Increíble!

Publicado 2018-03-08
1 Comentario

Descubrimos a los Piratas del Caribe de la vida real, sin un Jack Sparrow entre ellos…

La piratería ha sido un problema abrumador en los mares del planeta a lo largo de toda la historia. Los responsables ponían en serio peligro el libre comercio en los principales puertos y ensenadas, y causaban a su paso la pérdida de muchas vidas humanas. Mientras que la mayoría de nosotros visualizamos a los piratas como los personajes de la superproducción de Disney, no somos realmente conscientes de los horrores originados por los más crueles.

Especialmente aquellos que vivieron durante la Edad de oro de la piratería, entre los años 1700 y 1725. Lo cierto es que estos seres eran más violentos de lo que cualquier podría anticipar, y a lo largo del presente artículo mostraremos algunos ejemplos de las carreras de varios de ellos. Muchos reflejan el carácter de más de un nombre conocido en la saga “Los Piratas del Caribe”... Si quieres conocer las historias de estos despiadados delincuentes, prosigue tu lectura…

Sir Francis Drake

Mucho antes de la época de auge ya mencionada vivían los corsarios o “lobos de mar”, contratados por los ingleses para atacar las flotas de barcos españoles. Uno de los nombres más notorios de aquellos días fue el de Francis Drake, quien supuestamente se ganó el apodo de “mi pirata” por parte de la reina Isabel I. En el que fuera el viaje más famoso que Drake hiciera, desde 1577 hasta 1580, se convirtió en el primer capitán Inglés en circunnavegar el planeta. Fue, sin embargo, en esa misma implacable y turbulenta travesía en la que perdería cinco de sus buques y hasta llegaría a asesinar a miembros de su propia tripulación que conspiraban para amotinarse…

Su flota se incursionó exitosamente en numerosos puertos españoles y también capturó una nave española cargada con tesoros. Esta fue la razón por la que captó la atención de la reina, quién consecuentemente lo nombró caballero tras su retorno a Inglaterra. Casi una década después su buen trabajo en la defensa de la Armada Española y tras una distinguida carrera a través del mar abierto, Sir Francis Drake falleció debido a contraer disentería…

François L’Olonnais

L´Olonnais actuó bien interpretando al “Pirata del Caribe” durante la segunda mitad del siglo XVII. Él fue uno de los populares bucaneros que mutó entre corsario patrocinado por el estado y enemigo público. Conocido también como Jean David Nau, comenzó a atacar naves españolas y ciudades costeras después de llegar al Caribe como un hombre pobre. Una vez se convirtió en pirata, el ciudadano francés se hizo famoso por ser espantoso y cruel.

Es reconocido como uno de los criminales marinos más exitosos, cometiendo ofensivas por tierra y capturando diversos buques comerciales. El mejor saqueó que llegó a realizar se dió en Maracaibo, Venezuela, donde robó más de 200.000 dólares españoles. En otro de sus ataques mostró su lado más sádico practicando la antropofagia con uno de sus enemigos. Irónicamente, él tendría un destino similar convirtiéndose en el alimento de un pueblo salvaje.

Henry Morgan

Aunque más de una vez hayamos visto este nombre ilustrando las botellas de una conocida bebida en la actualidad, no debemos olvidar que el Capitán Morgan existió verdaderamente. Él fue uno de los famosos piratas que aterrorizó las colonias caribeñas españolas. Estuvo activo durante una gran parte de los últimos años del siglo XVII. También desempeñó el trabajo de corsario quien luchó para los ingleses. De hecho, es recordado como el más grande de todos…

En pocas palabras, Morgan fue el peor enemigo de los navegantes españoles, quizás peor que Sir Francis Drake. En 1668, saqueó Portobelo, tras Maracaibo, y en 1671, atacó Panamá, para realizar varios de sus mayores actos de piratería. Durante su ofensiva en la ciudad de Panamá, fue arrestado y regresado a Inglaterra. No obstante, como las batallas entre Gran Bretaña y españa persistían, el rey Carlos II lo nombró caballero. Poco después fue liberado y acabó sirviendo como gobernador de Jamaica.

Edward Teach “Barbanegra”

Él llevaba largos la barba y el pelo, con un color negro tizón, de ahí el sobrenombre. Bastante alto y ancho de hombros, durante el combate sus adversarios lo temían severamente, pues lucía como un verdadero demonio. Y es que este horrible personaje escondía mechas de combustión lenta en su vello facial y cabello para dar la impresión de que sus pelos ardían. Su cruel apariencia terminaba con unas botas altas de cuero, un largo abrigo negro y un gran sombrero. Barbanegra fue uno de los criminales más temidos durante la Edad de oro de la piratería…

A diferencia de otros “lobos de mar”, Barbanegra actuaba de forma mucho más inteligente, pues no se involucraba en batallas bajo cualquier circunstancia, prefiriendo burlar a los que después atacaría. Él fue, no obstante, más tarde idealizado como el tirano tradicional, el pirata ávido de vidas humanas. A finales de la década de 1710, lanzó ofensivas contra diversas naves españolas a lo largo de América Central y México, pero no se detuvo allí. Conforme su siniestra reputación crecía, se dio cuenta de que podía utilizarla en su ventaja, así que en 1718 navegó hasta Charleston en el norte, donde atacó una vibrante colonia Inglesa.

