2 Comentario

Maneras eficaces para aclarar las axilas y por fin estar cómodos

No cabe de duda de que vivimos en un mundo en el cual la naturaleza del humano anda algo pervertida por algunas construcciones socialmente impuestas. La belleza es una de estas, la cual azota además de manera especialmente severa al colectivo femenino. Potentes dispositivos de difusión cultural se ocupan de hacer que la necesidad de cuidar nuestra apariencia cale en lo más hondo de nosotros, entregándonos a una vida de repleta de inseguridades, baja autoestima, y cuantiosas inversiones en productos de belleza y operaciones estéticas.

Maneras eficaces para aclarar las axilas y por fin estar cómodos 1

No solo nos dicen que tenemos que ser bellos, si no también lo que la belleza significa. Así, se descartan concepciones vinculadas a la atracción que nos puede generar la naturalidad y la imperfección, para tratar de unir de manera inseparable la belleza a la perfección en términos de apariencia física. Ve al gimnasio, cuida tu cabello, tu piel, ve a la moda… son algunas de las instrucciones que nos acaban calando hasta los huesos, y que esconden tras de sí numerosos intereses enfocados a fomentar que consumamos.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Maneras eficaces para aclarar las axilas y por fin estar cómodos 2

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! A veces los hábitos más desagradables no dejan de ser por ello los más sanos. Que no te engañen las buenas costumbres, hoy explicamos las ventajas de ser un poco cochino.

Como sabemos lo difícil que puede resultar abandonar un modelo que con tanto acervo ha sido difundido, y que tanto éxito ha cosechado, no sin antes animarte a tratar de ser tu misma y liberarte en la medida de lo posible de imposiciones como las que enumeramos, te traemos unos consejos que te pueden servir para sentirte segura en público y mantener el atractivo. Mientras las cosas no cambien, vas a necesitar cuidar algunos aspectos, y el aclarado de tus axilas no es una cuestión menor. Te taremos tres fórmulas originales para conseguirlo.

1. Método número 1

1. Método número 1

Para el primer método que te recomendamos vas a necesitar oxigenta de 20 volúmenes y polvo decolorante. Una vez tengas estos ingrediente en tu poder debes buscar un recipiente y depositar en el 10 gramos de la sustancia decolorante que ya tenías en tu poder. Posteriormente debes agregar 20 mg de oxigenta en este mismo lugar y mezclalo todo. Lav bien tu axila, acto seguido aplica la fórmula que has creado sobre esta parte de tu cuerpo, y espera unos minutos. Después deberás retirar el mejunje con un cartón y limpiar nuevamente tu axila. Hidrata tu piel con algún producto útil a estos efectos y no olvides repetir el proceso durante un mínimo de dos veces por semana.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

2. Método número 2

En este caso vas a requerir de agua oxigenada y bicarbonato de sodio. Concretamente media cucharada de bicarbonato y una entera de agua oxigenada, que deberás mezclar bien en un recipiente. Vierte esta mezcla sobre tus axilas, y déjalo todo así durante diez minutos, para, después de que pase este tiempo, lavarlo con agua abundante. Al poco rato verás lucir tus axilas con enorme claridad y libres de malos olores. No olvides repetir este proceso entre una y dos veces por semana.

3. Método número 3

Finalmente te aconsejamos recurrir a una tercera técnica de higiene personal para el cuidado de tus axilas. Para ello tienes que empezar por limpiar tu axila bien. Luego deberás hacerte con un limón que, una vez cortado deberás poner en la parte de tu cuerpo que pretendes mejorar. Déjalo en estado de reposo sobre la zona durante 15 minutos, retira la fruta, y lava bien de nuevo la región. Después del aclarado verás marchar el mal olor, aunque es importante que intentes realizar este método una vez al día para conservar la frescura.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

El cuidado de tu aspecto físico es importante, pero no obstante, recuperando ahora el hilo de las cuestiones que abordamos en la introducción, no demos olvidar que la felicidad es un estado mental subjetivo y que no es sano ni lógico de forzar su llegada con base en cánones objetivos universales. De la misma manera que no hay dos personas iguales, no todas necesitan lo mismo para sentirse realizadas, ni tampoco debería entenderse como algo natural que todas necesiten parecerse un mismo modelo de perfección física para verse atractivas al espejo.

2. Método número 2

Por lo tanto, y a pesar de que respetamos el modo -sea cual sea- en el que decidas cuidar de tu apariencia en el cotidiano discurrir de tus días, nos parece de sentido común recomendarte que reflexiones sobre tus propia identidad y tus necesidades personales reales para ser feliz. Si después de este ejercicio concluyes de igual manera en que todo te iría mejor si te parecieras a Brad Pitt o Angelina Jolie lo entendemos, pero date al menos esta oportunidad de ser crítico con algo que te hace sentir inseguro en tu día a día, y te obliga además a gastar mucho dinero en el cómputo general de tu vida.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels / Twitter

3. Método número 3
29
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Increíbles fotos que demuestran que limpiar siempre es buena idea...
Síguenos