Increíble!Controversial

Publicado 2018-03-08
0 Comentario

Posibles futuros a los que la humanidad podría estar sentenciada

Estamos acostumbrados a vivir con el miedo de un futuro distópico, esto es, un escenario casi apocalíptico en el que la humanidad se termina poniendo a prueba para tratar de lograr sobrevivir. Pero aunque pensemos que todo está muy lejos, que no nos tocará a nosotros vivir esta experiencia, puede que ese tiempo esté más cerca que nunca gracias a los últimos acontecimientos que estamos viviendo en la actualidad. Por ello os proponemos un paseo por los escenarios más duros a los que podría enfrentarse nuestra especie. ¿En cuál te atreverías a vivir tú?

futuro distópico

Recuerda que, aunque basado en datos científicos, los planteamientos que exponemos son ciencia ficción, por lo que son simplemente teorías que podrían llegar a producirse. No queremos alarmar a nadie, aunque sí concienciar lo que podría terminar sucediéndonos si no tomamos las medidas necesarias para lograr controlar el futuro que se nos presenta por delante. Recuerda que nos interesa saber en cuál de ellos te sentirías más capaz de sobrevivir y en cuál no durarías ni un instante. ¿Preparado para viajar en el tiempo?

futuro distópico

1. Mundo hipertecnificado

En la actualidad la humanidad se enfrenta a una sobretecnificación de su entorno, con celulares, laptops, gafas electrónicas y una evolución natural hacia lo tecnológico. Todos los electrodomésticos del hogar tienen conexión a internet, por lo que ni siquiera es necesario salir de casa para poder realizar la compra o hablar con nuestros conocidos, llegando a pasar toda nuestra vida en un simple habitáculo. Gracias a este escenario se podría ahorrar espacio destinado al esparcimiento, aumentando la zona habitable o de producción y utilizando al máximo el reducido suelo para instalar a la superpoblación.

Los trabajos desde casa, mediante el empleo de internet y las nuevas tecnologías darían un paso más allá con la instalación de entornos simulados y gadgets para generar atmósferas a voluntad. Cada uno puede personalizar un pequeño y reducido espacio del planeta para hacerlo suyo, trabajando toda su vida para una multinacional que requiere de su mano de obra. La formación, el uso de máquinas controladas remotamente y los servicios a domicilio daría paso a un ente similar a las células de un ser vivo, donde cada persona terminaría por perder su propia identidad y pasaría a formar parte de un todo. ¿Te parece posible? Los siguientes escenarios podrían no ser tan “tranquilos”.

2. Naturaleza

En un escenario completamente opuesto, las diferentes guerras y estragos causados por las enfermedades y la falta de control de los recursos terminaría por mermar radicalmente a la humanidad. Los pocos supervivientes, debido a la falta de especialización, tendrían que volver a los poblados más rudimentarios, cercanos a la naturaleza y se verían obligados a pactar de nuevo con nuestra madre Tierra. En este panorama volveríamos a buscar refugios en los árboles, construir casas de barro y arcilla o levantar toscas empalizadas para tratar de evitar los animales salvajes y sentirnos mucho más cercanos a nuestro espíritu ancestral.

#kichwa #woman for #TheAtlasofBeauty in #Amazon #jungle #Ecuador #naturallight

Una publicación compartida por The Atlas Of Beauty (@the.atlas.of.beauty) el

Las pequeñas aglomeraciones de personas, demasiado esparcidas, fomentarían la colaboración a través de un trabajo en equipo que dependería casi directamente de los recursos que durante largo tiempo habíamos despreciado. Otra vez volveríamos a formar parte de un engranaje en el que dejaríamos de ser la cúspide de la creación para ser solo una pieza más. Poco a poco nuestra historia volvería a caer en el olvido mientras tratamos de reencontrarnos con nuestro viejo puesto en el planeta como cazadores y recolectores. Puede que para entonces muchos de nosotros no estuviésemos preparados.

futuro distópico

3. Realidad virtual

La vida en la realidad virtual solo busca tratar de encontrar una forma diferente a la que nos toca por suerte. Desde convertirnos en superhéroes, viajar a escenarios lejanos o hasta dialogar con seres que largo tiempo dejaron de existi,r es una de las tentaciones que la tecnología nos permite recrear. Ya los primeros juegos de ordenador trataron de hacer de este íntimo deseo un entorno adaptado, pero con la llegada de la realidad aumentada se logró incorporar el elemento de simulación que necesitábamos.

