil aparecieron en las calles de la capital inglesa y más de 750 millones vieron el acto en la televisión. Las miradas de todo el mundo se dirigían a la joven y sonriente aristócrata que parecía estar a punto de vivir su propio cuento de hadas. En aquel entonces nadie podía saber qué desenlace tendría su trágica historia.

1

Muchos años antes de que el hijo mayor de la Reina Isabel II (91) admitiera su romance con Camila Parker-Bowles (70) y reconociera que su casamiento con Diana fue idea de su padre, Felipe, duque de Edimburgo (96), quien lo había forzado a contraer nupcias en contra de su voluntad, los observadores no dejaban de enfatizar lo encantadora que se veía la mujer que Carlos había elegido como compañera de su vida. Además de su gran belleza física, Lady Diana contaba con un atuendo único y recordado hasta el día de hoy, incluso 20 años después de su muerte. Si te interesa saber algo más acerca de esta maravillosa prenda, ¡no dudes en pasar a la siguiente página!

Autores del vestido

El vestido de novia usado por Lady Di el día de su casamiento con Carlos fue diseñado por Elizabeth y David Emanuel. Cabe destacar que la marca creada por los cónyuges se ha convertido en la preferida de la futura Princesa de Gales, poco antes de su boda. En el proceso, la pareja tomaba la inspiración de algunos cuadros de Bolticelli, Renoir y Degas, así como las antiguas fotografías de las mejores películas románticas en la historia del cine (de ejemplo tomando los atuendos de Greta Garbo en "La dama de las camelias", Vivien Leigh en "Lo que el viento se llevó" y Marlene Dietrich en "Capricho imperial").

Materiales usados

Los diseñadores decidieron hacer un vestido de seda de color márfil, tafetán pura y encajes antiguos. Lo adornaron con 10 mil perlas y lentejuelas. El escote fue terminado con un hermoso volante y un lazo. La pieza contaba, además, con una asombrosa cola de 8 metros de longitud. A pesar de que el resultado final de su trabajo asombró a muchos, más tarde surgieron las críticas relacionadas con lo inadecuado que parecía el atuendo para Diana (quien nunca antes ni después lucía las mangas tan abombadas).
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

El ramo

El ramo de la novia fue compuesto de una cantidad abrumadora de las flores de gardenia (que no solamente son bellas y emiten un aroma muy intenso, sino también son muy caras y tienen fama de exclusivas). Además, se le agregaron las pequeñitas marsdenias, hojas de hiedra y lirios del valle. La forma de la composición -una enorme cascada de flores- fascinaba a las novias durante las décadas siguientes. Eso sí, llevarlo no era fácil: ¡esta obra de arte floral pesaba más o menos 3 kilos!

La tiara

En la cabeza de Diana brillaba la diadema familiar de los Spencer (oficialmente denominado "Spencer Tiara") creada -por encargo- en el siglo XIX, a base de diamantes hundidos en el oro y la plata. Aunque su boda supuso la primera ocasión para ponerla, la Princesa de Gales disfrutaba de utilizarla y combinarla con distintos conjuntos de ropa durante toda su vida. Mucho menos le gustaba lucir una tiara que le había regalado su suegra (y que, después del divorcio, volvió al tesorero de la Corona).
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

Las joyas y el calzado

Los pendientes de diamantes que usó la bella joven el día de su casamiento pertenecían a su querida madre, Frances Shand Kydd (f. 68) y completaban el look de la Princesa como "algo prestado", según la antigua tradición que supuestamente trae suerte a los recién casados. Los zapatos que eligió Lady Di para completar su vestimenta fueron, a su vez, diseñados en la casa de moda Jane Shilton y bordados a mano. Para su elaboración se utilizaron 150 perlas y 500 lentejuelas que iban a juego con el vestido.

El precio

Para terminar, cabe añadir que el vestido que tanta polvareda levantó en el mundo durante el casamiento real de 1981 costó más o menos 115 mil libras. ¿Te parece un coste excesivo o adecuado? ¿Cuál de los detalles del "look" de Diana de hace más de 30 años te parece el más bello? ¿Te gusta el vestido que llevaba? ¿Cómo te gustaría lucir el día de tu propia boda? O ¿qué llevabas puesto aquel día?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter / Starstock

9
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Se pronostican al menos 9 huracanes para esta temporada que empieza el 1 de junio; algunos de ellos podrían ser de categoría mayor...
Síguenos