0 Comentario

Motivos más frecuentes por los que un hombre es infiel, pero al mismo tiempo quiere seguir en la relación

Los tiempos cambian y la visión de muchas cosas que antes nos parecían evidentes también. Los conceptos se complejizan, y aunque al principio nos pueda costar un esfuerzo adaptarnos a su comprensión, en el largo plazo todo ello nos puede ayudar a adaptarnos al mundo con más comodidad. En esta línea, una de las cosas que más nos frustran en nuestras relaciones puede ser el hecho de sufrir una infidelidad por parte de una persona que dice querernos y que de hecho muestra predisposición a continuar con la relación amorosa que sus actos han dañado.

Motivos más frecuentes por los que un hombre es infiel, pero al mismo tiempo quiere seguir en la relación 1

Pero no solo nos lo hacen los demás. A veces también somos nosotros los que actuamos de manera tan desafortunada. Y cuando no actuamos, a veces lo deseamos. ¿Cómo es posible que, si sabemos que amamos a alguien, que le necesitamos por encima de todas las cosas, podamos acabar por desear o incluso por realizar actos íntimos con otras personas? ¿Tiene sentido? La respuesta es sí. Al hilo de estas preguntas parece entenderse que en efecto, amor y fidelidad son dos cosas distintas, aunque pueda costar de entender a primera vista.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

Motivos más frecuentes por los que un hombre es infiel, pero al mismo tiempo quiere seguir en la relación 2

Para comprender mejor las causas que dan lugar a una situación de persistencia en el querer paralela con un contradictorio descuido de la fidelidad, hemos escrito un artículo de necesaria lectura. Vamos a presentar las tres razones de peso que una persona suele encontrar para decidir permanecer en el nido de amor cuya confianza ha traicionado, aún a costa de los grandes esfuerzos que a todas luces le va a costar recomponer las piezas del corazón de la dañada pareja.

1. Tiene todo aquello que necesita

1. Tiene todo aquello que necesita

Aunque la persona infiel haya tomado una mala decisión, todo esto se debe a la lascivia y al morbo, es decir, impulsos viscerales de escaso valor para la razón, elemento que es quien al final toma las grandes decisiones. Y cuando la persona irrespetuosa escucha a esta última rápidamente se percata de que en su hogar tiene todo cuanto necesita, y de que además raramente va a conseguir lo mismo con facilidad. Comida, momentos de alcoba, hijos, techo,... demasiadas cosas de valor para dejarlas escapar sin oponer cierta resistencia lógica.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. Tiene todo aquello que necesita 1

Y es que a pesar de que falte comunicación, o que la confianza haya sido vulnera, lo que se expone a perder la persona que afronta esta tesitura es en efecto mucho. Será difícil empezar de cero, pero en casa tiene compañía, apoyo económico, emocional, y por supuesto amor. Por ello si alguna vez sufrimos una experiencia por la que tengamos noticia de una infidelidad de nuestra pareja y nos pida permanecer en nuestra relación, debemos cercenarnos en primer lugar sobre si de verdad creemos que somos capaces de perdonar, y en segundo lugar sobre si creemos que la persona malaventurada sabrá poner todo esto que teme perder en valor antes de actuar mal la próxima vez.

2. Por amor

2. Por amor

Como ya presentábamos en la introducción, los nuevos tiempos nos permiten profundizar en la reflexión sobre algo tan incomprensible como el amor y sobre la observación de casos prácticos tanto afortunados como desgraciados. La infidelidad es un mal intemporal que lleva afectando a las relaciones de pareja desde tiempos inmemoriales. Es por ello que parece que el mal quizá no es tanto la falta de respeto al vínculo sexual cerrado, como el concepto de pareja que hemos heredado falazmente como único.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

2. Por amor 1

Si bien es cierto que el modelo de pareja monógama heterosexual clásico tiene sus beneficios, como el de ser quizá el que mejor favorece a la estabilidad y a un orden social reconocible, no es menos cierto que no es el único, y que puede haber gente que por su diseño genético o proceso socializador no se sienta cómodo con este. Así, al obligarse a formar parte de esta versión monógama de las relaciones, muchas personas caen en el autoodio por la contradicción que van a padecer en propias carnes entre la necesidad que la sociedad les ha hecho creer que tienen de compartir su vida íntima con una única persona, y la libertad que su instinto les aboca a perseguir.

3. Las complicaciones del divorcio

3. Las complicaciones del divorcio

Independientemente ya del plano moral en el cual juegan los sentimientos, remordimientos y venganzas personales, está también el plano jurídico, que no es menos importante. Las personas infieles tienden a quedarse con sus parejas animados por la comodidad, y en relación con ello, las facilidades que tiene el mantenimiento de la vigencia del matrimonio. Las pensiones siempre son un incordio, y el reparto de los hijos un problema, tanto para ellos como para los progenitores. Con todo ello el divorcio lleva asociado un desgaste emocional y económico por el que muchos infieles quieren evitarse pasar.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pixels/ Instagram

3. Las complicaciones del divorcio 1
12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Características comunes que lamentablemente tienen todos los hombres infieles
Síguenos