Increíble!

Publicado 2018-01-04
1 Comentario

La rara enfermedad genética de esta mujer ha transformado sus brazos en “tentáculos gigantes”...

Hoy os traemos uno de esos casos que nos hacen dar gracias por levantarnos cada día y por gozar de una buena salud entre nuestros seres queridos. Se cree que la protagonista de nuestro artículo posee los brazos más grandes del mundo, con un peso de aproximadamente 9 kilos y medio cada uno. Durante más de 50 años, la dependienta de una tienda llamada Duangjay Samaksamam, oriunda de la provincia de Surin, Tailandia, ha sufrido una enfermedad considerada extremadamente rara y dolorosa que ha hecho que sus extremidades superiores se hinchen de manera permanente.

Duangjay Samaksamam

Los expertos piensan ahora que la mujer de 62 años es la única persona en el mundo que sufre la extraña condición de macrodistrofia lipomatosa, desde el hombro hasta las falanges, en ambos brazos. Esta dolencia provoca que se acumule una gran cantidad de grasa en sus brazos y manos. Moverse le resulta tremendamente incómodo e incluso realizar las tareas más sencillas, como lavarse y peinarse, son todo un suplicio para Duangjay. Avergonzada por su condición, pasó los primeros 20 años de su vida recluida en su hogar, lo que significa que no pudo acudir a la escuela. Continúa leyendo para saber más…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

Duangjay Samaksamam

Sin embargo, con el paso de los años, se vio obligada a salir de la clandestinidad para ganarse la vida y poder cuidar de sus padres ancianos, así como hacerse cargo de la tienda de comestibles familiar que regenta actualmente. Duangjay ha llamado mucho la atención de los expertos médicos de todo el mundo, y han intentando someterle a ciertas cirugías con el objetivo de disminuir la enorme inflamación, pero, hasta el momento, ninguno ha podido tener éxito. La mujer dijo: “Mis brazos son tan pesados que apenas puedo levantarlos, me resulta muy difícil todo. Vestirme es doloroso”.

Duangjay Samaksamam

“Algunos médicos me estuvieron diciendo que la única solución podría ser llevar a cabo una amputación si realmente quería caminar libremente, pero no es algo que quiera hacer”, añadió. A medida que crecía, tuvo que luchar para llegar a un acuerdo con sus extremidades de gran tamaño -para las cuales no existe cura- y pasó la mayor parte de la niñez evitando al resto de las personas, faltando a la escuela y ocultándose en la casa de su familia. “Mi madre me dijo que yo ya había nacido de esta manera, pero sentía mucho miedo de salir o ir al colegio, así que nunca aprendí a leer”, dijo. ¿Quieres saber más? Te lo explicamos a continuación…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

Duangjay Samaksamam

Criada en una aldea rural de Tailandia, no había expertos médicos con los suficientes avances como para proporcionarle tratamientos para calmar el dolor, y Duangjay llegó a ser tan consciente de sí misma que se negó a salir en público por completo. Sin embargo, cuando sus progenitores se hicieron mayores y dejaron de trabajar, ella no tuvo más remedio que dejar de estar escondida y hacerse cargo de su negocio familiar. A medida que las noticias sobre su condición se extendieron, a los 25 años comenzó a someterse a una serie de operaciones para tratar de resolver su problema, pero en lugar de mejorar, la cosa empeoró…

Duangjay Samaksamam

Duangjay, que ahora vive con su hermana y su sobrina, mencionó lo siguiente: “Durante la cirugía, no pudieron extirpar ningún tejido, solo abrieron mi brazo para comprobar la situación. Dijeron que no se trataba de algo malo, sino de una grasa realmente gruesa que se había pegado a mi piel, aunque no eliminaron nada por temor a dañar los nervios. Después de cinco largos meses, mis muñecas comenzaron a doler mucho, sentía un dolor horrible, no podía ni dormir. Si trataba de sostener algo, se me caía de las manos porque no llegaba a sentirlo”. Después de haber sufrido dos operaciones más, Duangjay quedó paralizada. Entérate si sigues leyendo…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

Duangjay Samaksamam

La mujer agregó: “Me quitaron unos 700 gramos de grasa y sangre de las manos, pero cuando pasó un mes, volví a recuperar todo”. Tras un tiempo de dolencias insufribles, un médico de la Universidad de Kitasato, Japón, contactó con ella y la trasladó a su país en busca de varias imágenes por resonancia magnética, descubriendo que padecía la enfermedad de Macrodistrofia Lipomatosa. El cirujano plástico Dr. Eiju Uchinuma agregó: “Este caso es tremendamente raro. Ambos brazos se han agrandado una barbaridad y sus manos son enormes, aunque podría ser peor.

Duangjay Samaksamam

“Mi diagnóstico es que Duangjay Samaksamam es la primera y única persona en todo el mundo que padece macrodistrofia lipomatosa desde los hombros hasta los dedos, en ambos brazos. Por el momento, la causa de la enfermedad nos resulta desconocida por completo, por lo tanto, es incurable”. Tal expectación levantó, que la historia de Duangjay apareció en un programa titulado “Body Bizarre” hace unos años en Estados Unidos. Quién sabe qué condiciones y enfermedades extrañas faltan aún por descubrir… ¿Qué piensas al respecto? Déjanos tu comentario con tu opinión, comparte este artículo con todo el mundo y haz click en Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: YouTube - Discovery Life

Duangjay Samaksamam
28
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
El Papa Francisco hizo un comentario que podría causar una gran polémica: “Dios te hizo así y te quiere así”
Síguenos