Increíble!

Publicado 2018-01-16
12 Comentario

Las impresionantes imágenes de la aldea más fría del mundo

Bienvenidos al poblado más frío del planeta, donde la temperatura promedio en el mes de enero suele alcanzar los -50ºC y las pestañas de los ojos de los habitantes se congelan a los pocos minutos de estar en la calle. En efecto, la remota aldea siberiana de Oymyakon ha sido nombrado como el asentamiento habitado más frío del mundo. Y hace apenas unos días, ha vuelto a hacer tanto frío, que incluso un termómetro electrónico se rompió después de registrar unos increíbles -62 grados centígrados, temperatura muy próxima al máximo histórico, de acuerdo a MailOnline.

La estación meteorológica oficial situada en el “polo del frío” registró una temperatura de -59ºC, pero los lugareños afirmaron que lo que ellos detectaron con sus aparatos medidores descendió a los -67ºC, a menos un grado de ser la temperatura más baja aceptada para un asentamiento permanente en cualquier parte del mundo. Y ese récord histórico sin precedentes se tomó, precisamente, en Oymyakon, en el año 1933 (-71.2ºC). Un aldeano del poblado registró una temperatura de -67ºC, mientras que otros coincidieron en que la lectura oficial de -59ºC no era totalmente veraz. ¡Si quieres saber, no dudes en continuar leyendo!

El termómetro digital fue instalado el año pasado para ayudar a Oymyakon a promocionarse entre los turistas, pero experimentó ciertos problemas al llegar a -62ºC. “Se rompió porque hacía demasiado frío”, informó The Siberian Times. Actualmente, el asentamiento es hogar de aproximadamente 500 personas armadas de valor, y en los años 1920 y 1930, también supuso una parada para una gran cantidad de pastores de renos que proporcionaban agua a sus rebaños gracias a las fuentes termales.

De hecho, así es como la ciudad recibió su nombre, Oymyakon, que se traduce como “el agua que no se congela”. Sin embargo, posteriormente, el gobierno soviético convirtió el sitio en un asentamiento permanente durante un intento de forzar a su población nómada a echar raíces en el lugar. Del mismo modo, fue en el año 1933 cuando se registró una temperatura de menos 67ºC en Oymyakon, aceptada hasta el momento como la más baja en todo el hemisferio norte. Te contamos otros detalles al respecto si continúas leyendo…

Es cierto que ha habido otras temperaturas muy bajas registradas en varias zonas de la Antártida, pero no se trataba de asentamientos habitados de una manera permanente. Como consecuencia de vivir en un lugar tan frío la mayor parte del año, los problemas cotidianos que tienen que lidiar los habitantes incluyen, entre muchos otros, el congelamiento de la tinta de los bolígrafos, plumas, y otros métodos de escritura; el escarchamiento, o aparición de escarcha y nieve, en las caras de las personas; y la pérdida de energía de las baterías.

Además, se dice que los lugareños deben dejar sus automóviles arrancados durante todo el día por temor a no poder encenderlos nunca más. La tierra sólida como una roca hace que enterrar a las personas fallecidas sea una tarea tremendamente complicada, ya que primero debe haberse descongelado lo suficiente para poder cavar. Como solución, deben encender una hoguera durante unas horas para que la tierra sea apta para el sepelio. Luego, las brasas se empujan hacia un lado y se excava un agujero de unos pocos centímetros de profundidad, debiendo repetir el proceso a lo largo de varios días hasta que sea lo suficientemente profundo como para enterrar el ataúd. ¿Impresionado? Pues no te pierdas otros detalles a continuación…

Sin embargo, por mucho frío que haya sido registrado, esto no parece haber sido un impedimento para que algunos visitantes chinos se desnudaran y se bañaran, tal como lo registró un vídeo. No cabe duda de que estos guerreros se ganaron la admiración de los lugareños conforme se metían en el agua congelada y comenzaban a arrojarse agua unos a otros. Como dijo la periodista Elena Pototskaya: “Hoy, en el Polo del Frío de Oymyakon, con una helada de menos 65ºC, los turistas chinos están nadando en Yeyemu, un manantial sin hielo”.

Otro residente llamado Vladimir Danilov grabó otro vídeo mientras realizaba una visita por el mercado local, mostrando algunos de los excelentes pescados que se pueden adquirir en el lugar. “Ahora mismo hay -48ºC quizás… pero he venido a comprar stroganina”, dijo. “Este es nuestro pescado. Aquí está el tesoro… el ancho pescado blanco para hace stroganina, por 850 rublos (unos 15 dólares). Se trata de un plato típico muy popular entre los pueblos originarios de Siberia: pescado crudo congelado cortado en largas lonchas. ¿Qué piensas de la vida en Oymyakon? ¿Serás capaz de soportarla? ¡Deja tu opinión en los comentarios! ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en darle a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter/YouTube 1 - 2

59
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

13 fotos de la ciudad más fría del mundo
Síguenos