Increíble!Consejos

Publicado 2017-12-22
0 Comentario

9 tipos de besos que le puedes dar a tu pareja y enamorarla para siempre…

A veces pensamos que en el mundo de la seducción todo está dicho, y que con controlar cuatro tipos de besos podremos conquistar hasta a las más exigentes parejas que se nos presente. Pero lo cierto es que la imaginación ha ido creando variaciones que nos permiten encender a cualquier persona lo suficiente como para sorprenderla y enamorarla a la vez. Por ello os dejamos una colección de 9 variaciones de besos que seguro no conocías y que harán las delicias de tu relación.

besos apasionados

1. Beso con mordisco

Para poder controlar este tipo de besos es necesario tener un autocontrol y una delicadeza muy especial, pues podría pasar de sensual a doloroso en un abrir y cerrar de ojos. Comienza dando pequeños besos en los labios y luego pasa a dar un pequeño mordisco sin apretar en el labio inferior. Si no estás seguro que a la otra persona le va a gustar, prueba a hacerlo simplemente con los labios presionando, pues así garantizas que no vas a hacerle daño. Recuerda siempre que el objetivo es pasarlo bien y transmitir las emociones, no hacerlo para sacar nota.

2. Beso de espectáculo

De nuevo tenemos que tener en cuenta que cada persona es un mundo. Pero lo que sí es verdad es que, aunque haya a quien no le gusten las muestras de afecto en público, dar un beso apasionado con gente delante suele darle un plus de excitación. Lo prohibido suele despertar muchas emociones que podrían estar largo tiempo enterradas y lanzarlas contra tu realidad. Tan solo evita que se produzcan momentos incómodos antes de que se te vaya de las manos el momento.

besos apasionados

3. Beso furtivo

Un beso que nadie se espera tiene también una carga doble de deseo. La clave está en darlo sin que la otra persona se de cuenta de tu intención hasta que sea demasiado tarde. Si estamos bajos de moral, demasiado pensativos o, directamente deprimidos, este tipo de pequeños salvavidas emocionales nos pueden cambiar el día. Procura estar siempre dispuesto a darlos para sacar sonrisas y, quién sabe, hasta iniciar toda una cadena de réplicas que podrían llegar a algo más. El “no” ya lo tienes. El siguiente propuesto es casi un juego más que un estilo.

4. Pseudobeso

El juego del pseudobeso es estar delante de tu pareja, tratando de juntar los labios lo máximo posible sin llegar a dárselo. La propia tensión aumenta la lívido y, cuando alguno no pueda aguantar más, se rinde de la forma más dulce posible. De hecho es una variante del anterior, que seguro dará para muchos tipos de caricias y que pondrá a punto vuestro deseo antes de pasar a mayores. ¿Te atreves a probarlo hoy con tu pareja? Seguro que te sorprende gratamente.

besos apasionados

5. Beso entregado

A veces más que el estilo es el sentimiento que transmites con el propio beso lo que hace que alcances el climax. Por ello cuando comienzas a dar un beso entregado, utilizando todos los recursos como caricias en la nuca, deslizar tus labios por el cuello, dejarte llevar por la otra persona, hasta el más frío de los seres termina por sentirse encendido. Seguro que hasta más de uno y más de una ha comenzado a experimentar deseo de probar con su pareja. Imagina cuando estés en ese momento. Algunos besos requieren un físico adecuado o tener mucha imaginación.

6. Beso desde arriba

Una variante del beso con mordisco se centra en el labio superior para poder jugar con los tuyos propios. Tan solo tendrás que tratar de retenerlo levemente para intercalarlo con unas caricias más clásicas. Aunque no es algo que se deba de hacer exclusivamente, sí que juega con la pasión y la sensación de que te dominan. Una vez empieza ya solo es cuestión de ver si solo quieres que sea una carantoña o un inicio que sirva de precedente para otros de la lista.

7. Beso de broche

El beso de broche es uno de los grandes desconocidos. Se trata de sujetar con tus labios los de la otra persona en un juego que requiere de la compenetración del otro. Aquí vuelven a entrar los juegos que cada uno considera aceptables, pues a muchas personas le puede resultar extraño la primera vez. Nosotros recomendamos que la persona que lo reciba trate de dejar su labios lo más aletargados posibles, hasta incluso los puede poner tipo pato como si fuera a sacarse un selfie. Nunca está de más probarlos todos para experimentar. A unas malas te llevarás un buen rato.

besos apasionados

8. Beso de carrera

El beso de carrera o de recorrido consiste en realizar pequeños paseos por la persona a la que queremos imprimiendo pequeñas caricias labiales sucesivas a modo de pasitos. Hay que pensar muy bien el camino que vamos a seguir, ya que es aconsejable que transcurra en torno a las zonas más erógenas posibles, como puede ser el cuello o las orejas, más concretamente los lóbulos. La experiencia puede resultar una de las más excitantes de la lista, por lo que la recomendamos cuando queramos ir un poco más allá.

9. Beso con mirada

El contacto visual es uno de los pecados más grandes a la hora de besarnos, pero se puede emplear de forma efectiva si se interrumpe uno apasionado para establecer una mirada cargada de sentimiento durante unos instantes. Luego solo será cuestión de continuar con otro tipos de caricias para completar lo que ya de por sí será considerado un momento muy especial para ambos. Todo es cuestión de imaginación, improvisación y, sobre todo, de conocer los gustos de la otra persona. Te animamos a que te conviertas en un auténtico experto en tu pareja.
¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay / Giphy

besos apasionados
23
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Tipos de besos con los que podemos conquistar a quien queramos
Síguenos