futuro distópico

Aquí ya no tendríamos que obtener nada “real”, ya que de hecho solo deberíamos satisfacer nuestras necesidades básicas. Las interacciones sociales se reducirían a las que deberíamos desarrollar en nuestro mundo artificial, por lo que toda nuestra vida en el planeta se limitaría al pequeño espacio que ocupase nuestro cuerpo enganchado a una computadora. Dominados por esta ficción, nuestro ser solo estaría esperando el último “game over” al fallecer. Momento en el que seríamos reemplazados por un recién nacido. Eso sí, mientras tanto podríamos llegar a convertirnos en lo que deseáramos. ¿Qué te gustaría ser en esta realidad?

futuro distópico

4. Colonizando otros planetas

Siguiendo la vieja historia de los Estados Unidos cuando colonizaron su territorio, cuando todo se acaba solo tienes que viajar un poco al oeste. La terraformación, el proceso en el que un planeta pasaría a ser habitable por nosotros, se lograría mediante una tecnología de reconversión de materia, permitiendo desplazar los excesos de población de nuestro hogar hacia vecinos cada vez más alejados. Desde que se lograra hacer en Marte, tras una larga historia de sueños frustrados, las colonias espaciales terminarían por ser una realidad.

futuro distópico

Los primeros pasos serían pequeños edificios habitados, pero poco a poco se irían acumulando módulos poblados que terminarían por construir auténticas ciudades autosostenibles. No todo el mundo sería apto para vivir en ellas, pues las enfermedades y los fallos genéticos no serían económicamente rentables. Por ello la selección artificial de genes nos daría una nueva raza que, incluso, se podría adaptar a nuevas condiciones de vida. Los humanos al final nos convertiríamos en un pequeño borrador para dar lugar a especies que terminarían por poblar el universo. Dentro de este escenario, ¿en qué planeta te gustaría vivir?

futuro distópico

5. Escenario post-nuclear

Las diferentes tensiones a las que se ha visto abocada la humanidad rozaron el límite del reloj de la humanidad hasta que una de las naciones olvidadas por la historia se decidió a lanzar la primera piedra en forma de un misil de carga nuclear. La sucesión de respuestas produjo la total aniquilación de gran parte de los seres vivos del planeta y la condena del resto de supervivientes a la vida en un entorno cargado de radiactividad. Es ahí cuando se aprende a obtener los escasos recursos mediante incursiones a zonas no demasiado cargadas de esta letal contaminación.

futuro distópico

Los habitantes de zonas que carecían de interés militar o económico serían los que pondrían un pequeño rayo de esperanza para nuestra propia supervivencia, pero aunque la naturaleza adaptaría de la manera más brutal a sus propias filas, creando especies tolerantes a la radiación en una escalada evolutiva que dejaría muchas otras en el completo olvido. La posibilidad de una reducción de los niveles de toxicidad sería el único motor de nuestra esperanza. Aunque posiblemente no lograríamos salir adelante.

futuro distópico

6. Mundo de las megacorporaciones

Las clases sociales, las diferencias entre ricos y pobres se verían mucho más marcadas con la llegada al poder de manera definitiva y abierta de las megacorporaciones. Empresas que englobarían todas las necesidades de los seres humanos se convertirían en los nuevos países, ofreciendo a sus ciudadanos la posibilidad de trabajar para ellas a cambio de salarios, hogares, alimentos y todo un sinfín de productos bajo su propio sello. La esperanza de poder ascender entre el duro escalafón de cada una de las empresas, logrando los beneficios acompañados, sería la gasolina que haría aguantar los escasos privilegios de la clase baja.

futuro distópico

Por supuesto este sueño solo sería un mero engaño, pues aunque la promesa de un ascenso estaría abierta, solo unos pocos estarían habilitados para realizarla. Muchos pasarían todo su tiempo esperándolo sin que nunca llegara, muriendo en un mundo plagado por tecnología, comodidades pero alejado de sus propios recursos. Al menos en esta ocasión la relación entre las personas sí que se mantendría, por lo que los lazos familiares seguirían cumpliendo una importante función. ¿En cuál de estos escenarios te sentirías más cómodo? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay / Facebook / Instagram

10
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Así viviremos dentro de 100 años
Síguenos