Increíble!Salud y Belleza

Publicado 2017-09-21
1 Comentario

7 signos de negligencia emocional infantil (y sus consecuencias con el crecimiento)

La negligencia emocional en niños es una forma de abuso, y se trata del déficit de atención a las necesidades de los infantes. Esto incluye el fracaso en el suministro de los cuidados médicos, su supervisión, la ropa, la nutrición, y la vivienda, así como de sus requerimientos emocionales, sociales, educacionales, físicos y de seguridad. Una falla grave en alguno de estos aspectos puede dañar la psique de los hijos, y crear consecuencias que incluyen enfermedades mentales, el uso de sustancias estupefacientes, la violencia doméstica, embarazos no deseados, desempleo y hasta pobreza. Una manera de impedir que se desarrollen de forma natural, y de que no se entiendan a ellos mismos. A continuación te dejamos con 7 indicios de que presentes alguna clase de esta condición psicológica…

1. Sentimiento de vacío

La vacuidad del alma es padecida de diversas maneras dependiendo de cada individuo. Para algunos, es un dolor inefable en una parte del vientre, el pecho o la garganta que viene y va. Para otros, es más parecida a una parálisis que no les deja vivir plenamente. Puede aparecer en cualquier momento y quedarse con ellos mientras desarrollan cualquier actividad, haciendo que no disfruten de nada. Prosigue tu lectura para conocer los 6 puntos restantes…
Te los mostramos en las siguientes páginas...

negligencia infantil emocional

2. Miedo de depender

No significa que ser una persona con mucha facilidad para valerse por sí misma sea algo malo, pero como suele ocurrir, los extremos son fatales. Hay seres que se sienten profundamente incómodos cuando piensan en necesitar la ayuda de otro. Hacen todo lo posible por evitar estas situaciones porque temen molestar o empeorar sus circunstancias, ya que no confían. Deben saber que la sociedad trabaja unida (aunque no lo parezca) y nuestra interrelación es la que nos mantiene vivos y seguros.

3. Apreciación propia irreal

¿Te resulta complicado saber de lo que eres capaz? ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades? ¿Qué te gusta? ¿Qué deseas? ¿Qué te interesa o importa? Luchar para responder este tipo de cuestiones es uno de los signos más claros de haber sido “negado” durante tu infancia y no conocerte tan bien como deberías. Trata de acabar cada cosa que te propongas y creer en lo que te dice tu intuición. Poco a poco acabarás con las dudas…

negligencia infantil emocional

4. Falta de autocompasión

Cuando se tiene este “síntoma” es común mostrarse muy crítico con uno mismo y no permitirse ningún fallo. Pensamientos negativos que sólo crean un autoestima más bajo. También es frecuente estar totalmente dispuesto a atender los problemas de los demás, pero negarse a transmitir los propios. “No son importantes”, “no les voy a hacer pasar un mal rato”. Tus amigos podrían ayudarte, si les expresaras lo que te hace sufrir…

negligencia infantil emocional

5. Culpa, pena e ira autodirigida

Es un conglomerado de acusaciones y heridas autoinfligidas que por lo general no tienen ninguna razón de ser. Algunos tienen la tendencia de acudir a estas cavilaciones cuando pasan por una circunstancia adversa. Tener necesidades, realizar errores, o experimentar emociones no deben ser un motivo para golpear nuestro ego. Esto empeora cada problema incómodo que nos acontece, un círculo vicioso que debería acabar…

6. Sentirse defectuoso

Sabes que hay algo que va mal en tu vida, pero no puedes señalar con exactitud lo que es. “Soy yo”, te dices por dentro, e incluso lo ves cierto sin dudar. “No soy atractivo”, “soy diferente a los demás”, “no me merezco ser feliz”. Los budistas han enseñado desde hace cientos de años que somos en buena parte lo que pensamos. La realidad la creas tú y si es de lo haces de manera negativa, no esperes nada bueno al doblar la esquina.

negligencia infantil emocional

7. Problemas con las emociones

¿No puedes hablar cuando te entristeces? ¿Tienes un vocabulario limitado de las palabras que describen tu estado anímico? ¿A menudo te confunde por qué la gente actúa o siente de una determinada forma? No saber identificar lo que te pasa o la relación que tienes con tus seres queridos puede ser algo fatal, pues puedes perder amigos o acabar en situaciones complicadas debido a una impulsividad incontrolable. ¿Qué te ha parecido? Recuerda que estas informaciones son meramente orientativas. Acude a un psicólogo que aclare tu mente si lo necesitas, y no tengas miedo. Si te gustó dale like y comparte con tus allegados.
Fuente: Starstock/Giphy

157
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Las apariencias suelen engañarnos
Síguenos