Increíble!

Publicado 2017-09-05
0 Comentario

Señales y hábitos inconscientes que comprueban que somos genios...

1. Tamaño de las pupilas:

Empezamos este artículo hablando sobre uno de los organos más importantes del humano. Hasta hace poco sabíamos que para medir el grado de coeficiente intelectual, era necesario un tipo de examen. Ahora podemos correr rápidamente al espejo y la respuesta la encontraremos en nuestros ojos. Según estudios científicos, el tamaño de las pupilas esta altamente ligadas al grado de inteligencia en humanos. Un estudio realizado en el Instituto Tecnológico de Georgia, se llevó a cabo con 512 personas en las cuales se examinó el tamaño de la pupila en reposo, sus capacidades de memoria, y su grado de inteligencia. Según el informe de la universidad, los resultados fueron estremecedores. El gran descubrimiento arrojó que aquellos con altas habilidades cognitivas, habían tenido pupilas mucho más grandes. ¿Tú que piensas? ¿el grado de inteligencia de verdad se puede medir con el tamaño de la abertura de la iris?

1. Tamaño de las pupilas:

2. Inteligencia con relación a la longitud de los dedos:

En un estudio publicado en la revista británica de psicología, los investigadores hicieron comparaciones con el tamaño de los dedos de 75 niños y sus respectivas calificaciones escolares. En su descubrimiento, fueron capaces de hallar un claro vínculo entre las notas del pequeño y las longitudes de cada uno de sus dedos, índices y anulares. Para ser más concretos, los estudiantes masculinos con el dedo índice más pequeño, resultaron ser excelentes en áreas como matemáticas, mientras que las niñas con esos mismos dos dedos de longitudes iguales, eran mucho más inteligentes que el resto. Es importante decir que, la longitud de las extremidades distales tiene que ver con los distintos tipos de hormonas, en la cual el bebé es expuesto cuando se encuentra en la matriz.

2. Inteligencia con relación a la longitud de los dedos:

2. El vello corporal:

Es importante señalar que el psiquiatra llamado, Aikarakudy Alias ha estudiado la relación entre la presencia de pelo en nuestro cuerpo y la inteligencia, todo esto por al menos dos décadas. Al comenzar la investigación, el reconocido doctor se enfocó en la presencia de vello en el cuerpo de los estudiantes de medicina en los Estados Unidos. Acordando con esto, se llegó a la conclusión que tanto los profesionales de la salud, como aquellos que sigue en la hermosa carrera universitaria, poseen una enorme cantidad de vello en sus pechos. Al mismo tiempo, se enfocó en las historias académicas de estos estudiantes y reafirmó su teoría, que las personas con mayor cantidad de vello corporal poseen un coeficiente intelectual descomunal.

3. La altura:

Un gran número de personas parecen coincidir de que existe una diferencia intelectual en aquellas personas que son altas y bajas. Varios expertos de la universidad de Pensilvania y Michigan se reunieron a estudiar esta incógnita, y posteriormente descubrieron que cuando alcanzamos los 16 años, nuestra altura puede determinar nuestro status social y hasta la fortuna que amasaremos cuando nos volvamos adultos. ¿Interesante, no? Además de dejar claro que, numerosos estudios han arrojado que las personas altas tienden a tener mejores ingresos que los que tienen menor estatura. ¿Sabes una cosa? No dejes que “estudios científicos” determinen cuán inteligente eres. Recuerda que nuestra altura, es una de las tantas características que nos hace especiales frente el resto.

4. Acostarse a altas horas de la noche:

Si eres una de esas personas que les cuesta conciliar el sueño cuando es hora de dormir, a parte te la pasas inquieto con el celular buscando la manera de quedarte dormido, entonces tenemos buenas noticias para ti. De hecho, la hora en que te vas a la cama podría tener una estrecha relación con tu grado de inteligencia. Para probar que estas personas denominadas búhos, de verdad tenían un coeficiente intelectual superior a otras se hizo el siguiente experimento: se tomaron a un grupo de americanos y sus patrones de sueño fueron monitoreados durante noche, y concluyeron que, los niños que crecieron yendo a la cama a altas horas de la madrugada, cuando llegaban a adultos eran mucho más inteligentes. ¡Después de todo no está mal acostarnos tarde y levantarnos al mediodía!

5. Color de los ojos:

Para saber que tan inteligente pudieras llegar a ser, solo bastará con mirar a tus ojos y hallarás la respuesta. Queremos dejarte claro que, no es muy importante del todo para medir la inteligencia, la esencia oscura o clara de tu visión. Estas dos categorías pueden repercutir en que tan bien nos desenvolvemos en distintos tipos de tareas. A lo largo de la investigación, un especialista miró a los ojos de un grupo de personas con tonalidad clara y otro grupo de tonalidad oscura, el resultado fue estupendo. Se concluyó que aquellas personas cuyos ojos tienen tonalidad clara, tienen un mejor desempeño en aquellas actividades que involucran retraso, como lo es el golf. Por consiguiente, los individuos con tonalidad visual oscura, desempeñan más en actividades que requieren velocidad.

6. El hijo mayor:

En los puntos pasados hemos mencionado algunas pruebas para dejarte claro que tan inteligente eres, pero en esta parte solo bastará con echarle un vistazo a nuestro árbol familiar. En los estudios, los investigadores miraron la relación entre el CI y el orden de nacimientos en hombres. A pesar de que las diferencias eran muy mínimas, llegaron a la conclusión de que el hijo mayor usualmente es el más inteligente. ¡Te felicitamos si eres el más grande de tus hermanos! Cabe destacar que este resultado solamente es válido en varones, para demostrar la autenticidad en hembras, tenemos que esperar por otro estudio, o mejor aún, ¡hacerlo!

2. El vello corporal:

Como lo dijimos antes, te lo volvemos a repetir, ¡pensamos que cada ser humano es especial, por lo tanto ningún estudio puede determinar nuestro grado de inteligencia! Es interesante e incluso divertido ver y analizar esto resultados. La mayoría de ellos reposan sobre bases meramentes científicas que incluso han dejado a sus investigadores algo estremecidos. Recuerda que, ¡eres único! Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuentes: Pixabay/ Twitter

3. La altura:
13
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Mira el centro de la imagen. ¿Qué color puedes ver?
Síguenos