Increíble!

Publicado 2017-11-29
3 Comentario

8 datos interesantes sobre el albinismo…

Las personas que padecen albinismo son, a menudo, ciertamente incomprendidas por la sociedad. Abundan muchos mitos sobre ellas, como que son estériles, que han sido maldecidos, o incluso que varias partes de sus cuerpos pueden usarse como talismanes mágicos. ¡De hecho, hay quienes piensan que un niño albino nacido de una madre y un padre negros, es el fantasma de un antiguo colono europeo! Bueno, nos complace informar que nada de esto es cierto. Aquellos sujetos con este trastorno son prácticamente idénticos a las personas que no lo tienen. La principal diferencia radica en la falta de pigmentación, aunque otros síntomas secundarios incluyen problemas de visión y una mayor susceptibilidad al sol; ambos pueden tratarse.

Aunque las personas con albinismo a menudo son objeto de burlas o insultos, estamos aquí para tratar de cambiar eso. En la siguiente lista, profundizamos en los hechos científicos sobre dicha condición, incluyendo: ¿Es contagioso? ¿Mueren más jóvenes? ¿Qué causa este trastorno? Como algo genético, es el equivalente a tener cabello rubio en lugar de castaño. A pesar de la desestigmatización sobre todo esto, existen muchas dudas y confusión en torno al albinismo. Es por eso que queremos aclararlo en 8 simples datos de deberías tener en cuenta… ¡No dudes en continuar leyendo para saber más!

1. No solo ocurre en las personas

El albinismo es una mutación genética que puede tener lugar en todos los seres vivos del planeta hoy en día. Incluso se puede encontrar en las plantas, aunque resulta algo problemático debido a que también afecta al nivel de pigmentos fotosintéticos que podría tener, causándole una muerte temprana. Los animales albinos también existen, y enfrentan las mismas dificultades con la vista que los humanos. Padecer una disminución de la nitidez es algo muy común y, a veces, se puede dar lugar a movimientos oculares incontrolables en los afectados.

1. No solo ocurre en las personas

2. A menudo es intratable

Aquellos que padecen albinismo, desgraciadamente, no tienen una opción de tratamiento para su condición. Los problemas de visión pueden corregirse mediante cirugía, mientras que los de la piel se alivian a través de aplicaciones consistentes en protección solar y demás. La buena noticia es que las condiciones de salud que están presentes en ello no empeoran con el tiempo. No cambia la esperanza o calidad de vida de alguien, más allá de tener que pagar por una mayor cantidad de cremas hidratantes o protectores solares.

3. Problemas oculares

Aunque el albinismo es uno de los trastornos genéticos más seguros que una persona podría tener, también tiene la capacidad de provocar ciertos problemas. De hecho, la dolencia más común es una que afecta a la vista, llamado albinismo ocular. Ciertos tipos de esta versión se transmiten de madre a hijo y pueden ser lo suficientemente graves para causar principio de ceguera. Incluso si no existe un mal funcionamiento de la vista, la falta de pigmentación del ojo crea una enorme sensibilidad a la luz y un desarrollo anormal en la retina.

4. Diferentes tipos

Existen dos formas de albinismo: el oculocutáneo, que implica la decoloración de la piel, el cabello y los ojos en cuatro niveles distintos. La pigmentación puede variar del tipo 1-4. Una mutación en un gen del cromosoma 11 causa el tipo 1; si ocurre en el cromosoma 15, se da el tipo 2; en caso de tratarse del cromosoma 9, provoca el tipo 3; y el cromosoma 5 causa el tipo 4. Por otro lado, el albinismo ocular tiene lugar cuando solo los ojos pierden el pigmento; el encargado de provocar tal condición es un gen mutado del cromosoma X, y solo afecta a los hombres. Mientras que su cabello y color de piel se mantienen normales, sí desarrollan severos problemas de visión.

5. ¿Cómo se transmite?

El albinismo es una enfermedad autosómica recesiva, lo que significa que una persona debe tener al menos dos copias del gen defectuoso para mostrar los síntomas de la misma. Por lo tanto, el niño hereda un gen mutado responsable de producir melanina de cada uno de los padres. Debido a que la tarea de producir melanina es compleja, existen los distintos tipos de albinismo mencionados anteriormente. También es posible heredar un gen normal y otro de albinismo. En este caso, el único gen normal proporciona suficiente información para producir pigmento, y el niño tendrá la piel y el color de ojo normales. Aproximadamente 1 de cada 70 personas son portadoras de albinismo, con un gen defectuoso pero sin síntomas; con lo cual, tienen un 50% de posibilidades de transmitírselo a su hijo.

6. Uno de los mitos más conocidos

Uno de los mitos principales sobre el albinismo es que causa que los afectados tengan ojos rojos o rosados. Sin embargo, los que padecen la condición pueden tener un iris que varía de gris claro, azul y marrón (El iris es la porción coloreada del ojo que controla el tamaño de la pupila, la abertura que deja entrar la luz en el ojo). Si las personas con albinismo parecen tener ojos rojizos, es porque la luz se refleja desde la retina de forma muy parecida a como ocurre cuando alguien es fotografiado con un flash. Además, el albinismo no causa un ceguera total.

7. Cualquiera puede tener albinismo

Mucha veces se piensa que esta condición únicamente puede contraerse bajo ciertas circunstancias, y es cierto. Ocurre generalmente cuando uno de los padres de un niño transmite los genes mutados durante el proceso de gestación. Sin embargo, es completamente posible que dos padres tengan un hijo con la enfermedad, incluso si no existe un historial del trastorno en la estructura genética familiar de ambas partes, debido a ciertas mutaciones. Así que, ya sabes, tus hijos podrían padecerlo en un futuro. Además, no solo no viven menos que los demás, sino que tienen una esperanza de vida más amplia que el resto de las personas.

8. ¿Cuándo habría que acudir al médico?

Se debe llamar al doctor cuando una persona con albinismo exhiba síntomas como la fotofobia, lo que causa una gran incomodidad. También se debe acudir a la consulta si aparece algún cambio en la piel que pueda ser un signo temprano de melanoma o cáncer de piel. El padre de un niño con la condición también debería preocuparse si presenta moretones con facilidad o un sangrado inusual, como hemorragias nasales repetidas o diarreas con sangre. En este caso, el niño podría tener el síndrome de Hermansky-Pudlak, que requiere una atención médica adicional. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram - #albinism/ Twitter

48
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La irrepetible belleza de las personas albinas
Síguenos