Increíble!

Publicado 2017-11-24
4 Comentario

El dilema de los hipopótamos rosados de Pablo Escobar…

Pablo Escobar, el característico barón de la droga colombiano de los años 70 y 80, fue durante un largo período el responsable del 80 por ciento del mercado mundial de la cocaína. También estuvo detrás de miles de bombardeos y asesinatos a lo largo de su carrera; su Cártel de Medellín se quedó a un paso de hacer derrocar al gobierno de Colombia. Escobar fue asesinado en un tiroteo con la Policía Nacional en 1993, pero durante estos días, su infamia sigue latente, solo que no en la forma en que uno podría pensar. Y no, no nos referimos a la serie de “Narcos”.

A principios de la década de 1980, Escobar construyó una extensa propiedad llamada Hacienda Nápoles, ubicada en un terreno cercano a la ciudad de Doradal, a medio camino entre Medellín y Bogotá. La finca incluía una plaza de toros privada, un aeropuerto, esculturas de dinosaurios gigantes hechas de hormigón y un zoológico público lleno de animales exóticos de contrabando: leones, avestruces, jirafas, elefantes, lo que fuese. También adquirió cuatro hipopótamos (concretamente, de la familia Hippopotamus amphibius), tres hembras y un macho, éste último apodado “El Viejo” por un zoológico de California en ese momento. ¿Vas por dónde va todo esto? ¡No dudes en continuar leyendo para saber más!

Después de que el gobierno colombiano confiscara la Hacienda Nápoles a principios de los años 90, la colección de animales de Escobar se dividió y se envió a otros zoológicos, con la única excepción del harén de hipopótamos. Al parecer, nadie quiso hacerse cargo de cuatro bestias de 4.500 kilos que vivían en un estanque, por lo tanto, decidieron que lo mejor sería dejarlos en el lugar al que habían sido acostumbrados. Sin embargo, la cerca que limitaba a estos gigantes paquidermos no fue lo suficientemente sólida como para confinar a su creciente familia. Como consecuencia, hubo aproximadamente 40 ejemplares viviendo en lo que queda de la Hacienda Nápoles.

¡Pero eso no es todo! Desgraciadamente, una cantidad desconocida de ellos (se cree que la familia ha aumentado considerablemente) escapó de la zona y están viviendo ahora en el cercano río Magdalena, lento y poco profundo, es decir, perfecto para una manada de hipopótamos. Ahora Colombia se encuentra lidiando con la especie animal invasiva más grande del mundo, ya que estas crías salvajes descienden de “El Viejo” y sus tres compañeras, quienes retozan libremente en el campo colombiano. La mejor estimación de los investigadores es que la población seguirá creciendo a un ritmo aproximado del 6% al año. Entérate de otros detalles si prosigues tu lectura…

Con un montón de comida y sin depredadores naturales a su alrededor, será muy difícil que estos animales pierdan (excepto por “Pepe”, que fue cazado y asesinado en 2009 por soldados colombianos). Los científicos también han notado que estos hipopótamos están alcanzando la madurez sexual y se reproducen a edades significativamente más jóvenes que sus parientes africanos, un testimonio de su seguridad, salud y capacidad de reproducirse. “¡Es un loco experimento de la vida silvestre. Dios, espero que salga bien!”, dijo Rebecca Lewison, ecóloga de la Universidad de San Diego en 2014.

Aunque los hipopótamos son muy importantes en sus hábitats nativos de África, donde sus excrementos proporcionan nutrientes vitales a los ecosistemas fluviales en los que evolucionaron, muchos peces e insectos se alimentan de éstas deposiciones, por lo que los científicos temen que los ríos se obstruyan demasiado y los niveles de oxígeno caigan en picado como resultado. Además, estos animales también pueden ser terriblemente territoriales y agresivos, por lo que el riesgo de ser atacado por un hipopótamo salvaje es muy real. Actualmente, la Hacienda Nápoles es un parque temático; en su mayor parte, la historia del narcoterrorismo de Pablo Escobar es cosa del pasado, hasta que un hipopótamo asoma la cabeza… ¡Sigue leyendo para saber más!

De vez en cuando, aunque cada vez más frecuente, la invasión de un hipopótamo a las casas vecinas se convierte en noticia nacional. De hecho, hace algunas semanas, uno de ellos apareció en un pequeño vídeo grabado por un pescador del río Magdalena. Al parecer, se observa cómo el animal sale rápida y violentamente del agua al dar cuenta del hombre, quien luego envió un mensaje de alerta a las autoridades sobre el enorme peligro que representan en la zona. De este modo, ha surgido un serio debate: “¿Qué se debe hacer con estos animales que afectan a los ecosistemas y generan miedo?”

La directora del Instituto Humboldt, Brigitte Baptiste, se mostró muy contundente al respecto: “Los hipopótamos ya son una especie invasora. Cumplen todos los requisitos establecidos en los protocolos para declararlos en dicha categoría: tienen un potencial efecto letal para el ecosistema porque amenazan la fauna silvestre y también a los humanos, como mostró el vídeo del pescador. No creo que nadie de la comunidad científica se oponga a la idea de que representan un problema ecológico grandísimo”, afirmó. Asimismo, cree que si no se controla el asunto, pronto serán tantos ejemplares que se convertirán en una amenaza para la biodiversidad, además de la población civil de la zona. Por el momento, algunas opciones que se han planteado incluyen la esterilización, el encerramiento, la alimentación y la búsqueda de zoológicos fuera del país. ¿Tú qué piensas? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

37
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Una joven aseguró haber fotografiado al espíritu de Pablo Escobar en un edificio
Síguenos