Increíble!Conmovedor

Publicado 2015-11-20
3 Comentario

¿Era la verdadera Coco Chanel antisemita y homofóbica?

Gabrielle “Coco” Chanel sin duda fue la diseñadora y modista de alta costura más conocida de la historia. El aporte que aseguró la inventora del pequeño vestido negro al mundo de la moda es tan significante, que hasta difícil de determinar. A lo largo de varias décadas, las mujeres se vuelven locas por sus creaciones, tiran la casa por la ventana adquiriendo los accesorios, perfumes y ropa signada con su nombre. Está claro que la figura de Coco es un verdadero emblema: su marca sigue siendo considerada una de las mejores del mundo.

Pero ¿será que la famosa Chanel en realidad no tenía mucho que ver con una dama a la que conocemos gracias a sus maravillosos proyectos, estilo único y gran intelecto? ¿Qué secretos oculta su vida? Si seguís leyendo, os vais a sorprender...

perfil coco chanel

El origen del antisemitismo de la futura ícona de la moda tenían que ver con su educación. Pasó la juventud en un orfanato católico Aubazine, en el que le fue inculcado el (adecuado a la enseñanza eclesiástica de aquel entonces) odio hacia los judíos. A pesar de tener suerte de salir del entorno de campesinos pobres, y entrar en el mundo de las élites, hasta el fin de sus días permaneció fiel a una sola actitud hacia los creyentes en la religión de Moisés.

Una vez se ha desahogado ante un redactor y escritor francés, Marcel Haedrich, que sólo tiene miedo “a los chinos y a los judíos. A los judíos incluso más que a los chinos”. En opinión de Haedrich, su antisemitismo no se limitaba sólo a tales palabras. Manifestaba sus creencias con pasión, las propagaba fehacientemente, y hasta... apoyaba las leyes nazis y anti-judías.

Coco Chanel tomando té

Nunca se avergonzaba de su aborrecimiento hacia los judíos, y era muy amiga de las personas que compartían su opinión al respecto. Uno de sus amantes, príncipe de Westminster y conde Grosvenor, le repetía que el mundo se encuentra en peligro de un diluvio bolchevique organizado, desde luego, por los judíos.

Quizás él mismo fue también el responsable por su aversión hacia los homosexuales. Si bien no tenía nada en contra de las lesbianas, los hombres “distintos” la sacaban de quicio.

Por supuesto, durante su carrera tuvo oportunidad de colaborar con los judíos, pero incluso entonces las opiniones que proclamaba acerca de ellos eran por lo menos ambiguas. Durante su viaje a Hollywood, decía: “Existen judíos maravillosos, israelíes, pero también existen esos repugnantes judíos franceses”. Es curioso, pero aún así eran las palabras más delicadas que había usado para describir a los “asesinos de Cristo”. Pronto su desenfrenado antisemitismo llegaría a su punto auge.

Coco Chanel sentada

Acompañada de su nuevo amante, Paul Iribe, en 1933 empezó a publicar periódico. Le Témoin era, según las palabras de Hal Vaughan, “un reflejo más delicado de la antisemita y fascista prensa francesa. Apoyaba a los activistas franceses (...) y los grupos que optaban por ´la ley y el orden´ en Italia y Alemania”.

En una edición del 24 de febrero de 1933 sobre sus páginas apareció una ilustración que representaba a Chanel como el símbolo de Francia: Marianne. El dibujo representa al cuerpo de la diseñadora y... los judíos que lo atormentan.

Por cierto, esta chocante imagen no es nada en comparación con la actitud que Coco reflejó después del estallido de la segunda guerra mundial. Fue entonces cuando ponía todos sus esfuerzos en quitarle los bienes a la familia judía de los Wertheimer, con la cual hasta hacía poco estaba manejando un negocio de perfumería.

Coco chanel de frente

Tratando de aumentar sus ingresos a más no poder, puso una instancia al juicio pidiendo que la empresa de sus antiguos socios se considere “aria” y, por tanto, que todo el dinero que manejaba su negocio le fuera adjudicado a... ella misma. Al parecer, se consideraba puramente aria...

Para terminar, una pregunta retórica. ¿Qué tiene que ver todo esto con la impecable silueta de Coco que conoce todo el mundo?

Coco Chanel 1910

57
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cómo podemos detectar cuando un producto de marca es falso
Síguenos