ConmovedorControversial

Publicado 2017-11-14
9 Comentario

Su pecho no para de crecer desde que tenía 8 años…

La mayoría de las chicas sueñan con tener un busto bonito y definido con un tamaño considerable, ya que el concepto de belleza en la actualidad así lo define. Los implantes han aumentado en un 200% en la última década en Estados Unidos y muchas mujeres tienen deseos de hacerlo. En el caso de Sheridan Larkman, una joven de 23 años, es al contrario. La australiana ha tenido muchos problemas a lo largo de su vida por culpa de las dimensiones de su pecho. Llegó a usar copa K y a padecer de un terrible dolor de espalda y hombros. Aquí te contaremos su historia que se ha hecho viral.

El busto de Sheridan empezó a aumentar descontroladamente a la edad de 8 y no ha parado desde entonces. Constantemente le preguntaba a sus padres: “¿Porqué tengo que ser diferente?”. A pesar de que su madre insistía en que sus pechos dejarían de agrandarse en algún punto, en su pubertad llegó a usar una copa H de ropa interior. “Tuve que usar una camiseta debajo de mi traje de baño. Tenía que usar alguna tela para atarlas cuando quería bailar o jugar futbol”. A los 16 años acudió al doctor, y la joven preocupada preguntó: “¿Mi cuerpo es normal? Y el profesional de la salud le contestó: “si, es parte de ser mujer, ya dejarán de crecer”. Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

La joven de 23 años reveló que su primer embarazo fue a a la edad de 18, y sus pechos crecieron a la par de su vientre. En el momento que su bebé Alaska nació, Sheridan usaba lencería doble J. Después de que llegara su segunda hija, Kaliese, la pareja comenzó con los planes de boda. La joven usó el vestido de sus sueños y pensó en una forma que cubriera a la perfección sus senos, de esta manera se sentiría más cómoda en esa noche tan especial. Su esposo siempre la ha apoyado y esto le ha dado una fuerza inmensa. Sin embargo, asegura que su calidad de vida mejoraría significativamente si pudiera hacerse este procedimiento.

Su mayor deseo es poder correr junto a sus hijas en el parque sin pasar por un inmenso dolor de espalda y de sus glándulas mamarias. “Mis senos están afectando mi salud y estoy cansada de vestirme para intentar cubrirlos, ya no quiero recibir comentarios molestos como los que he recibido toda mi vida”. Ya que su tamaño es fuera de lo común, se ve forzada a comprar lencería especial en el Reino Unido, cada brasier tiene un costo de 120 dólares. Sigue con nosotros para que conozcas más sobre esto...
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

Sheridan y su familia son de un nivel económico medio, por lo tanto no son capaces de permitirse una cirugía tan cara como lo es la reducción de busto. Por este motivo, Larkman creó una campaña en una página llamada “GoFundMe” que tiene como objetivo reunir dinero para la intervención quirúrgica que necesita y así lograr tener un cuerpo más saludable y sin dolor alguno. “Ayúdenme a financiar una operación privada para salvar mi salud y así poder disfrutar la vida más activamente con mis hijas y mis pasatiempos sin restricciones”.

“Nadie debería vivir de esta manera, estoy en dolor constante”. Con sus dos pequeñas Alaska de 4 años y Kaliese de 3, la hace desear tener esta cirugía lo antes posible. En su desesperación ha buscado diferentes maneras para lograr hacer esta intervención. El costo aproximado de tal procedimiento en su país es de 14,000 dólares, dinero que la familia no tiene. “Viajar a otro lugar será más barato, pero no voy a ponerme en ningún riesgo” dijo Sheridan. Continúa en nuestra página para saber más del tema...
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

“Si mi postura es recta, la presión en mi espalda baja y en el cuello es una agonía. Así que constantemente me inclino hacia delante. Me siento como un jorobado”. Además del dolor constante con el que vive Shediran, con frecuencia padece de pequeñas erupciones y pústulas rojas debajo de sus pechos, lo que es sumamente incomodo para ella. Este procedimiento quirúrgico ayudará a que la familia Larkman tenga la calidad de vida que tanto merece, es una situación difícil para las niñas y su relación hija-madre mejorará significativamente.

Su esposo Beau la ha hecho sentir hermosa sin importar que, pero ella teme por su bienestar y su salud, ya que nadie debería subsistir de esta manera. La historia de esta chica se hizo viral en todo el mundo y estamos seguros que logrará su cometido al juntar dinero para el procedimiento que cambiará su vida. Después de lograr su meta seguramente todo mejorará para ella y su familia. Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Facebok/ Instagram

56
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

7 Famosas que se hicieron una reducción de pecho…
Síguenos