0 Comentario

7 reglas de higiene personal que rompemos cada día

Desde que somos pequeños nos han enseñado que hay que llevar a cabo una serie de regla básicas de higiene personal. Los padres insisten en que es importante ducharse a diario pese a las rabietas de sus niños, enseñan a lavarse los dientes y explican que hay que lavar la cabeza varias veces por semana para estar limpios y no tener piojos (pese a que acudan al pelo limpio). Sin embargo, muchas de estas rutinas que repetimos a diario, no las hacemos de la forma más adecuada. Si quieres conocerlas y poner remedio, continúa leyendo y te las contamos al detalle.

1. Taparse la nariz al estornudar

1. Taparse la nariz al estornudar

Es muy común taparse la nariz y la boca al estornudar con la finalidad de no arrojar tus bacterias sobre el resto de personas que están a tu alrededor. En estos casos los microbios se esparcen por tu cara y manos llegando a irritar tus ojos. El modo correcto de hacerlo es tener siempre a mano un pañuelo para cubrir tanto tu boca como tus manos. En el caso de no tener uno a mano o no darte tiempo a sacarlo, será mucho mejor pasar tu brazo por delante de la cara ya que con este no tocarás nada. Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

1. Taparse la nariz al estornudar 1

2. Utilizar el cortauñas

Algunos de nosotros acudimos a hacernos la manicura a un especialista, o al menos nos gustaría. Está entretenido porque puedes hablar con la chica mientras trabaja y además el acabado probablemente sea mucho mejor que si lo hicieses tú. Cuando decidirmos ahorrar en este ámbito y utilizamos un cortauñas, no somos conscientes de que rompemos las fibras que forman la uña y provocamos que se decapen y se partan. Lo recomendable es utilizar una lima lo que nos permitirá darle una bonita forma a nuestras uñas y dejarlas crecer correctamente.

2. Utilizar el cortauñas

3. Eyeliner en el interior del párpado

Muchas mujeres al maquillarnos decidimos aplicar el eyeliner en el interior del párpado. Esto no solo hacen que nuestros ojos parezcan más grandes con un efecto ahumado sino que es bastante dañino. El lápiz y el delineador líquido contienen un volumen elevado de bacterias y lo que es aún peor, al aplicarlo en esta parte de ojo no únicamente provocamos un daño directo en nuestra córnea sino que se adhieren nuevos microbios. La mejor solución es aplicar sombra de ojos en el párpado inferior. Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

3. Eyeliner en el interior del párpado

4. Escarbarse la nariz

Esta fea costumbre que tanto padres como profesores han luchado por quitar a sus hijos continúa latente entre nuestros hábitos diarios. No es solo de mala educación escarbarse la nariz en público, sino que las manos están siempre llenas de bacterias y al introducir un dedo en las fosas nasales traspasamos dichos microbios provocándose infecciones. Es increíblemente peligroso si tienes atascada la nariz o sinusitis. Lo correcto será absorber alternadamente agua por los conductos respiratorios o directamente utilizar un aspirador nasal.

4. Escarbarse la nariz

5. Ducharse a diario con gel

La piel tiene su PH y nos protege de agente externos que nos atacan directamente y mantiene nuestra piel hidratada de forma natural. Es el uso de estos genes lo que nos lleva a destruir nuestra propia capa protectora y hacemos que nuestro cuerpo sea aún más susceptible a diferentes afecciones y seca la piel llegando a provocarnos eczemas. Es conveniente utilizar estos productos solo en nuestras manos, axilas y zonas íntimas (con un gel especial). El resto zonas no necesitan ser aplicados a diario. Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

5. Ducharse a diario con gel

6. Aplicar demasiada pasta de dientes

La gran mayoría de nosotros quedemos un aliento fresco y una blanca dentadura, por este motivo solemos excedernos en el uso del dentífrico. Esta costumbre crea una película sobre el diente en lugar de limpiarlo, impidiendo eliminar los restos de suciedad y consiguiendo la aparición de caries. Una pequeña porción será suficiente para la higiene bucal de un adulto, así como una bolita irá bien para un niño. Desde pequeños nos han enseñado que hay que hacerlo mínimo 3 veces al día, recuerda que es mejor hacerlo bien para que haga efecto.

6. Aplicar demasiada pasta de dientes

7. Demasiada crema suavizante

La apariencia de nuestro pelo así como el hecho de estar nutrido son algunas de las preocupaciones de higiene que compartimos tanto hombres como mujeres. No obstante el abuso de la crema suavizante puede llegar a provocar el efecto contrario en nuestro cabello. Si se abusa de este producto hará que la melena luzca grasienta así como provocará su caída. El método correcto de aplicado es añadir únicamente sobre las puntas y la cantidad justa y necesaria, una gota del tamaño de una moneda valdrá. ¿Te atreves a probar estos trucos? No olvides hacer clic en “Me gusta” y compartir en Facebook.
Fuente: Starstock

7. Demasiada crema suavizante
62
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Errores más comunes que dañan nuestra apariencia
Síguenos