Increíble!

Publicado 2018-02-15
9 Comentario

Barcos que desaparecieron de manera misteriosa y fueron encontrados siglos después

El mundo lleva existiendo millones de años y hay cosas que el ser humano no podrá entender jamás. Algunos misterios han dejado a todos los científicos confundidos y sin duda alguna nunca podrán ser resueltos. Se ha llegado a saber de historias sobre embarcaciones que han desaparecido del mapa y no han sido encontradas. Sin embargo, hay otros botes que han sido localizados después de unos años o meses. Incluso, se ha escuchado muchas veces de los “barcos fantasmas” y su mito ha sido conocido por muchos años. En este artículo te contaremos de 5 casos específicos que nos parecieron muy interesantes y curiosos…

1. MV Joyita

1. MV Joyita

Fue usado durante la Segunda Guerra Mundial, como un bote patrullero YP-108, la marina la usó en Hawaii al final de esta gran contienda. Después fue vendida a diferentes personas y terminó en manos del Capitán Thomas H. “Dusty” Miller, un británico que vivía en el Estado Independiente de Samoa, unas islas en el sur del Océano Pacífico. El 3 de octubre de 1955 Joyita salió de Apia, la capital de Samoa, con destino a las islas Tokelau, a 430 km de distancia. Se esperaba que fuera un viaje de 41 a 48 horas, y debía llegar el 5 de octubre. Sin embargo, al sexto día de ese mes se mandó un mensaje de la isla Fakaofo diciendo que el barco no había llegado a tiempo. Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. MV Joyita 1

Se comenzó una misión de rescate y búsqueda del 6 al 12 de octubre, la fuerza aérea de Nueva Zelanda cubrió la probabilidad de un área de 260,000 km cuadrados en el océano. Sin embargo, no hubo rastro de “Joyita” o de sus pasajeros. Cinco semanas después, el 10 de noviembre se encontró al bote a la deriva al norte de Vanua Levu, a 970 km de su ruta programada. El navío estaba parcialmente sumergido y no había ningún cuerpo o sobreviventes, además desaparecieron cuatro toneladas de cargo. Se descubrió que el radio se quedó en en el canal de la marina internacional. Habían grandes daños en la superestructura, pero era imposible que se hundiera. De hecho, los allegados al capitán estaban seguros que él jamás dejaría a su preciada embarcación y sabía que podrían sobrevivir sobre él sin que se hundiera por completo. “Joyita” tenía tres balsas salvavidas, que estaban desaparecidas, y no habían chaquetas salvavidas para las 25 personas en el barco, por lo que algunos habrían ido sin uno.

El motor de estribor fue cubierto con colchones, el radio tenía un cable suelto, así que la comunicación se limitó a 3.2km de distancia. Una bolsa de doctor fue encontrada sobre un escritorio, y contenía un estetoscopio, un bisturí y cuatro tiras de vendas manchadas de sangre. Todavía había gasolina en los tanques del bote, y se cree que solo navegaron por 391 km basándose en lo que había sido usado de combustible. Existen varias hipótesis: la primera es que algo ocurrió y el capitán tuvo una grave herida y falleció, por lo tanto cuando el barco comenzó a inundarse, los pasajeros entraron en pánico y decidieron abandonar la nave, y no se sabe si sobrevivieron. La segunda: La Segunda Guerra Mundial había terminado recientemente, y habían muchos “pescadores” japoneses cerca de este lugar, y se piensa que pudieron haber sido raptados por estas personas. Sin embargo, no se sabe lo que ocurrió. Sigue con nosotros para que conozcas más sobre esto...

1. MV Joyita 2

2. Octavius

Este fue un apócrifo, un “barco fantasma” del siglo 18. La tradición dice que la goleta de tres mástiles fue hallada al oeste de Groenlandia. El descubrimiento fue hecho el 11 de octubre de 1775, y cuando fue visto, encontraron a la tripulación muertos, congelados y perfectamente preservados. Según la historia, el capitán seguía en la mesa de su cabina, con una pluma en la mano y la libreta de anotaciones frente a él. Dentro del cuarto habían tres cuerpos: el de una mujer y un niño cubierto por una cobija, y un marinero. Se tomó sólo el registro, y la última escritura había sido el 11 de noviembre de 1762, osea que la embarcación había estado perdida en el Ártico por 13 años. Ya que las hojas estaban congeladas, se deslizó de la encuadernación y dejó a la vista solo la primera y las últimas páginas dentro, por lo que no se pudo descifrar nada más.

