Consejos

Publicado 2017-11-07
2 Comentario

10 reglas seguidas por la gente millonaria que les ayudan a aumentar su caudal aun más...

Seamos sinceros: a pesar de que las cosas más importantes en la vida de uno (tales como la salud, la amistad y el amor no se pueden ver ni medir, casi todos queremos llegar a ser ricos, o por lo menos mejorar nuestras ganancias. Aunque según la revista "Forbes" el mundo está habitado por 33 millones de millonarios, llegar a ser uno de ellos no es tan difícil como parece. La gente más acaudalada del planeta es perseverante, paciente y se rige por unas reglas estrictas... A continuación, te presentamos 10 de ellas. ¡Anímate a hacer uso de ellas y observa lo bien que funcionan!

1. Deja de dar importancia a la edad

1. Deja de dar importancia a la edad

Si bien la edad puede importar en varios aspectos de la vida de uno, pierde la relevancia por completo cuando lo que entra en juego es la cuestión de enriquecerse. Por más que todavía no sea muy popular emplear personas mayores de edad, en algunos paises (p. ej. EE. UU.) ya se han percatado de las características únicas de la gente adulta. Recuerda: si estás decidido a tener éxito, puedes conseguirlo teniendo 20, 40 y 80 años: lo que importa de verdad son tus aptitudes, conocimientos y ganas.

1

2. Conoce el poder de la proyección

A lo largo de las últimas décadas, se ha hablado muchísimo sobre el poder de la visualisación. Aunque puede parecer extraño, enfocando todos nuestros pensamientos en los objetivos fijos, inconscientemente empezamos a animar nuestro cerebro a inventar soluciones lógicas que nos ayuden a poner los planes en vigor. Basta con pasar 5-10 minutos para imaginarse a uno mismo ganando más. Los resultados te van a sorprender.

2

3. Únete a otros como tú

No dejes que el mundo te engañe: ¡hacer las cosas en grupo es más fácil que esforzarse a solas! Entablar amistades nuevas con la gente parecida a ti puede ayudarte no solamente a corto, sino también a largo plazo. Los millonarios contemporáneos admiten que han podido alcanzar sus fines también gracias al apoyo de sus aliados. Juntando fuerzas con otras personas que comparten tu visión del mundo e ideas para hacer dinero a menudo supone un comienzo de las mejores inversiones y asociaciones.

3

4. Ve cumpliendo tus objetivos

No actúes a lo loco: siempre intenta tener un plan y seguirlo. Puesto que "quien mucho abarca, poco aprieta" (y no hay otra frase que mejor se aplique en el mundo de negocios), lo mejor que puede hacer un futuro millonario es realizar sus fines despacio, con calma y sistemáticamente, poniendo sus empeños primero en los pasos más pequeños, para poder pasar a los grandes. Ojo: manténte ocupado pero sé realista y no trates de demostrarle nada a nadie. Los que de verdad se deciden a ganar mucho dinero, tarde o temprano cumplen su sueño.

4

5. Cambia la actitud...

...hacia el dinero. Si hasta ahora siempre has creído que solamente otros pueden llegar a enriquecerse, pero "no es lo tuyo", u opinas que estás bien a pesar de tener ganas de cobrar más, deja de hacerlo cuanto antes. Incluso siendo conscientes de que lo material va y viene, hay que aceptar que no es nada malo poseerlo. En cuanto dejes de ponerte tus propios límites, entenderás que las ganancias obtenidas legalmente y por las buenas solo pueden beneficiarte.

5

6. Invierte en ti mismo

No importa si te compras libros y manuales sobre el campo que te interesa, te pagas clases, cursillos o pasas todo el tiempo posible investigando acerca del tema. Si verdaderamente te importa convertirte en una persona acaudalada no te olvides que para ganar, hay que invertir principalmente en uno mismo. Por tu propio bien, nunca dejes de aprender: el mundo de los millonarios requiere de la presencia de los seres polifacéticos, inteligentes y cultos.

6

7. No te pases con los gastos

Los que han llegado a ganar fortunas, saben muy bien que no hay que engañarse. Si no dispones de la cantidad de dinero suficiente para vivir una vida llena de lujos, manten los pies sobre la tierra. Endeudarte sacando créditos o pagando con tarjeta es lo peor que puedes hacer: en vez de derrocharlo todo sin pensar en las consecuencias solamente para poder ostentar, en las etapas principales merece la pena ajustar el cinturón y guardar parte del dinero no gastado. ¡Persevera y triunfarás!

2. Conoce el poder de la proyección

8. Apuesta por la diversidad

Si has podido ahorrarte alguna suma más concreta, inviértela para que empiece a traerte aun más frutos. Eso sí: no apuestes a una sola fuente de ingreso. Investiga el tema y anímate a poner un poco de tu caudal en distintos negocios o bienes. Desde luego, siempre ten en cuenta tus capacidades económicas. Si es posible, no lo gastes todo: ¡siempre te puede hacer falta dinero en efectivo!

3. Únete a otros como tú

9. No dejes de investigar

Como sabemos, la bolsa de valores ya no supone la única buena opción para los que quieren ganar mucho y en poco tiempo. De momento es posible alimentar las cuentas bancarias a más no poder con el uso de las redes sociales, los medios de comunicación y los blogs (¡Internet se ha convertido en el medio más relevante!). Si quieres llegar lejos, recuerda siempre seguir las tendencias económicas y observar cómo se va modificando el mercado para sacarle el mejor provecho posible.

4. Ve cumpliendo tus objetivos

10. Ahorra e invierte

Muchos millonarios admiten que no conocen un motivo mejor para ahorrar que para invertir el dinero guardado... y tienen toda la razón del mundo. Todos los meses, aparta cierta porción de tus ingresos y no la toques bajo ninguna condición (en vez de ello, separa otra cuota todos los meses y úsala según tu parecer). Una vez que se convierta en una suma considerable, podrás usarla para establecer un negocio o darle vida a una de tus ideas para enriquecerte.
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock

5. Cambia la actitud...
78
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cómo los billonarios y poderosos apoyan al mundo en tiempos de crisis
Síguenos