1 Comentario

La misteriosa historia de la gente azul...

La cadena montañosa de Los Apalaches se extiende desde el noroeste de Estados Unidos en la frontera que colinda con Canadá, siguiendo por la dirección que discurre por la costa Atlántica, hasta en estado de Alabama. Estamos hablando de un emplazamiento que en el año 1800 se encontraba aislado, repleto de reductos desprovistos de caminos de acceso regulares, los cuales restringían a granjeros y campesinos a vivir en esos montes de manera indefinida.

A esta área llegó, procedente de Francia, Martin Fugante en el año 1820, con el fin de reunirse con su familia, o al menos una parte de ella que ya había llegado a la región en calidad de inmigrante mucho tiempo antes. Hasta aquí nuestra historia podría ser como una entre cien mil iguales, pero, lo que la convierte en única es la peculiar condición del aludido protagonista; Martín Fugate era azul, de un azul muy intenso, rozando el púrpura según se comentaba.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

En la localidad mencionada Martin se casó con una muchacha, pariente lejana suya, y al poco tiempo estableció una familia. Se animaron a reproducirse con gran ímpetu, hasta el punto de que tuvieron nada menos que 7 descendientes, de los cuales 4 fueron azules. Además, la costumbre del incesto no cesó con estos padres, puesto que uno de estos hijos azules contrajo matrimonio también con su tía materna. Así comenzó el cuento que con el tiempo daría lugar al mito de la gente azul.

Los vestigios de esta historia se manifestaron incluso en tiempos recientes cuando muchos ya la daban por extinta, concretamente en el año 1975 con el nacimiento de un niño azul en el estado americano de Kentucky. El suceso conmocionó fuertemente a los médicos del hospital que atendió el parto, quienes declararon una emergencia en torno al niño, al considerar que padecía de importantes problemas de salud. Sin embargo, al neonato no le sucedía nada que comprometiera su supervivencia, simplemente era azul.

La misteriosa historia de la gente azul... 1

La genética es caprichosa, y a esta variante que consigue volver azul el tono epitelial de las personas se la conoce como "metahemoglobina". Se relaciona con la presencia de una alternativa de la molécula de la hemoglobina, conocida por el nombre antes mencionado. Dicha molécula presenta problemas para desarrollar el proceso que traslada desde los pulmones el oxígeno hacia el resto del cuerpo. Además, dificulta en demasía el trabajo que corresponde a la hemoglobina normal.

La misteriosa historia de la gente azul... 2

El resultado de esta cadena de catastróficas desdichas es una deficiencia general de oxígeno que tiene como resultado la coloración de la piel tornándose azul. Esta coloración también puede deberse al uso de según qué químicos o drogas y al envenenamiento que pueden llegar a producir metales como la plata. Toda persona está provista de una determinada cantidad en la sangre de metahemoglobina, pero mientras los niveles de esta sustancia se mantengan bajo control entorno al 1% no hay problema ninguno.

El polo opuesto lo representaría atesorar un valor que superase el 20%, puesto que por encima de este porcentaje esta sustancia podría causarnos la muerte. Las personas "azules" gozan de cantidades de metahemoglobina que oscilan entre estos dos límites y que son perfectamente saludables. Así pues, es importante comprender que la vida de estos no están en peligro pesar de la insalubridad aparente que representa su singular aspecto.

La misteriosa historia de la gente azul... 3

En la familia azul de nuestra historia lo que se manifestó al parecer fue un gen recesivo a causa de las condiciones que generó el abuso de matrimonios intrafamiliares así como el aislamiento que vivían estas comunidades. Una vez que estas circunstancias empezaron a cambiar, las cifras de gente azul empezaron a bajar. Este gen recesivo volvió a su estado de pasividad habitual y la normalidad retornó a futuras generaciones. ¡Aún así se necesitó de 6 generaciones para dar con la extinción de la gente azul!
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels / Twitter

32
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

 Los desconcertantes resultados de la prueba de ADN de las famosas trillizas Dahm
Síguenos