Increíble!Consejos

Publicado 2018-03-01
112 Comentario

3 desastres naturales que se nos vienen encima y la gente no lo sabe...

Durante los últimos tiempos, la humanidad ha disfrutado de años de estabilidad natural en los cuales, a pesar de las desgracias sociales, no hemos tenido que lamentar por suerte tantas catástrofes naturales como en décadas anteriores. Ello nos ha hecho quizá olvidar cuán insignificantes somos en el cómputo global del planeta en el cual vivimos aunque lo consideremos "nuestro". De hecho, la última vez en la historia que nos sentimos verdaderamente vulnerables fue hace 70.000 años con la erupción del lago Toba, acontecimiento que ocasionó un invierno nuclear que desencadenó la pérdida de muchísimas vidas humanas. Por ello, cobra interés recordar nuestra fragilidad, y en este artículo lo haremos a través de 3 desastres naturales que podrían avecinarse pronto con horribles consecuencias para la humanidad.

1. Tormenta solar del ciclo 25

1. Tormenta solar del ciclo 25

La arquitectura del sol es complicada de definir por los violentos fenómenos que tienen lugar en su interior. Su comportamiento lleva siendo estudiado desde hace dos siglos, y la investigación demuestra hoy que la vida solar puede ser fraccionada en ciclos de 11 años de duración en promedio. A lo largo de éstas, se dan épocas de distinto tipo, algunas de calma y otras de violencia inusitada. Actualmente nos encontramos en el que se conoce por "El ciclo 24", el cual dio comienzo en 2008, y supuestamente terminará, según afirman los expertos, en 2019.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Lo extraño es que supuestamente este ciclo ha atravesado ya su pico de máxima actividad y la ciencia se pregunta por qué está siendo tan suave su época de mayor virulencia. ¿Es esta la calma que precede a la tempestad? Sea como fuere, la ciencia ha investigado ya el que será "El ciclo 25", y prevé para el año 2024, sus máximos de temperatura y actividad solar violenta. Será interesante pues, estudiar si va a seguir la dinámica solar esta trayectoria de descenso en su actividad, o si por el contrario las tormentas solares arrancarán de nuevo con su agresividad más temida poniendo en peligro nuestra civilización tecnológica.

2. Inundación de Bangladesh

La tierra se está calentando, y si como demostración no te fías de los grandes datos, solo necesitas echar un ojo a tu vida cotidiana. Algo querrá decir, el hecho de que quizá hayas dejado de usar la chamarra en los últimos inviernos, o de que las plantas hayan florecido con meses de antelación. Pues bien, este cambio no solo tiene las obvias implicaciones de las que generalmente tenemos noticia, sino que además también favorecen el fortalecimiento del poder de las tormentas.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Si todo sigue así, las tormentas tropicales, huracanes y tifones aumentarán su potencia en los próximos tiempos, y ello, unido al aumento en el nivel general del agua en el planeta, hará que numerosas tierras antes en la superfície queden sumergidas. Pero esto no queda aquí, puesto que podrían tener lugar también desastres nunca antes presenciados en la historia moderna como evacuaciones permanentes masivas; familias perdiéndolo todo...

La región más afectada podría ser, según los expertos, el Sudeste Asiático: Bangladesh, Centroamérica, Islas Pacífico e Índico, que se llevarían la peor parte. Con ellos también podrían sufrir nefastas consecuencias El Caribe, EEUU, y el Este de Asia, azotados por huracanes descomunales. Las consecuencias son imprevisibles, y a ciencia cierta, no sabemos hasta dónde podrían llegar.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

3. Erupción de volcanes

En los últimos tiempo se le ha perdido respeto a este tipo de desgracia al haber sucedido las últimas en regiones olvidadas y remotas. Pero, a lo largo de la historia del ser humano, los volcanes nos han doblegado en ocasiones múltiples. En los últimos 100.000 años son el único desastre natural que nos ha arrodillado diezmando la población mundial hasta el aforo de un estadio de tercera división (3.000 personas).

La explosión de una super caldera podría provocar un invierno volcánico que privaría a la tierra de luz solar por décadas. Con ello diríamos adiós a numerosos cultivos y producción de alimentos. No existen indicios aún de grandes calderas con probabilidades de entrar en erupción, aunque sí que hay volcanes en concreto que podrían atacar ciudades de cientos de miles de habitantes: Besubio y Edna (italia) Sacurayima (Japon), Tumurawa (Ecuador).
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels / Twitter

1661
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Los desastres naturales más devastadores para el mundo
Síguenos