Increíble!

Publicado 2018-01-07
2 Comentario

Imágenes que demuestran que la estupidez humana no tiene límites...

Si eres un adolescente lo más probable es que hayas llegado a una conclusión como todos nosotros. Todavía nos queda mucho camino por delante para convertirnos en esa especie exitosa y memorable. En algunas partes de nuestra vida podemos constatar de que la estupidez humana no tiene límites, ya que a pesar de ser criaturas sumamente curiosas, utilizamos tal habilidad innata para hacer cosas que no nos califican positivamente ni en lo más mínimo. Si bien es cierto, a los humano nos queda mucho por aprender ya que en realidad somos una especie que podríamos llamar como “nueva” a pesar de los miles de años que tenemos de historia. A continuación te mostramos unas fotos donde te darás cuenta de que existe gente que tienen mucho que aprender de la vida, y otras que indiscutiblemente tienen que hacer un mayor esfuerzo que aprender…

1. Cuando hasta la comida te trollea... ¡Qué mala suerte la verdad!

Como si se tratara de una forma de advertirte de que todo te va a ir mal en la vida, a esta persona le apareció una galleta con, literalmente, una sola pepita de chocolate. A pesar de que alguien pudiera creer que cumple con los requisitos de la publicidad, lo cierto es que con el texto “Double Chocolate Chips” haría ver que ni con eso llegan. Puede que la empresa se excusara con un fallo de la máquina que los coloca, pero no cabe duda de que a la persona que le tocó le arruinó el momento. O puede que por las risas que echara le compensaría. Todo es cuestión del punto de vista.

2. Cuando tienes una emergencia y te encuentras un teléfono así... ¡Mejor no tener un caso complicado!

La persona que diseñó este terminal pretendía no permitir a ninguna persona utilizar la línea para otros fines a parte de para llamar a las propias emergencias del lugar. Por desgracia lo que no contempló es que para ello hacía falta utilizar únicamente el número 9. Estamos del lado del autor del tweet, mejor será no necesitar llamarlos o nos encontraremos en una situación muy compleja para resolver. ¿Tanto costaría cambiar el número de contacto?

3. Cuando manejas en reversa para que no se cambie el kilometraje del vehículo…

La persona que decidió entrar en una carretera de tres carriles de espalda posiblemente estuviese poniendo en riesgo la seguridad de todos los demás conductores, pero aunque pudiera ser así nos preguntamos con qué finalidad lo haría. Especialmente porque no hay ningún rastro de que fuese remolcado por otro vehículo ni existe leyes que lo amparen. La única explicación plausible es que solo le funcionara la marcha atrás y tuviese que salir lo antes posible de dicho atasco. Raro, ¿verdad?

4. Porque la verdad es que... ¡El Red Bull te da alas para volar!

Tener uno de los famosos carros con la lata promocional de Red Bull podría ser algo divertido para los viandantes o el resto de conductores. Pero no tiene ni punto de comparación con encontrarte con una de ellas tratando de llenar el depósito con la popular bebida energética. ¿Pensaría en realidad que iba a ser el combustible del vehículo? ¿Se puede ser tan negada como para pensar que es así? Esperemos que cuando vea la factura del mecánico aprenda la lección de una vez.

5. Cuando te encuentras las bananas más orgánicas del planeta Tierra…

Por mucho que el cartel promocional avise de que se trata de bananas orgánicas, lo cierto es que la banana incluso en el árbol tiene una apariencia bien diferente. En realidad habrán reconocido las populares mazorcas de maíz en la fotografía, lo que en realidad habría traído el frutero a su tienda. Puede que alguien debería advertirle, no vaya a ser que un incauto acabe por hincarle el diente a una de estas creyendo que se trate de un plátano. No acaba todo aquí, pues la diversión solo ha hecho más que comenzar.

6. Un caso de extrema seguridad... ¡Seguro tienen un Ferrari ahí guardado!

Al encontrarte con este amasijo de candados, muy posiblemente pensaría que se trate de un mecanismo de seguridad increíblemente sofisticado, cuando en realidad es una forma muy inteligente de resolver un problema para crear copias de llaves. Cualquiera de los candados abre la puerta, no necesitando más que dar su copia a cada una de las personas que necesiten entrar. Solo es necesario que cada uno se acuerde bien luego de volver a armar posteriormente el puzzle de candados. ¿Verdad que ahora no piensas que era tan absurdo?

7. Y nosotros nos preguntamos... ¿Quién construyó este tobogán?

Uno de los juguetes favoritos de todos los niños son los toboganes, pues permiten aprovechar la propia gravedad para lograr un efecto muy divertido. Por desgracia este se podría ver completamente truncado, más bien “troncado”, si nos encontramos con un árbol al final del camino. Muy probablemente alguien haya arrancado el propio tobogán y lo habría movido de lugar. Eso o la persona encargada de diseñar la organización tenía un serio problema contra las nuevas generaciones de niños. El hecho de que un sube y baja esté también tan cerca del obstáculo nos hace pensar que en realidad han sido movidos. No tenemos tan claro qué pasó con la siguiente.

8. Cuando piensas que eres un tipo de comida... ¡Pero te equivocas!

Posiblemente se trate de algún tipo de manifestación en contra del maltrato animal, de alguna campaña vegana o de algún tipo de obra de arte, pero seguro que esta chica no se pensaría que era una especie de filete de carne para acompañarse de verduras diversas y dejar que que otra persona la iba a degustar con estos enormes cubiertos pegados al suelo. Eso sí, lo que no podemos afirmar es que la persona que tuiteó la imagen comprendiese el mensaje.

9. Pero la verdad es que... ¡En el mundo abunda la gente de este tipo! Esperamos que cambie su opinión…

La polémica declaración que realizó doña Miriam pareció haberla hecho en medio de una ausencia completa de razón, ya que no podemos olvidar que todos los habitantes del planeta también hemos pasado por jóvenes. A pesar de ello, si a lo que se refería era a que deberían haber sido entregado a las personas adultas y supuestamente responsables como ella también estamos muy en contra. Es precisamente el hecho de que la juventud esté mucho más concienciada con el medio ambiente lo que convierte la esperanza de la sostenibilidad del planeta en algo factible. ¿Aguantará el siguiente punto?

10. Y nosotros pensábamos que la imaginación tenía un límite... ¡Ya vemos que podemos equivocarnos!

Al margen de que puedas creer o no en teorías tradicionales como el horóscopo, las predicciones del futuro o hasta los trucos de Facebook. Pero en el caso del que nos ocupamos la estupidez roza el límite, pues por mucho que realices correctamente los pasos del mensaje, es completamente imposible que sepas quién ha visto el mensaje en el orden necesario como para poder decirte que es la elegida. Un cero, por lo tanto, para quien desarrollara el sistema.

11. Cuando el ingeniero se va temprano... ¡Mira lo que ocurre!

Si ya nos dicen que debemos tener cuidado si se nos presenta un aparato eléctrico ligeramente mojado, por el riesgo de descarga que podríamos sufrir, si vemos que es precisamente del enchufe de donde sale el líquido vital nos deberíamos llevar las manos a la cabeza. La pregunta del tuitero era bastante acertada también, ¿deberíamos llamar al electricista o al fontanero? Solamente esperamos que sea quien sea tenga todo el cuidado necesario para no dejarse la vida en el intento… ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
[source]Fuente: Twitter/source]

8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Baguette de Manzana y Camembert - Recetas Express
Síguenos