Increíble!

Publicado 2017-09-18
8 Comentario

La historia de la chica que tiene unas vacaciones de lujo pero vive como una mendiga…

Todo el mundo desea disponer de unas gratas vacaciones de vez en cuando, y si es a un lugar exótico, mejor. Obviamente, no todo el mundo prefiere dejar su país para viajar a otro continente, sino que opta por gastar menos en un sitio cercano. Hay varias posibilidades a la hora de encontrar vuelos baratos y evitar dejar una fortuna, como por ejemplo, los viajes de última hora. De cualquier manera, cada quien tiene sus propias expectativas en cuanto a unas buenas vacaciones, y la protagonista de nuestro artículo quería hacerlo por todo lo alto, por lo que tuvo que someterse a varias restricciones. ¡No te pierdas su historia!

Una escritora de moda londinense ha decidido hablar sobre las pautas y el estilo de vida frugal que ha tenido que adoptar para poder llevar a cabo sus sueños de viajar por todo el mundo y alojarse en hoteles de cinco estrellas. Bridie Wilkins, de 23 años, quien escribe para una revista con sede en Londres, redujo considerablemente sus gastos, siguiendo una dieta basada en latas de conserva y caminando para ir al trabajo en lugar de tomar el transporte público con el fin de ahorrarse unos peniques. Si quieres saber cuáles son todos sus consejos, no dudes en continuar leyendo en la página siguiente…

Gracias a todas sus medidas de reducción de costes, que le han permitido ahorrar hasta 600 libras esterlinas al mes, la chica ha conseguido alojarse en docenas de complejos de lujo en más de 19 países, y se espera que llegue a Copenhague, Los Ángeles y México en los próximos meses. Algunas de sus vacaciones más memorables incluyen una estancia en el lujoso hotel Anantara Uluwatu, en las islas Maldivas, o un buen bronceado en la ciudad de Seiano, en la península de Sorrento, en el Grand Hotel Angiolieri.

En cuanto a los alojamientos de ciudad, Bridie hizo énfasis en el encanto de las decoraciones marmóreas de Le Quattro Dame Suites, en Roma, y el Radisson Blu Le Metropolitan, en París, donde tenía una cama con dosel y un televisor que ocupaba toda la pared. En un intento por ahorrar para poder gastar en sus viajes al más puro estilo “celebrity”, ella dice que gasta no más de 15 libras semanales en comida, optando por productos de marca blanca en supermercados. Obviamente, también hay que tener en cuenta las facturas, tanto del alquiler como del teléfono. No te pierdas otras curiosidades en la páginas siguiente…

Hablando para MailOnline Travel, Bridie dijo que explorar el mundo le ha brindado el poder del bien, y no le importa llevar una dieta poco saludable cuando regresa a Blighty. Explicó: “No me lo pienso dos veces a la hora de restringir mi dieta a cosas tales como los pescados enlatados… si amas algo tanto como yo el viajar, los sacrificios que haces ni siquiera te importan. Viajar lo ha cambiado todo; Me encanta ver nuevas partes del mundo. Me he convertido en una persona mejor formada. Tengo mucha más confianza, he volado sola varias veces y tengo 23 años, mientras que también me he ido más de una semana sola”.

Pero eso no es lo único: “También tengo un nuevo entusiasmo en la vida, me siento muy emocionada al ver qué más hay por ahí. Cuando no estoy viajando o trabajando, paso la mayor del tiempo, si no todo, investigando a qué nuevos sitios puedo ir. El mundo es un lugar hermoso”. Sin embargo, aunque la vida de Bridie puede parecer muy glamurosa en la superficie, dice que todo ha tenido un precio. De hecho, dijo que tuvo que dejar de lado una gran parte de su vida social para cumplir este sueño. Continúa leyendo sus últimas declaraciones en la última página…

Mientras que antes solía ser una gran fan de las fiestas nocturnas, ahora piensa que no es más que un desperdicio de dinero, ya que podría estar reuniendo “recuerdos que duran para toda la vida”. En un intento por mantener unos bajos costes de viaje, intenta hacer todas las reservas con antelación y mantener un ojo abierto por si aparece alguna oferta llamativa. Por ejemplo, ella consiguió reservar un viaje en el resort de cinco estrellas Velassaru, en las Maldivas, en el “Black Friday”, lo que le permitió obtener un precio muy barato. Los costes en dicho destino pueden superar los 2.300 libras por persona en temporada alta, pero la super ahorradora lo consiguió muy reducido.

La viajera dijo que su viaje a las Maldivas ha sido su favorito hasta la fecha, y que en vez de comer pescados enlatados, lo festejó gastando 25 libras en pizzas. Recordando su aventura, Bridie comentó que justo al momento en que llegó, sintió que estaba soñando. “El agua es cristalina, las playas son blancas, el pueblo era increíble. Es el único lugar donde realmente puedes desconectar. Nunca me había sentido tan relajada, no puedo creer que exista un lugar así. Volvería sin pensarlo”. Con el fin de alentar a otros a seguir sus pasos, quiso dar algunos consejos: “No tienes que ahorrar durante meses, si realmente quieres algo, puedes hacer que suceda. Nunca podría pensar en quedarme en estos complejos con mi salario, pero lo hago. Soy un chica que vive en el momento y, hasta ahora, me lleva lejos. Mi familia y amigos piensan que estoy loca por restringirme tanto, pero me gustaría pensar que compartir mis experiencias inspirará a otros a dejar de ser complacientes y dar el salto”. ¿Qué piensas de sus viajes? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

37
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Esta mujer consiguió ahorrar 100.000€ viajando por todo el mundo…
Síguenos