18 Comentario

6 importantes JUEGOS que mejorarán la LETRA de tu hijo

Que un niño comience a escribir no es tarea fácil, y que lo haga con una letra bonita es aún más complejo. Cuidar la caligrafía supone un reto para nuestros hijos y aun más importante es que sea legible. Escribir rápido y sin cuidar la escritura no ayuda a que los pequeños mejoren cada día. Por lo tanto hay algunos trucos que nos ayudarán a conseguir que los niños y niñas mejoren. Lo importante es hacerlo divertido para ellos y d esta manera los incentivamos a que salga de ellos el querer hacerlo mejor cada día.

Primero y muy importante es el tiempo, cada persona dedicará lo que necesite a hacerlo bien y sin prisa. Con el tiempo se conseguirá hacerlo más rápido a la vez que bien. Otro factor muy importante es la concentración. Establecer una rutina en el mismo escritorio, sentado correctamente y conociendo que es lo que van a escribir y cómo lo van a hacer también ayuda. El tercer factor y no menos importante es la lectura. Un crío que lee mucho adquiere vocabulario así como hará que preste más atención a cómo se escriben las palabras. No obstante, todo esto es posible hacerlo jugando y en “siguiente página” te enseñamos cómo.

1. Botella sensorial

Para mejorar la caligrafía de los niños es importante la coordinación, para poder trabajarla usaremos una botella de plástico rellena de algún cereal (arroz, macarrones, garbanzos, lentejas, etc.). A continuación, tu hijo ha de rellenar el recipiente con los granos que tenga, utilizando solo una mano. Siempre ha de respetar el orden a la hora de introducirlos. También puede hacerlo alternando su pulgar con el resto de dedos de la mano para que al hacer las “pinzas” para coger el objeto vaya utilizándolos todos. De esta manera se trabaja el pulso y los movimientos.

2. Bolitas de papel

No importa si utilizamos folios, papel de seda o el papel del baño. Lo importante es entregarle al niño aquel material que pueda romper en pequeños pedazos utilizando únicamente sus manos. Tras tener los trozos han de hacer pequeñas bolitas. Para que esta actividad sea más divertida estaría bien que pudiese pegar las pelotitas sobre alguna superficie como por ejemplo un cartón y que de esta forma elabore un dibujo que previamente hayáis dibujado juntos sobre la misma.

3. El cofre

En primer lujar debemos encontrar una pequeña caja de cartón sobre la que posteriormente harás en la superficie unas ranuras que no sean excesivamente grandes. Con cartulina podéis recortar fichas de diferentes formas y colores. Una vez el niño tenga ambos elementos preparados tendrá que conseguir introducir las fichas en la caja a través de estas estrechas rajitas. Aunque parezca un ejercicio muy simple, ayudará a trabajar la coordinación del pequeño así como activará otras zonas del cerebro.

4. Pincitas

En esta actividad será necesario utilizar varias pinzas para la ropa de distintos colores. También habrá que coger una caja que puede ser de zapatos por ejemplo. Una vez tenga el niño ambos elementos tendrá que fijar las pinzas en el borde de la caja. Es importante que lo haga alternando los colores de las mismas y respetando el mismo orden. Por otro lado, si estas tenacillas son monocromáticas puedes dibujar diferentes iconos sobre ellas y pedir a tu hijo que siga el orden que tú le indiques. Gracias a esto aprenderá cómo seguir patrones establecidos y mejore su atención y respete espacios, así como la caligrafía requiere.

1. Botella sensorial

5. Gomillas

Solicita a tu pequeño que coloque las gomillas en un un recipiente que tenga una forma cilíndrica. Por ejemplo puede ponerlas alrededor de una botella en el orden que tú indiques. Esta actividad se puede hacer al estilo de la anterior, cambiando orden, utilizando solo un color, dejando la misma distancia entre todas las gomillas e incluso intentando utilizar solo una mano. Con estas actividades el niño adquiere patrones de comportamiento que habrá de poner en práctica a la hora de escribir, solo que los está aprendiendo de forma divertida.

6. Unir y atravesar

Actualmente existen distintos juguetes que incorporan estas prácticas, no obstante se puede hacer utilizando una cuerda y un plato de cartón que hayamos perforado previamente. Para hacerlo más divertido se puede buscar un dibujo e ir enhebrando el hilo a su alrededor delimitando así la figura. Los botones grandes también son de gran ayuda en estas ocasiones. Lo más importante siempre es que ambos disfrutéis mientras jugáis juntos. Felicitarle cuando lo hace bien conseguirá que se motive a hacerlo mejor tanto en el juego como en la caligrafía. ¿Sabías que este tipo de juegos mejoraría la letra de tu hijo? Si te ha gustado el artículo recuerda hacer clic en “Me gusta” y compartir con todos tus amigos en Facebook.
Fuente: Twitter/ Starstock

1586
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

7 juegos para estimular el habla de tu hijo…
Síguenos