Increíble!

Publicado 2018-01-09
111 Comentario

Es el lago con el agua más cristalina del mundo, pero nadie puede sumergirse…

Ubicado en un prístino parque nacional de Nueva Zelanda llamado Nelson Lakes, se encuentra el curioso Lago Azul, también denominado en lengua maorí como Rotomairewhenua, el cual ostenta el título por albergar el agua más clara del mundo. Los expertos llevaron a cabo una serie de pruebas científicas allí en el año 2011 por medio del Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA) de Nueva Zelanda, mostrando que el Blue Lake (como se le conoce), es el cuerpo natural más cristalino conocido por el hombre.

De acuerdo con los resultados de la investigación NIWA, pese a que tiene únicamente 7 metros de profundidad, la visibilidad dentro del lago es de hasta 80 metros, lo que significa que el agua se considera casi tan “ópticamente transparente” como el agua destilada. El lago azul se caracteriza por unos tonos azulados y violetas que solo son capaces de percibirse en aguas naturales con dicha claridad. Siendo una parte del área de conservación del Parque Nacional Nelson Lakes en el norte de la Isla Sur, el Lago Azul es alimentado por las aguas del cercano Lago Constanza. Entérate de otros detalles si sigues leyendo…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

El parque contiene una generosa cantidad de rutas de senderismo, y es un destino popular entre pescadores. Además, el lago supone una caminata de dos días desde el límite de parque o, si se prefiere obtener una vista aérea, también dispone de vuelos panorámicos. La fuente del agua del lago es un manantial, y su altitud de 1.200 metros sobre el nivel del mar, justo por debajo de la línea de árboles de haya montañosa, asegura que el Lago Azul siempre está frío, con una temperatura que oscila entre los 5 y los 8 grados centígrados.

No es de extrañar que estas aguas asombrosamente cristalinas sean consideradas por los iwi/tribus maoríes locales como tapu o sagradas, lo que significa que a los visitantes no se les permite entrar al lago. Sin embargo, a principios del año 2013, el fotógrafo, periodista y ambientalista danés Klaus Thymann recibió permiso especial de las tribus maoríes, el NIWA y el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda para poder grabar y capturar de mejor manera la claridad del agua para llevar a cabo sus fines de protección y conservación. ¿Quiere saber más? Pues continúa leyendo…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

El Parque Nacional Nelson Lakes comienza en el extremo norte de los Alpes del Sur, una gran serie de cadenas montañosas o cordilleras que forman la división principal de la Isla Sur; la ciudad portuaria de Nelson es el centro más cercano. El parque nacional, constituido en el año 1956, cubre unos 1020 kilómetros cuadrados, y es un destino muy popular para acampar, caminar y pescar. Del mismo modo, se caracteriza por tener unos impresionantes bosques nativos de hayas, lagos glaciares y ríos bajos entre cimas escarpadas. ¡Todo un espectáctulo que merece ser visto!

Además, también hay pasos de montaña remotos para todos aquellos que busquen desafiar a la soledad con experiencia, pero en los tramos inferiores también se ofrecen rutas de senderismo accesibles y para pasar la noche de varias maneras. El parque alberga el Proyecto de Recuperación de la Naturaleza Rotoiti, que tiene como objetivo revivir las poblaciones de kiwi, otras aves nativas y lagartos. Si estás buscando realizar un hermoso viaje con tu pareja o acompañado, no cabe duda de este destino es más que recomendable. Sigue leyendo para conocer otras peculiaridades…
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

La ruta de senderismo más famosa de la zona, por la cual se puede llegar al Lago Azul o Rotomairewhenua es la Travers-Sabine, con varios días de duración. Esta ruta para caminar tiene 80 kilómetros de longitud a través del Parque Nacional Nelson Lakes, mientras que se va adentrando entre bosques tranquilos rodeados por picos de más de 2.000 metros de altitud. Durante la senda, se pueden alquilar varias cabañas que están siendo mantenidas por el Departamento de Conservación a disposición de aquellos que necesiten descansar entre la naturaleza.

Las chozas o cabañas que hay dispersas por todo el itinerario tienen capacidad para albergar a aproximadamente 700 personas, principalmente durante el verano. Mientras tanto, la cristalinidad de lago está siendo monitoreada por si tiene lugar algún cambio notable, y al ser sagradas para la tribu Ngāti Apa ki te Rā Tō Māori, el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda les pide a los visitantes que se acercan al mismo que respeten las aguas al no bañarse, lavar ropa o platos en el lago. ¿Qué piensas de este lago? ¿Te gustaría visitar un lugar así? ¿Alguna vez has ido a un sitio tan natural y claro? Cuéntanos tus experiencias. ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

2196
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los lagos más increíblemente hermosos del mundo
Síguenos