Increíble!

Publicado 2017-10-20
2 Comentario

Artista sacó fotos de los visitantes de un museo al ver que la ropa de ellos coincidía con las obras de arte

Elbert Hubbard, un escritor y filósofo estadounidense, dijo una vez que "El arte no es una cosa, sino un camino"... y, teniendo en cuenta el contenido de esta publicación, es difícil no ponerse de acuerdo con su opinión. ¿Alguna vez te has parado a pensar en alguna de las obras supratemporales, conocidas en todos los rincones del mundo y admiradas desde hace siglos? ¿Cómo sería volver a darles un significado en los tiempos actuales, tan distintos de las épocas en las que la mayoría de ellas fueron creadas? Puede que estés por conocer la respuesta a estas dos preguntas... ¡Sigue leyendo y déjanos asombrarte!

1

El proyecto artístico que estás a punto de ver más de cerca surgió gracias a la creatividad de Stefan Draschan: un talentoso y ocurrente fotógrafo que admite que su aventura con la cámara ha comenzado en verano de 2013, cuando dejó de fumar y se mudó a Berlín. Antes de darse cuenta de que la aptitud para ver cosas podía convertirse en su talento principal, el hombre trabajaba como periodista, gerente de una cafetería y DJ.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

2

En el año 2015 se le ocurrió pasar una eternidad en uno de los museos solamente para captar la semejanza existente entre los cuadros expuestos allí y el aspecto de los visitantes. A pesar de que su idea pueda parecer disparatada, para su propia sorpresa logró sacar un montón de fotografías que, desde hace dos años, se comparten en las infinidades de la red. Los siguientes cuadros se pueden ver en las instituciones cultural de París, Viena y Berlín. ¿Cuál de ellos te parece el más impactante?

3

Azul, azul, y más azul

Si bien mirar "Noche estrellada sobre el Ródano" creada por Vincent van Gogh puede suponer una maravillosa experiencia estética por sí solo, es imposible no quedar boquiabierto ante la imagen creada a base de ella por Draschan. Nunca las distintas tonalidades de azul combinadas con el color dorado (tanto del marco, como del cabello de la observadora) nos han resultado tan hipnotizantes como ahora.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

4

¿Serán parientes?

Incluso aunque no hemos sido capaces de investigar el título, ni el autor de la obra del medio (por cierto, ¡si alguno de nuestros lectores se anima a ayudarnos con ello, estaremos agradecidos!), nos impresionó mucho esta fotografía. No queremos ni pensar en todas las horas que ha tenido que pasar el artista encerrado en el museo, antes de poder crearla. Además de una pequeña variación del corte del pelo y la vestimenta, todo parece encajar a la perfección. ¿Crees que el visitante también se percato de ello?

5

La importancia del patrón

Puesto que las féminas por naturaleza suelen prestar más atención a los detalles, apostamos lo que sea que estas dos sí se han dado cuenta de las similitudes entre sus propios atuendos y los cuadros colgados en la pared delante de ellas. Dicho sea de paso, es realmente curioso ver cómo la misma factura de una tela puede transmitir el estilo de un artista. ¿A ti te gustaria llevar puesta la ropa que parece creada por Claude Monet?
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

6

"Déjame volver a casa"

Probablemente ninguna de las fotografías de Draschan que hemos visto nos ha causado tanta nostalgia como esta. No solamente las montañas perpetuadas en el cuadro parecen Alpes, sino también el hombre que ha decidido echarles un vistazo más de cerca tiene pinta de un habitante de la zona. Tanto el sombrero que lleva, como su camisa y tirantes nos hacen pensar en los tiroleses y el yodoleo... ¿A ti tambíen te pasa lo mismo, o solo somos nosotros y nuestra imaginación?

7

Toda una gama

El siguiente ejemplo es un tanto especial. El extraordinario peinado de la mujer perpetuada delante de esta obra tan llena de colores, parece ser una versión moderna de ella. Imagina que alguien ha podido apretar el cuadro, empezando por el marco, y "derramar" todo un arcoiris creado de esta manera sobre las mechas de la chica. Por más absurdo que parezca, a nosotros nos resulta casi lógico. Y ¿qué dirían al respecto las mismas "Pescadoras de Tahití" y su autor, Paul Gaugin?
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

8

Las mujeres saben mejor

La siguiente foto es otra prueba de que las mujeres, en sí, pueden ser consideradas unas obras de arte. Mientras que la señora de la izquierda parece sacada desde la imagen de la naturaleza muerta que está observando, el atuendo de la otra encaja al cien por cien con la pintura que tiene delante. Si te interesa conocer más ejemplos como estos, simplemente accede al sitio web del artista (el enlace disponible en la fuente, al final del artículo). Teniendo en cuenta su originalidad y empeño, ¡prometemos que no te vas a aburrir viendo sus galerías!

9

¿Será una de ellos?

Cuando, en los años 20 del siglo XVII, el autor flandés Werner van den Valckert terminaba de pintar su famosa obra titulada "Cinco regentes de Groot-Kramergild", seguramente no sabía que, en el siglo XXI, las mujeres europeas llevarían los tocados iguales que los hombres cultos de su época (y no solo esos)... ¿Cuál de estas similitudes captadas por Stefan Draschan te ha resultado la más acertada e impactante?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Stefan Draschan

10
75
Se quitó 6 costillas y ha tenido 200 cirugías para poder parecerse a las caricaturas de Disney…
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Victoria Rojas
Victoria Rojas 23/10/17 6:00
Es fascinante..I like
Joelly Aguila Montes
Joelly Aguila Montes 22/10/17 6:00
En el momento preciso
Síguenos