3 Comentario

Síntomas de enfermedad pulmonar que no deberíamos ignorar nunca

En nuestro proceso de respiración, nuestros pulmones extraen del aire aspirado el oxígeno y lo transportan al flujo sanguíneo. Las células en nuestro organismo requieren del oxígeno para desarrollarse y funcionar como es debido. Tanto es así, que atendiendo a los datos estadísticos, se dice que una persona respira en 25.000 ocasiones de manera aproximada. De ahí la importancia de prever y tratar a tiempo la enfermedades pulmonares, dado que padecer de alguna de éstas nos dificultaría algo tan básico y necesario como la respiración.

Síntomas de enfermedad pulmonar que no deberíamos ignorar nunca 1

Numerosas personas sufren hoy infecciones pulmonares en países tan prósperos y boyantes como Estados Unidos. Los afectados llegan a contarse por millones. Tal es la magnitud del problema, que si se reuniera todo el elenco de enfermedades diversas de tipo pulmonar que la masa ciudadana sufre en Estados Unidos, daríamos en ese conjunto con nada menos que el tercer grupo de enfermedades de este país que más muertes causa. En el presente artículo te traemos los síntomas que no debes ignorar para evitar problemas tan extendidos como estos.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Síntomas de enfermedad pulmonar que no deberíamos ignorar nunca 2

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A veces los hábitos más desagradables no dejan de ser por ello los más sanos. Que no te engañen las buenas costumbres, hoy explicamos las ventajas de ser un poco cochino.

1. Ruidos respiratorios

Es de vital importancia prestar atención a dichos sonidos, los cuales vienen provocados por la estructura pulmonar en el momento de la respiración. Deben tenerse en cuenta importantes consideraciones como la de que los ruidos pulmonares usuales suceden en todas las regiones del área torácica, como por ejemplo en debajo de la parrilla costal o sobre la clavícula. Estos ruidos se perciben a nivel profesional mediante lo que en medicina se conoce por estetoscopio, mediante el llamado proceso de auscultación.

1. Ruidos respiratorios

Sirviéndose del estetoscopio, el doctor puede percibir la normalidad de los ruidos pulmonares, su disminución, o su ausencia. En el caso de que se localice una disminución o carencia de los sonidos propios de los pulmones puede querer decir varias cosas: líquido o aire en los alrededores de los pulmones (puede tener relación con otras patologías como son la insuficiencia cardiaca, neumonía, o derrame pleural), aumento del ancho de la pared torácica, bajada en el flujo de aire dirigido a alguna zona de los pulmones, o por exceso de insuflación llevada a cabo por una sola parte de los pulmones (posiblemente causado por un enfisema).
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. Ruidos respiratorios 1

Pero, estos no son los únicos problemas posibles. Existen ruidos respiratorios atípicos a los que debemos prestar atención, en concreto cuatro. En primer lugar nos referimos al popular "roncus". Consiste en sonidos semejantes a los ronquidos y que tienen lugar cuando el aire se queda bloqueado o su flujo se vuelve seco, áspero o abrupto a través de las vías de respiración. Sucesivamente hablamos de los llamados "estertores". Son ruidos casi imperceptibles chasqueantes, estrepitosos, o burbujeantes en el región pulmonar. Se oyen cuando quien los padece inhala, y se tiene la creencia de que acontecen cuando el aire abre espacios aéreos cerrados. Pueden ser roncos, finos, secos o húmedos.

1. Ruidos respiratorios 2

También podríamos experimentar en carne propia otros sonidos anormales en la respiración como son los "estridores". Comúnmente se debe a la obstrucción del aire en la parte de la garganta posterior o en la tráquea generalmente se escucha cuando la persona respira, y suena parecido a las "sibilancias". Estas últimas, constituyen el último de los tipos de ruido anormal a los que cabe hacer mención. Son zumbidos chillones acompañados por otros difíciles de definir, que pueden ser detectados incluso sin acudir al uso del mencionado estetoscopio. Tal es su relevancia, que precisamente a este tipo de sonidos nos referimos en el apartado siguiente.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. Ruidos respiratorios 3

2. Sibilancias

Son un sonido silbante y chillón durante la respiración, que ocurre cuando el aire se desplaza a través de los conductos respiratorios estrechos en los pulmones. Se trata de un estrépito cuya percepción es más fácil al momento de la expulsión del aire (exhalación), aunque también se va a localizar en ocasiones en el tiempo de la toma de aire (inhalación). Las sibilancias proceden con más frecuencia de los conductos más estrechos, como son los bronquiales, los cuales se hallan en lo más profundo de nuestros órganos pulmonares. Aunque podrán también estar motivadas por una obstrucción de otros conductos más notorios, o incluso también por defectos en las cuerdas vocales.

2. Sibilancias

3. Tos con sangre

En un caso ya más extremo y algo peligroso, podemos notar que expulsamos sangre o moco impregnado de ella procedente de la garganta y los pulmones. Esta anomalía recibe el nombre en medicina de "hemoptsis". El pronóstico va a variar según cuál sea la causa que esté originando el problema. La inmensa mayoría de personas obtiene resultados favorables al ser tratados, aunque no menos cierto es que los individuos que sufren de hemoptisis severa tienen posibilidades reales de sufrir graves consecuencias como la misma muerte. Si tienes cualquiera de estos síntomas no dudes en acudir a tu médico cuanto antes.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels

3. Tos con sangre
14
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Si quieres eliminar el estrés, presiona estos 5 puntos del cuerpo ¡y relájate!
Síguenos