 2. Octavius

Se creía que Octavius había dejado Inglaterra por el oriente en 1761, y llegó a su destino el siguiente año. Sin embargo, el capitán se aventuró en regresar por el pasaje del noreste, que en ese entonces era muy poco conocido, y tuvieron un resultado desafortunado de que su barco quedó atrapado en el hielo de Alaska. Así que se piensa que llegaron a este pasaje después de haber fallecido. El bote no ha sido visto de nuevo posterior de que “Herald” lo encontrara en 1775, ya que se cree que fue llevado por el viento fuerte de la noche. La última posición de la nave con su tripulación con vida fue cerca de Barrow, Alaska, mientras que fue hallado en Groenlandia. Continúa en nuestra página para saber más del tema...

 2. Octavius 1

3. Lady Lovibond

Cuenta la leyenda que este barco salió el 13 de febrero de 1748 de Inglaterra ya que su capitán Simón Reed, otras veces llamado Simón Peel, se había casado y estaba celebrando la ocasión con un crucero. Se dice que tenían como destino llegar a Oporto, Portugal, y a pesar de las supersticiones de que traer a una mujer a bordo es mal augurio, no le importó a la tripulación y Reed trajo a su esposa Annetta. Según la historia, John Rivers, el primer oficial, era un rival por la mano de a joven mujer del oficial y se paseaba por las cubiertas con muchos celos y un gran enojo. El primer oficial fue presa de un ataque de rabia celosa. Caminó suavemente detrás del miembro del equipo al volante y lo derribó a la cubierta con un golpe aplastante. Rivers luego tomó la rueda y condujo el embarcamiento hacia las traidoras arenas Goodwin, matando a todos los que estaban a bordo. Una investigación posterior sobre el desastre registró un veredicto de desventura.

Se dice que esta nave aparece cada 50 años. El barco fantasma fue visto por primera vez el 13 de febrero de 1798 por otras embarcaciones: el “Edenbridge”, que su capitán era James Westlake, y un navio pescador. Después en 1848 su presunta aparición convenció a los marineros locales de que se había producido un naufragio y enviaron botes salvavidas con la esperanza de rescatar sobrevivientes. El oficial Bull Prestwick dijo que había visto a “Lady Lovibond” y parecía real, posteriormente emitió un brillo verde espeluznante. No se reportó nada en el año 1998. Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

3. Lady Lovibond

4. Mary Celeste

El barco mercante fue descubierto en el Océano Atlántico el 5 de diciembre de 1872. Se le encontró a la deriva y abandonado, la embarcación estaba un poco desaliñada, pero en condiciones buenas para navegar, no había botes salvavidas, y la vela estaba parcialmente baja. La última entrada del registro fue 10 días antes de haberla hallado. Dejó Nueva York el 7 de noviembre con destino a Genoa, Italia. Se halló el cargamento de alcohol intacto, y las pertenencias de la tripulación y el capitán estaban íntegras. Ninguno de los que iba a bordo fueron vistos o se escuchó de ellos de nuevo. Hay diferentes hipótesis de lo que pasó, incluyendo un motín por parte del equipo del Mary Celeste, piratería del bote Dei Gratia que dejó NY unos días después y una conspiración fallida para hacer un fraude al seguro del navío.

5. El Holandés Errante o Volador

Se dice que este barco fantasma no pudo volver a puerto, así que tuvo que vagar para siempre por todos los océanos. A veces se le puede ver con una luz resplandeciente y se dice que si otro bote pasa cerca de ellos, la tripulación de “El Holandés Errante” intentará enviar mensajes a tierra o a personas que murieron hace mucho tiempo. La vista de este “fantasma” es un presagio de la perdición. Existen muchas versiones del origen del mito, y se dice que un capitán llamado Willem Van Der Decken hizo un pacto con el diablo para lograr navegar los mares sin ningún problema, y sin importar lo que Dios le pusiera enfrente. Según la historia, Dios se enteró de esto y lo condenó a navegar eternamente. Otro cuento es que los pasajeros habían cometido un gran crimen y después contrajeron una epidemia que infectó a todos, por lo tanto no se les permitió desembarcar en ningún lugar, condenandolos a quedarse en el navio para siempre, se piensa que fue entre 1641 a 1680. Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Twitter

63
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El Octavius: un barco fantasma descubierto con el cuerpo del capitán congelado en su escritorio, todavía sosteniendo su pluma...
Síguenos