0 Comentario

Qué es lo que en realidad siente un hombre por su amante

El fenómeno de la infidelidad ha prevalecido a lo largo de la historia de nuestra especie hasta llegar al punto de permanecer como problema vigente en la actualidad. Pero, si bien se nos lleva educando en la idea del respeto a la pareja desde tiempos inmemoriales (se halla recogida desde la aparición de los códigos normativos más antiguos que se recuerdan en el devenir de la humanidad, como la popular tabla de los Mandamientos de Moisés entre otros), y no es menos cierto que a día de hoy se nos permite escoger con libertad la posibilidad de vivir en pareja, qué sentido puede tener la infidelidad?

Qué es lo que en realidad siente un hombre por su amante 1

Lo cierto es que tratar de buscar el encaje que la infidelidad tiene en nuestra vida cotidiana no parece una cuestión para nada simple. Podría entenderse que el modelo de relación heteropatriarcal y monógama de herencia burguesa y cristiana que lleva dominando la vida de la multitud en las sociedades occidentales, obliga a sus integrantes a interiorizar este concepto de vínculo clásico como si de un reflejo natural se tratase. El ser humano racionaliza este arquetipo de pensamiento único en lo que se refiere a las maneras de amar, pero con ello, aunque se esfuerza por ignorar las mil y una contradicciones que está asumiendo a la vez que hace suyas estas pautas, de ninguna manera las hace desaparecer. De hecho, una de las manifestaciones más populares de estas incongruencias es la infidelidad.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Qué es lo que en realidad siente un hombre por su amante 2

En efecto, esta imposición educativa que el ciudadano occidental padece desde la primera infancia le conduce a confundir esta modalidad de interacción socialmente imperante, con aquella que verdaderamente le caracteriza en esencia natural. Por este camino termina por dejar de comprender algunos de los estímulos que su instinto le pide satisfacer, y acaba escondiéndose avergonzado para dar satisfacción a todo aquello que lleva dentro de lo que jamás nadie le habló. Por todo ello parece evidente preguntarse ¿es la infidelidad un problema realmente individual, o tiene algo de colectivo?

Qué es lo que en realidad siente un hombre por su amante 3

Al hilo de las ideas expresadas, parece que es evidente que en aras de evitar la infidelidad, una medida inteligente sería fomentar una apertura en el abanico de modelos de relación que se nos enseña, aconseja, u obliga a seguir por influjo eficaz de los dispositivos culturales más potentes que existen, con el fin de dar con nuestra felicidad. Pero ¿qué mejor manera de ser felices que conocernos bien para aprender a construir una vida en consonancia con las características más propias de cada uno?

Qué es lo que en realidad siente un hombre por su amante 4

Si desde que somos niños se vincula el rumbo hacia nuestra realización a la vida en pareja, y además con una persona de distinto sexo, ¿no sería posible que se estuvieran ignorando posibilidades tan naturales como posibles de vivir con las que no se está contando? Lo cierto, es que se condena al diferente. Se le obliga a pensar que para ser feliz deberá encontrar una pareja del sexo opuesto. Y cuándo casi nos lo estamos creyendo, nuestro yo más profundo, desde allí donde se encuentra desterrado en lo que más odiamos de nosotros mismos, llama a nuestra puerta. Desde esta óptica, analizamos los causas principales que conducen a ser infiel según la observación directa de la realidad cotidiana, y la opinión que los/las amantes le merecen a cada sujeto infiel.

Insatisfacción carnal y deseo de algo nuevo

Insatisfacción carnal y deseo de algo nuevo

Una de los motivos principales que se aducen para justificar la falta de fidelidad son las carencias en el apartado íntimo. Lo cierto es que tiende a entenderse que salir a buscar afuera lo que en nuestro hogar no tenemos es consecuencia directa de la falta de encuentros carnales -ya sea en calidad o en cantidad- con nuestro/a compañera. Por este camino, se nos responsabiliza, a alguna o a las dos partes, de no encender la llama del deseo y desencadenar los problemas.

Insatisfacción carnal y deseo de algo nuevo 1

Pero, ¿no podría ser que en el caso de algunos individuos la voluntad de relacionarse con más de una persona a lo largo de su etapa adulta fuera algo natural y deseable? ¿Tan descabellado es pensar que no todos hemos nacido con la vocación de darle nuestro fuego a sólo una persona? El romanticismo puede ser bonito. Pero si en nombre suyo y de la exclusividad en la pareja que lleva asociado la gente vive obligada a ser algo que no desea, entonces pierde todo su encanto y se convierte en tortura.

Insatisfacción carnal y deseo de algo nuevo 2

Al ser preguntadas, las personas infieles relacionan sus aventuras con una escapada de la realidad, la necesidad de buscar una ilusión. A pesar de las dudas que se sufren en carne propia y de las falsas promesas que a veces se hacen a la otra persona, lo cierto es que por lo general el amante infiel tiende a manifestar su preferencia inequívoca por la pareja formal. Dichas afirmaciones anidan también quizá en esa culpabilidad constante que se siente al desear lo ajeno, y que impide afrontar la realidad de nuestro deseo que en ocasiones nos debería llevar a admitir posibilidades como la de haber encontrado a una persona que se ama más que la pareja principal, o directamente, la de amar a ambas de igual o diferente manera. Con todo lo dicho en el presente artículo no tratamos de eximir de responsabilidad individual al amante que incurre en infidelidades, sino que por el contrario tratamos de abrir el marco de reflexión entorno a la cuestión, que hasta el momento se ha limitado a mirar el asunto desde un punto de vista abusivamente “micro”. Invitamos a pensar en un mundo libre de infidelidad no tanto -que también- por el preceptivo respeto a la pareja, sino también por el libre autoconocimiento y por tanto elección, de la manera en la que uno quiere entenderse con los demás a la hora de querer.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels

Insatisfacción carnal y deseo de algo nuevo 3
16
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La historia real tras la boda que se hizo viral en las redes sociales
Síguenos