Increíble!

Publicado 2018-01-29
34 Comentario

Cosas de los hogares latinos que nos hacen reír porque sabemos que son 100% ciertas

La verdad es que en cada continente o para ser más específicos, en cada país, existen un sin fin de costumbres y manías que nos parecen un poco fuera de lo normal en algunos casos. La mayoría de paises latinoamericanos comparten grandes similitudes entre si, ya que casi todos parten de un pasado muy especifico donde se ayudaron mutuamente para salir adelante. Vale la pena destacar que si eres un ciudadano de suramérica fácilmente entenderás lo que estarás a puntos de observar, pero si eres residente de otro continente te será dificil creer muchas de las cosas que están presentes en este artículo. A continuación te presentamos una serie de costumbres que están presentes en gran parte en el continente suramericano. ¡Seguramente tenemos algo en común!

1. En Latinoamérica las madres mezclan el shampoo con agua para que rinda más...

No nos dejarás mentir, es típico que cuando te estás quedando sin shampoo, simplemente le agregas un chorrito de agua y lo haces rendir hasta que puedes ir al súper a comprar más. Esta es una costumbre muy común y sobre todo muy práctica en los hogares latinos. Con lo caro que está todo en la actualidad, sin duda es algo que nos saca del apuro. Además, el punto principal es hacer suficiente espuma, y vaya que se logra.
¡Continúa leyendo para conocer otras cosas típicas!

2. Las bolsas de plástico nunca faltan en un hogar latino...

Es clásico que cada que vamos a hacer el mandado guardemos las bolsas de plástico que nos dan, después de acomodar nuestras cosas en las alacenas y en el refrigerador. Y es que uno nunca sabe para qué nos van a servir más tarde. Los usos que se les dan van desde contener la basura de los distintos botes de la casa, hasta proteger del agua las vendas y el yeso de alguna fractura cuando nos bañamos.

1. En Latinoamérica las madres mezclan el shampoo con agua para que rinda más...

2. El aceite de maíz se reutiliza una y otra vez...

Es muy recurrente que se guarde el aceite que se usó ya una vez. Incluso, hay algunas familias que lo reutilizan hasta que de plano está ya tan oscuro que, más que parecer aceite, parece miel de maple. Pero, vamos, lo volvemos a repetir, con lo cara que está la vida hoy en día, cualquier consejo de este tipo es bueno para ahorrarnos algunos centavos, pero tampoco exageremos. Si ya está oscuro, más vale usar aceite nuevo.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer más cosas típicas!

2. Las bolsas de plástico nunca faltan en un hogar latino...

4. En muchos países latinos las pizzas son muy exóticas...

No es tan común escuchar a alguien decir que no le gusta la pizza. Y es que, con tanta variedad de condimentos e ingredientes que se tiene en los países latinoamericanos, los pizzeros se ponen tan creativos que inventan sabores tan exóticos como los nombres que les dan a sus obras maestras. Chile, aguacate, piña, cereza, y hasta canela son tan sólo algunos de los elementos que se pueden encontrar.

3. Todos sabemos que el horno es una parte de la cocina que se usa para guardar cosas...

Se pueden encontrar un sinfín de utensilios de todo tipo dentro del horno de la estufa. Sin embargo, la variedad no se limita a cosas de la cocina. Hay quienes guardan además de sartenes y ollas, las ya mencionadas bolsas de plástico, periódicos, y hasta el nacimiento completo mientras se llega nuevamente la Navidad. Con lo pequeñas que son las casas y departamentos de hoy, si se cuenta con ese espacio ¡Caray, hay que usarlo!
¡Continúa leyendo el artículo para conocer más cosas típicas!

2. El aceite de maíz se reutiliza una y otra vez...

6. Los calcetines tienen un doble uso... ¡También sirven de trapeador!

Uno de los grandes misterios de la vida es ¡A dónde se va el otro calcetín! A todos nos ha pasado que, por más que buscamos en la lavadora, en el cesto de la ropa sucia, en los tendederos, no damos con él. Pero, si ya nos dimos por vencidos en nuestra búsqueda, más vale darle un buen uso al único que nos queda. Uno de los más comunes es usarlo como trapo, trapeador, o hasta como títere.

4. En muchos países latinos las pizzas son muy exóticas...

7. "Cuando creíamos que había galletas dentro"... ¡Nos equivocamos!

Para todo hay una vida útil, y uno de los objetos con mayor durabilidad es sin duda este tipo de recipientes metálicos que antes contenía esas deliciosas galletas de mantequilla. Pero, ¡qué triste era relamernos los bigotes cual gatos cuando pensábamos que nos íbamos a encontrar con una caja llena de ellas y, oh sorpresa! Generalmente lo que había dentro eran botones, hilos, tijeras y demás utensilios de costura ¡Vaya desilusión!
¡Continúa leyendo el artículo para conocer más cosas típicas!

3. Todos sabemos que el horno es una parte de la cocina que se usa para guardar cosas...

8. Las mamás siempre reciclan los envases de plástico...

¿Y ahora, en qué me voy a llevar la sopa al trabajo? ¡Que no cunda el pánico! Gracias a la sabiduría milenaria de la mayoría de las mamás latinas, los recipientes donde antes había crema o yogur, ahora son los moldes perfectos para contener la sopita de fideo o para mantener la salsa caliente. Por desgracia, también nos podemos llevar grandes decepciones al pensar que es yogur.

6. Los calcetines tienen un doble uso... ¡También sirven de trapeador!

9. El significado de la palabra "desechable" no es muy claro...

Con lo fiesteros que somos los latinos, los platos, vasos y cubiertos desechables de todos los tamaños y variedades de colores, son artículos que abundan en los supermercados. Sin embargo, ya sea porque acabamos de mudarnos de casa de nuestros padres y estamos iniciando de a poco, o simplemente por ser amigables con el planeta, decidimos lavarlos después de la fiesta y guardarlos en la alacena para reusarlos.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer más cosas típicas!

7. "Cuando creíamos que había galletas dentro"... ¡Nos equivocamos!

10. "Hay que proteger los utensilios de cocina de moscas y otros bichos"...

La higiene y la salud ante todo. Por ello, muchas mamás latinas clásicas, siempre sabias, acostumbran proteger los utensilios de cocina que ya no caben en los cajones con bolsas de plástico. Así, ni las moscas ni otros bichos podrán pararse encima de ellos y estaremos a salvo de contraer alguna enfermedad estomacal. Aunque, las bolsas no son lo único, también se puede usar un trapo limpio.

8. Las mamás siempre reciclan los envases de plástico...

11. Los bebés pueden ser un verdadero peligro para la tapicería de los sillones...

Aunque ya no es tan común, anteriormente los sillones venían con una cubierta de plástico ajustada a su forma. Eso les brindaba protección durante la entrega al domicilio. Muchas mamás latinas, siempre previsoras, decidían conservar el plástico sobre los muebles para evitar derrames y manchas. Esto era mucho más común entre quienes tenían hijos pequeños. Los bebés y los niños pueden ser un verdadero peligro para los muebles nuevos.
¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

9. El significado de la palabra "desechable" no es muy claro...
37
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Por qué MALUMA no soporta las CRÍTICAS?
Síguenos