Increíble!

Publicado 2017-11-14
3 Comentario

5 pautas para saber dónde tienes la grasa en la barriga y perderla definitivamente…

Como ya sabrás, para deshacerte de la barriga hinchada y la grasa abdominal visceral, necesitas reducir el consumo de azúcares, productos procesados y cafeína, ingerir platos en porciones pequeñas, controlar la alimentación emocional y hacer ejercicio de manera regular. Si deseas centrarte en la grasa baja del vientre, ejercitarte de vez en cuando junto con una dieta variada debería ser suficiente. En caso de que tu problema sea la hinchazón abdominal, deberás consumir bebidas que no interrumpan la digestión y reduzcan la inflamación. Pero, ¿sabes bien en qué zona de la barriga acumulas más cantidad de grasa?

tipos de grasa abdominal

Cuando te encuentras en tu peso ideal, las hormonas y los productos químicos secretados por las células de grasa son, por lo general, saludables. El problema surge cuando tu organismo acumula una mayor cantidad de este tipo de células, lo que a menudo ocurre en una persona con sobrepeso. Tanto la medicina tradicional como la moderna coinciden en que el exceso de grasa en el vientre es la causa principal de muchos problemas de salud graves, como la hipertensión, la diabetes y la inflamación crónica. Desde lo menos dañino, hasta lo más, te mostraremos los 5 tipos de grasa abdominal y qué puedes hacer para mantenerlas bajo control. ¡No dudes en continuar leyendo!

tipos de grasa abdominal

1. Vientre hinchado y distendido

Si bien la hinchazón (sensación de saciedad) y la distensión (aumento temporal de la circunferencia abdominal) no están relacionadas con la grasa del vientre, son indicaciones de varios trastornos digestivos que, poco a poco, pueden conducir a su acumulación. Por lo general, son causadas por un exceso en la producción de gases o alteraciones en el movimiento de los músculos del sistema digestivo. Tanto la hinchazón como la digestión a menudo siguen patrones cíclicos, más intensos después de las comidas, especialmente si la separación entre comidas es alta, menos intensa cuando te acuestas y mejor durante la noche. En este caso, no necesitas hacer ejercicio excesivo; Trata de seguir una dieta equilibrada con alimentos y hierbas que ayuda a regular la digestión, eliminando además algunos productos específicos como lácteos o el gluten, que podrían estar causando o agravando el problema.

tipos de grasa abdominal

2. Grasa subcutánea

Tendemos a estar más preocupados por este tipo de grasa que se acumula debajo de la piel en todo el organismo, aunque más generalmente alrededor de la cintura, muslos y caderas. Esta grasa es bastante visible y causa estragos en la forma de nuestro cuerpo, por ello es la que todos deseamos eliminar lo más rápido posible. Sin embargo, es relativamente inofensiva desde una perspectiva de riesgos para la salud. El impulso de deshacerse de ella tiene más que ver con las costumbres sociales y culturales; en cualquier caso, no todas las culturas menosprecian a los que tienen sobrepeso, y dichas percepciones tienden a cambiar con el tiempo. Si puedes caminar, correr, subir escaleras, practicar deportes, bailar, dormir bien y no tienes infecciones ni enfermedades, es decir, si estás sano, no debes preocuparte por la grasa subcutánea. Siempre puedes emplear algunas horas de cardio para tonificar tu cuerpo, si realmente quieres.

tipos de grasa abdominal

3. Grasa baja del vientre

El estómago caído y blando de la parte inferior del abdomen se asocia generalmente a un estilo de vida sedentario y problemas digestivos menores. Si, de lo contrario, eres delgado pero ves un aumento gradual en la circunferencia (pantalones más apretados), es probable que tengas grasa baja acumulada en el vientre, que si bien no es motivo de grave preocupación, es mejor cortarla de raíz. Realiza ejercicios regulares de intensidad moderada y agrega fibra y hierbas digestivas a tu dieta. A menudo, los resultados aparecen muy rápidamente, en unos días o como máximo algunas semanas, según el tipo de cuerpo y perfil metabólico.

tipos de grasa abdominal

4. Vientre similar a un neumático pinchado

El pronunciado aumento de grasa alrededor de la cintura ocurre principalmente debido a un estilo de vida sedentario prolongado y una dieta desequilibrada que conduce a la obesidad. Sabrás que tienes una barriga acumulada de grasa si se produce una caída de tejido alrededor del ombligo, como si se tratara de un neumático pinchado. Tendrás que decir NO a los alimentos procesados y fritos, el azúcar, alcohol y gaseosas, además de prestar atención a las porciones de comida. Incluye ejercicio regular de intensidad moderada en tu rutina diaria, y trata de cambiar a una dieta enfocada en el control de peso. Añade granos integrales (avena y arroz integral), grasas beneficiosas (pescado y nueces), proteínas magras (huevos, marisco y carnes blancas) y minerales esenciales y vitaminas. El progreso suele ser lento y, a veces, inestable; con períodos en los que no hay un impacto visible en el peso o el vientre, y después con cambios repentinos. Sin embargo, no dudes en adherirte al plan.

tipos de grasa abdominal

5. Grasa abdominal visceral

Mientras que la grasa subcutánea es ciertamente desagradable, ésta es mucho más peligrosa, ya que ocupa los espacios entre los órganos abdominales. Se ha relacionado con un deterioro del metabolismo de la glucosa y los lípidos, conduciendo a la intolerancia a la glucosa, la elevación de los niveles de lípidos, la hipertensión, la resistencia a la insulina, enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2. Los factores de riesgo metabólico de la grasa abdominal visceral son incluso más altos para las personas obesas: aquellos que tienen una gran capa subcutánea también podrían tener una mayor grasa visceral. De hecho, es posiblemente más dañina debido a su proximidad a la vena porta, que transporta sangre desde el área intestinal hasta el hígado. Las sustancias liberadas por la grasa visceral, incluidos los ácidos grasos libres, ingresan en dicha vena y viajan al hígado; esto lleva a un aumento de las alteraciones metabólicas y sus factores de riesgo.

tipos de grasa abdominal

A partir de investigaciones clínicas y básicas, se ha sugerido que el envejecimiento, las hormonas sexuales, el exceso de sacarosa y la falta de ejercicio físico influyen en la acumulación de grasa visceral. Los estudios también han demostrado una asociación entre el estrés incontrolable y la distribución de grasa abdominal, especialmente en mujeres. Si tus camisas se vuelven más apretadas (alrededor del área del abdomen superior) o si te resulta difícil subir escaleras (o trotar por el parque), deberías considerar la posibilidad de la acumulación de grasa visceral. No te saltes comidas, deja la comida chatarra, mantén una dieta equilibrada y nutritiva, añade porciones más pequeñas, evita comer emocionalmente, limita el consumo de cafeína y el alcohol, el tabaco, incluye ejercicio de intensidad moderada y, lo más importante, practica la respiración profunda y la meditación. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

tipos de grasa abdominal
57
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Dime qué tipo de panza tienes y te diré cómo eliminarla…
Síguenos