Capturando cualquier buque que trataba de salir o entrar en Charleston, consiguió tomar demasiada gente como prisioneros. Entonces los vendió por oro, medicinas y otros bienes. Tras pasar algunos meses en Carolina del Norte, eventualmente pereció en un conflicto con la Armada Británica. De acuerdo a la leyenda, fue herido con arma blanca 20 veces y disparado hasta 5 veces antes de dar su último aliento como pirata…

Charles Vane

Charles Vane es el nombre de otro delincuente inglés que se distinguió durante la Edad de oro de la piratería. Él pasaría a la historia como el pirata que rechazó el perdón del rey. Mientras que muchos otros habían aceptado este acuerdo para retornar a una vida honesta, en 1718, Vane decidió que era muy joven para retirarse de sus aventuras ilegales. Con una reducida banda de seguidores, tomó un pequeño velero de un solo mástil llamado Lark que se convirtió en su nave y con la que cometieron la mayoría de sus crímenes más famosos…

Muy pronto, Vane se convirtió en una de las peores pesadillas de Nasáu. Las cuentas sugieren que capturó 12 buques mercantes en abril de 1718 solamente. El miedo a este personaje llevó a un completo paro del comercio en el área, y para el verano de ese mismo año, tomó la isla. Finalmente fue detenido en 1721, y ejecutado en Port Royal. Su cuerpo fue depositado a la entrada del puerto para que sirviera como una advertencia a otros delincuentes de cómo serían tratados. Su muerte anunciaba el fin de una turbulenta era.

John Avery

No obstante, no todos los piratas tuvieron su apogeo en el Caribe. Nacido como Henry Every y más comúnmente conocido como John Avery, fue responsable de los mayores crímenes realizados en el Océano Índico. Al principio navegó alrededor de Madagascar, un paraíso para los piratas de la época. Más tarde alcanzaría suficientes seguidores como para trazar planes grandes. Su objetivo fue la flota de tesoros pertenecientes al Gran Mogol de la India luego de su retorno de su peregrinaje anual a la Meca.

En julio de 1695, la tripulación tuvo un golpe de suerte cuando la flota del tesoro navegaba en su dirección. Junto al barco que Avery nombró el “Fancy” (“Sofisticado”), habían seis naves piratas más que atacaron al Padre Muhammed, escolta del buque insignia Ganj-i-Sawai. Del primero de ellos, robaron 60.000 libras, y a pesar de que era suma impresionante en la época, estaban sedientos de más riquezas, por lo que no se detuvieron…

No se lo pensaron dos veces para atacar el Ganj-i-Sawai, una estructura magnífica poseída por Aurangzeb, el emperador Mogol. A pesar del hecho de que estaba armado con 62 cañones y 500 hombres armados a bordo los criminales lucharon de todos modos. El conflicto duró varias horas, pero resultó exitoso para la banda de Avery. Aunque cometió grandes delitos con botines fantásticos, John falleció pobre y olvidado. Poco se sabe de sus últimos días…

Calicó Jack

John Rackham, o más conocido como Calicó Jack, recibió el perdón por sus actos delictivos en 1719. Su corazón pirata, sin embargo, no se rindió fácilmente y volvió a los mares en menos de un año, apoderándose de un velero de 12 cañones y un mástil en el puerto de Nasáu en las Bahamas. Se apodó a sí mismo Calicó Jack, debido a que solía llevar ropas indias de calicó brillantes, consiguiendo hacerse un nombre en el Caribe. También fue notificado por sus intrigantes seguidores, entre los que se encontraban dos mujeres, quizás las más famosas féminas que navegaron aquellas aguas…

Las piratas más famosas

Una de las antes mencionadas fue Anne Bonny, quien presuntamente dejó a su marido para ir con Rackham. La segunda de ellas fue Mary Read, quien parece que navegó durante un periodo de tiempo vestida como un hombre. Tras numerosas fechorías, el barco de Calicó fue atacado en octubre de 1720, en un momento de ebriedad por parte de toda la tripulación de la nave. Según se reportó, tan sólo dos mujeres y quizás un varón fueron los que llegaron a luchar aquel día.

Jack Calicó fue ejecutado al mes siguiente, mientras sus dos compañeras femeninas habían quedado embarazadas. Mary read fallecería en prisión, pero nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrió con Bonny. ¿Dio luz a un bebé pirata? Así llegamos al final de nuestro artículo, esperamos que te haya inspirado o al menos entretenido. ¿Qué te ha parecido? ¿Qué historia te sorprendió más? Coméntanoslo, nos interesa tu opinión. Si te agradó dale like y comparte con tus allegados.
Fuente: Starstock/Giphy

11
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

8 curiosidades que la mayoría de personas no saben de “Piratas del Caribe”...
Síguenos