Consejos

Publicado 2018-01-30
1 Comentario

Comportamientos que pueden acabar con el amor entre una pareja

Los que solemos rompernos la cabeza intentando descifrar la fórmula para una relación sentimental indestructible, por lo general podemos contar con unos pocos consejos, tales como: "intenta trabajar el compromiso" y "no seas egoísta". Curiosamente, cuando empezamos a reflexionar sobre los factores capaces de poner fin a un noviazgo o matrimonio, quedamos inundados de ejemplos. Dado que resulta mucho más fácil terminar una relación amorosa que rescatarla, merece la pena entender qué es lo que puede llegar a hacerla pedazos. Los siguientes párrafos intentarán aclararte esta delicada cuestión. Si no quieres perder a tu pareja, ¡toma nota!

a

1. Falta de diálogo
Para que puedas presumir de una vida sentimental envidiable, es necesario que demuestres sumo interés a tu otra mitad. Desde luego, no se trata de fingir curiosidad por sus problemas y "llenar el vacío" todos los días siguiendo el mismo esquema sin sentido. Cuando el diálogo en pareja es sincero, no requiere de mucho esfuerzo convertirlo en una charla valiosa y enriquecedora para los dos. Si sientes que no eres capaz de mantener una conversación de calidad con la persona que solías amar, puede que sea el principio del fin de este sentimiento.

1

2. Falta de experiencias nuevas
Seamos sinceros: incluso los muebles y objetos que usamos a diario necesitan ser adecuadamente mantenidos para cumplir su función. Lo mismo se puede decir sobre una relación entre dos personas: el aburrimiento es su peor enemigo y sus efectos pueden compararse con los que produce el óxido en las cosas de metal. Para impedir que aparezca, es imprescindible mantener viva la chispa de curiosidad en pareja. Los viajes, las nuevas aficiones, las ganas de aprender y compartir la sabiduría ¡pueden ser una verdadera salvación!

2

3. Control y celos
Puesto que la confianza es el elemento más relevante de una vida sentimental saludable, cuando empieza a fallarnos, toda la unión puede echarse a perder en un abrir y cerrar de ojos. Si bien muchos creen que los celos son el mejor condimento del amor, su exceso nunca conlleva nada bueno. Por si fuera poco, solamente las personas inmaduras suelen "stalkear" a sus medias naranjas y verse extremadamente controladoras sin tener motivo de sospechas. Comportándote de esta manera solamente empeoras la situación.

3

4. Aislamiento de los seres queridos
Aunque al enamorarte tienes ganas de pasar todo el tiempo del mundo en compañía de tu ser querido, el secreto de una relación feliz consiste en no exagerar con ello. Si uno de los dos compañeros empieza a sentir que el otro limita (o impide) sus reuniones con otra gente, no hace falta mucho más para que su amor se convierta en odio. A decir verdad, no es de extrañar: recuerda que todos los seres humanos necesitan disponer de su libertad, incluso estando de novios.

4

5. Amistades inadecuadas
Teniendo en cuenta que, en opinión de algunas fuentes, somos el promedio de cinco personas con las que pasamos más tiempo, no puede sorprender que algunas que otras de nuestras amistades provoquen reacciones negativas por parte de nuestras parejas. Si te identificas con este problema, intenta conocer el motivo del disgusto de tu ser querido y explicarlo. Aunque no lo creas, eligiendo pasar tu tiempo libre con gente inadecuada puedes defraudar la confianza de otra persona y ser incapaz de recuperarla en el futuro.

5

6. Mal reparto de responsabilidades
¿Cómo son las tardes en tu casa? ¿Te descalzas, pones la tele y pasas varias horas tirado en el sofá, comiendo maní y tomando refrescos, mientras tu mujer se ocupa de todo lo demás? ¿O pasas días enteros en los salones de belleza, viendo series o charlando con tus amigas, y dejas a tu esposo completamente solo? Por tu propio bien, no lo hagas. Solamente los que comparten las tareas domésticas de manera justa y equilibrada no corren riesgo de una separación inminente. Cuando todo tiene que ser arreglado y organizado por solamente uno de los dos, el desamor es cuestión de tiempo...

6

7. Transformación en coinquilinos
Al pasar días, semanas, meses y años enteros en compañía de otra persona, puedes comenzar a perder la noción sobre la esencia de una vida sentimental saludable. Lo peor que puede suceder en esta situación es que ambas partes del dúo se empiecen a considerar compañeros de hogar más que amantes, amigos y confidentes. Aun sabiendo que la realidad está llena de muchas actividades comunes y rutinarias, es recomendable que trates de despertar los sentimientos superiores hacia tu pareja un día tras otro. En caso contrario, lo vuestro perderá la chispa y el sabor para siempre.

7

8. Reducción de la libido
Aunque te puede resultar chocante, incluso la falta de ganas de consumar la vida amorosa de forma carnal influye en el empeoramiento de la calidad de tu relación sentimental. La intimidad compartida con la persona amada es uno de los componentes más relevantes para ambos, y una de las manifestaciones más patentes de los sentimientos que existen entre los dos. Su desaparición (ya sea lenta o repentina) es, sin lugar a dudas, una mala señal... Si no quieres arruinar tu noviazgo o matrimonio, ¡haz uso de tu dormitorio!

8

Por supuesto, existen muchas otras características propias de una relación amorosa en peligro. Las ocho que acabas de conocer suelen ser consideradas las más frecuentes y provocar el mayor sufrimiento de la gente. ¿Serías capaz de agregar a algunas más? ¿Cuál de estos factores es, en tu opinión, el decisivo a la hora de una separación? ¿Cuál es el más difícil de soportar? ¿De qué crees que dependen?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Pixabay

b
8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

 9 cosas que NO se deben hacer si no queremos que nuestra relación se acabe...
Síguenos