Increíble!

Publicado 2018-01-16
9 Comentario

8 cosas que todavía desconoces de la Tierra y el Universo…

Absolutamente todas las personas somos habitantes de este universo, dentro del cual nos sentamos sobre el planeta Tierra en el interior de nuestro sistema solar, en la Vía Láctea. Si bien es cierto que existe una infinidad de datos que los científicos han descubierto sobre la Tierra y el universo con el paso de los años, puedes estar seguro de que hay una gran parte de ellos que desconoces por completo, pese a que resultan completamente impresionantes. De lo asombroso a lo confuso, no te pierdas una serie de cosas que es más que probable que no conocieras sobre nuestro universo.

1. Movimiento constante

Como terrícolas que somos, es fácil creer que estamos quietos. Después de todo, no sentimos ningún movimiento en nuestro entorno, aunque cuando miramos al cielo, la cosa cambia. El giro de la Tierra es constante, pero la velocidad depende de la latitud en la que te encuentres. Sin embargo, ¿sabías que las galaxias también se mueven? Para impresionarte un poco más: el sol tiene una órbita propia en la Vía Láctea. El sol está a unos 25.000 años luz del centro de la galaxia, y se cree que la Vía Láctea tiene unos 100.000 años luz de diámetro. Según la Universidad de Standford, estamos a mitad de camino del centro, por lo que el sol y el sistema solar parecen moverse a 200 kilómetros por segundo, o una velocidad promedio de 828.000 km/h. Incluso a esta velocidad, el sistema solar tardaría 230 millones de años en recorrer toda la Vía Láctea. ¡Eso quiere decir que en un minuto viajas casi 20.000 kilómetros! ¡Y aún así no sentimos nada! ¡Continúa leyendo para saber más!
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

2. ¿Podría impactar un asteroide con la Tierra?

Atrás en el año 2004, los científicos de la NASA anunciaron que existía la posibilidad de que Apofis (99942 Apophis), un asteroide de un tamaño mayor a dos campos de fútbol, pudiera estrellarse contra la Tierra en el año 2029. Sin embargo, algunas observaciones adicionales y cálculos numéricos posteriores añadieron que estaban equivocados, y que, casi con total seguridad, colisionaría con nuestro planeta el 13 de abril de 2036. Estos informes entran de nuevo en conflicto con la probabilidad de evento del día del juicio final, pero la pregunta sigue siendo: ¿Deberíamos estar asustados?

3. Colisión de galaxias

Lamentablemente, se aproxima una guerra épica entre nuestra galaxia, la Vía Láctea, y Andrómeda, que actualmente se está acercando a nosotros a una velocidad superior a los 400.000 km/h. Obviamente, no viviremos para verlo, pero los astrónomos estiman que en unos 3.75 mil millones de años a partir de ahora, la Tierra se verá atrapada en medio del evento galáctico más grande de la historia de nuestro planeta cuando estas dos galaxias gigantes colisionen. Afortunadamente, los expertos piensan que la Tierra podría sobrevivir, pero se verá seriamente afectada. Al parecer, la colisión se desarrollará en frente de nosotros, cambiando el cielo nocturno por algo que no se parecerá a nada jamás visto antes.

4. Lluvia de diamantes

Suena como una absurda fantasía, pero los científicos han afirmado que en el interior de las nubes de Saturno y Júpiter, podría estar teniendo lugar una inmensa lluvia de diamantes ahora mismo. Éstos están hechos de carbono altamente comprimido y calentado. De hecho, teóricamente, si sacas un trozo de carbón de tu parrilla y lo calientas y presionas lo suficientemente fuerte durante mucho tiempo, podrías hacer un diamante (buena suerte con eso). En las densas atmósferas de planetas como Júpiter y Saturno, cuyo enorme tamaño genera cantidades ingentes de gravedad, la inmensa presión y calor sofocante pueden exprimir el carbono del aire y hacer que llueva diamantes. Asimismo, los científicos han especulado durante años que los diamantes abundan en los núcleos de los gigantes de gas más pequeños y fríos, Neptuno y Urano.

5. Una mirada al pasado

¿Sabías que cuando miras las estrellas, en realidad estás mirando hacia el pasado? De hecho, la mayoría de las estrellas que vemos durante la noche, están muertas. La luz es indudablemente rápida: viaja a un ritmo de 300.000 km/segundo, pero aún así lleva tiempo ir de un lugar a otro. Por ejemplo, toma 8 minutos para que la luz del Sol llegue a la Tierra. Este fenómeno también se aplica a la luz que nos llega desde la luna, por lo que de una manera similar, podemos ver la luz reflejada de las estrellas que no existen ahora. Recuerda que durante una noche clara, puedes ver a simple vista estrellas que están a 19.000.000.000.000.000 kilómetros de distancia fácilmente. Así que no es de extrañar que mires las que murieron incluso hace millones de años…

6. Planeta HD 188753 Ab

¿Recuerdas el famoso planeta Tatooine de Skywalker? Bueno, pues resulta que existe en la realidad, y por lo visto, hay más de uno de este tipo. Hacia el año 2011, los científicos que utilizaron el telescopio espacial Kepler de la NASA captaron detalles de un planeta gigante en orbitaba alrededor de un par de soles que componen el sistema Kepler-16, que se encuentra a unos 200 años luz de distancia. El planeta pasa delante de ambas estrellas, oscureciendo regularmente su luz. Cada una de éstas también eclipsa a su compañera mientras orbitan entre sí. En total, estos movimientos permiten a los científicos calcular con precisión las masas, radios y trayectorias de los tres cuerpos. ¿No es increíble?

7. ¿Qué pasaría si la Tierra tuviera forma de donut?

De acuerdo a las leyes de la física, un planeta con forma de rosquilla, donut, o toroide, podría existir, pero es muy poco probable que se forma de manera natural. Pero, ¿qué pasaría si una civilización alienígena avanzada decidiera construir uno? ¿Qué propiedades exhibiría una Tierra toroide? ¿Cómo sería la vida? La gravedad de la superficie dependería de la ubicación, siendo más débil a lo largo del ecuador interior y exterior, y más fuerte hacia el centro de los “polos” (agujero). Además, las noches y días serían muy cortos, no habría tiempo para que el ambiente se enfriara o calentase durante el ciclo diurno. Y las cosas serían muy distintas dependiendo de si vivieras más cerca o más alejado del centro. Una cosa es segura, si existiesen, serían lugares increíbles a los que aventurarse. Una área con una superficie muy grande; regiones con clima, estaciones, gravedad y ecosistemas muy distintos. Impresionantes cielos en la superficie interior, un tiempo horrible, y lunas realizando órbitas extrañas.

8. ¿Estamos hechos de estrellas?

De acuerdo a la ciencia, los seres humanos estamos hechos, literalmente, de estrellas. Pero, ¿qué significa eso exactamente? Bueno, casi todos los elementos químicos que componen una persona provienen de dichos astros. Cualquier elemento más pesado que el hidrógeno se originó en las estrellas, y definitivamente, somos algo más que hidrógeno. El calcio, el carbono, el nitrógeno, el oxígeno y alrededor de otros 60 ingredientes básicos forman un ser humano. Dado que el hidrógeno y el helio eran los únicos elementos antes de que las estrellas “cocinaran” algo más, parece ser una apuesta segura que la mayor parte de la sustancia que constituye el “físico” proviene de las estrellas. ¿Qué piensas al respecto? ¿Te ha parecido interesante? Si es así, comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: Twitter/StarStock

197
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Jóvenes brasileñas sufren lamentable accidente mientras posan para una selfie
Síguenos