Consejos

Publicado 2018-01-15
0 Comentario

Cosas que hay que evitar a la hora de conquistar a un hombre

El amor es un sentimiento muy delicado y a veces nos lleva mucho tiempo encontrar a la persona adecuada que corresponda lo que sentimos. El amor a primera vista es algo con lo que todos soñamos pero en realidad sucede con muy poca frecuencia. Sobre todo las mujeres llegan a matar su relación inconscientemente cometiendo errores muy comunes que pueden acabar incluso con las relaciones más fuertes.
Aquí te presentamos seis errores que debes evitar para conservar a tu novio y hacer que se quede a tu lado para siempre.

1. Idealizar a tu novio

1. Idealizar a tu novio

Es muy importante tener en cuenta que lo ideal no existe. Ningún ser humano, por más extraordinario y virtuoso que sea, llegará al grado de la perfección. Es evidente que para ti puede parecer un príncipe azul pero la realidad puede resultar muy dolorosa. Lo mejor que puedes hacer es tratar de conocer lo más que se pueda a tu media naranja y poco a poco comprobar si efectivamente es un milagro vivo. Esta táctica te puede ayudar a no decepcionarte en el caso de que las cosas no resulten tan bien como lo esperabas.

1. Idealizar a tu novio 1

2. No te portes como su madre

Una madre juega un papel importantísimo en la vida de cada persona, no solamente en la de los hombres. Sin embargo, por lo general son ellos a quienes les cuesta más trabajo despegarse de su mamá. Una madre es un símbolo de la tranquilidad y seguridad que tanto necesitamos y buscamos en nuestra vida. Por otro lado, una madre puede llegar a tener cierto poder y derechos para vigilar y controlar a sus hijos. Es ahí donde muchas mujeres cometen uno de los errores más comunes en una relación. Tienes que recordar que tu pareja ya ha vivido con su madre y lo más probable es que ahora busque algo diferente, es decir, una mujer, una compañera y amante y no una segunda madre que lo regañe y controle en todo momento.

2. No te portes como su madre

3. No te vuelvas demasiado pesada

Es normal y entendible que cuando apenas empiezas tu relación quieres pasar todo el tiempo posible al lado de tu novio. Ambos necesitan cariños y contacto físico para sentirse amados y adorados. No obstante, hay que recordar que el espacio también es un elemento importante en cada relación. No hay nada malo en que de vez en cuando salgas solamente con tus amigas y él se quede a ver el partido de fútbol con sus compañeros del trabajo. Es normal que cada persona necesite tiempo a solas y no hay absolutamente nada malo en esto. Es bueno estar cerca, hablar e intercambiar las experiencias de cada día, pero la falta de espacio y libertad en una relación es una de las principales causas de separaciones y divorcios.

3. No te vuelvas demasiado pesada

4. No seas demasiado celosa

Los celos, muchas veces irracionales, son una de las fuerzas más destructivas para una relación entre dos personas. Es verdad que son algo natural, casi inevitable y a veces ayudan a encontrar el romanticismo. No obstante, cuando se vuelven la causa de las peleas que se repiten cada día, es un problema que hay que resolver cuanto antes. Pregúntate a ti misma si tus celos de verdad tienen fuertes fundamentos o si la causa de ellos es tu baja autoestima. Las personas que son seguras de ellas mismas por lo general resultan menos celosas y más optimistas.

4. No seas demasiado celosa

5. No seas tan transparente

Lo misterioso es una de las características más atractivas tanto en los hombres como en las mujeres. Una persona que no demuestra desde el inicio todos sus planes y opiniones por lo general resulta más intrigante y fascinante. La clave es que tu pareja tenga oportunidad de descubrirte poco a poco, lo que te ayudará a despertar su curiosidad, no te muestres como un libro abierto. Cuando logres que tenga interés en tu persona, puedes estar segura que casi lo tendrás en la palma de tu mano.

5. No seas tan transparente

6. No lo mimes demasiado

Todos sabemos que cuando amas a alguien le quieres dar todo lo mejor y mucho más. Quieres consentirlo y asegurarte de que siempre esté bien. Es bueno que cuides de tu pareja pero tampoco la malacostumbres. Si le das todo lo que necesita o quiere sin que haga el más mínimo esfuerzo, vas a conseguir un efecto contraproducente. Llegará el momento en el que ni siquiera te va a pedir favores, sino que los va a exigir como si fuera algo que tiene por seguro. Por el bien tuyo y el de tu relación, pon límites y reglas y no dejes que los demás se aprovechen de ti y de tu bondad.

6. No lo mimes demasiado

Esperamos que los consejos anteriores te hayan gustado y que puedas utilizarlos en tu vida. Ya hace mucho pasaron los tiempos en los que los hombres eran los que hacían todo el trabajo para conquistar a una mujer. Ahora también nos toca a las mujeres hacer nuestra parte del trabajo y esforzarnos por tener una larga y bonita relación. Échale ganas y no te quedes con los brazos cruzados esperando que todo se arregle solo.
¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay Pexel

6. No lo mimes demasiado 1
8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Los secretos del amor
Síguenos