Increíble!Consejos

Publicado 2018-03-30
22 Comentario

Signos que indican el fin de una relación

Las relaciones interpersonales son muy importantes en la vida de cada uno. No podemos vivir sin otras personas y, aunque no tengamos una relación íntima con alguien, siempre estamos conectados con nuestra familia o amigos. Mantener un buen contacto con los demás y llevarse bien con nuestro entorno muchas veces exige trabajo y algunos sacrificios que no todos estamos dispuestos a seguir.

Signos que indican el fin de una relación 1

Sobre todo las relaciones con nuestra pareja son algo en lo que nunca dejamos de trabajar. Las uniones amorosas son muy delicadas y exigen aún más de nosotros. Primero tenemos que conocer bien a nuestra segunda mitad, saber qué le gusta y qué es lo que no le agrada. A continuación te presentamos algunas señales que pueden indicar que una relación está por terminar y qué se puede hacer en dado caso.

Signos que indican el fin de una relación 2

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Cuando nos llega la primera cita solo somos un atajo de nervios. Pero hoy os traemos unos consejos que nos harán salir indemnes de esta traumática situación.

1. La falta de pasión

El amor es un sentimiento muy maduro y supera en cada sentido a la pasión. Sin embargo, sin esa llama es muy difícil que una relación pueda sobrevivir a la rutina del día a día. Cuando una relación empieza, los novios solamente quieren estar a solas y buscan cualquier momento para demostrar lo mucho que están enamorados uno del otro. Infelizmente, con el paso del tiempo la pasión se puede esfumar, sobre todo cuando tenemos menos tiempo para nosotros, llegan los hijos y nos mata el hastío. No nos olvidemos de buscar esos momentos durante la jornada que nos recuerden lo mucho que nos amamos y el porqué de estar con nuestro amante.

1. La falta de pasión

2. La frustración

Algunas personas, con el paso del tiempo suelen perder la paciencia que le tienen a su pareja. En vez de tranquilizarnos y tratar de resolver los problemas, gritamos, peleamos y a veces incluso insultamos a nuestro compañero. La frustración no nos lleva a ningún lado bueno, y en vez de mejorar las cosas, puede acabar con nuestra relación.

2. La frustración

3. La intimidad deja de existir

La intimidad es un factor esencial en cada relación. Necesitamos momentos a solas con nuestra pareja para poder hablar tranquilamente y sobre todo para simplemente estar con la persona que amamos. El contacto físico es decisivo y ninguna relación puede sobrevivir sin él. Como parejas deberíamos buscar cada día aunque sean unos minutos para estar tan solo con la persona que más amamos. En el momento en que la cercanía deja de existir o incluso hacemos todo solo para no estar con nuestra pareja, deberíamos preocuparnos y preguntarnos si la relación tiene algún futuro, o si más bien es hora de terminar.

3. La intimidad deja de existir

4. Falta de comunicación

La comunicación es la clave para una buena relación. Si no hablamos, no podemos saber cómo se siente nuestra pareja, cuáles son sus expectativas o preocupaciones. Mientras más hablamos, mejor conocemos a nuestra segunda mitad. Escuchar al otro, expresar los sentimientos y compartir nuestro punto de vista es muy importante para que una relación funcione de la manera correcta.

4. Falta de comunicación

5. No tener planes juntos

Muchas veces pasa que dos personas al inicio de su relación se dejan llevar por los sentimientos y no piensan en hablar sobre su futuro. Por otro lado, una pareja que quiere pasar el resto de la vida juntos debería planear bien sus años por venir. Quizá no detalladamente, pero tener un plan de vida o por lo menos tener claro cuáles son sus objetivos nos puede ayudar mucho a pasar por los momentos complicados y seguir adelante.

5. No tener planes juntos

6. Conflictos sin resolver

Tenemos que ser conscientes de que no existe la relación perfecta. Cada pareja tiene que pasar por los momentos difíciles, pero hay que saber cómo llegar a un acuerdo y resolver los problemas. A veces pasa que los conflictos se acumulan y quedan sin solucionarlos. De esta manera nuestra frustración es cada vez más y más grande y empezamos a detestar a nuestra pareja. ¡Recuerda hablar las cosas en el momento en que te molestan!

6. Conflictos sin resolver

7. La confianza desaparece

La confianza es uno de los elementos que se necesitan para crear una relación duradera. Puede que desaparezca por falta de comunicación o por algo mucho más grave, por ejemplo por una traición. La confianza de otra persona no la ganamos de un día para otro, es un trabajo arduo que puede llevar mucho tiempo. Sin embargo, la podemos perder en un instante. Es importante mantener una buena comunicación con nuestra pareja y hablar las cosas claramente para que la confianza pueda prevalecer.

7. La confianza desaparece

8. Evitáis pasar tiempo juntos

Es posible que vuestro enlace se haya estado deteriorando desde hace un tiempo y comiences a darte cuenta de que ya no pasáis tiempo juntos, a solas. Si esto se repite y ninguno de los dos hace nada por disfrutar unidos, quizás debáis hablar en serio de vuestra situación. La intimidad y el vínculo con el que empezásteis ahora se llena con diversas aficiones y planes en los que también se incluyen a otros amigos o familiares. Un hecho poco conveniente si pretendéis construir algo a largo plazo.

pareja final

9. Notas sus defectos más a menudo que sus virtudes

Cuando te enamoras de alguien, tiendes a ver su lado positivo e ideal más que la parte mala. Si pierdes esta visión de las cualidades positivas que te hicieron interesarte en un principio, seguramente hayáis perdido el rumbo adecuado. Como con muchos otros aspectos de la vida, quizás no seas consciente de que paulatinamente has estado observando sus errores y criticando cada cosa que hace tu pareja. Si te cuesta mucho ver sus virtudes y no dejas de pensar mal sobre él o ella, es mejor que finalices tu romance…

pareja final

10. Las mariposas de tu estómago se han marchado

Muchas veces nuestro cuerpo nos manda señales mucho antes de que nuestro cerebro haya reunido las “pruebas” suficientes en el entorno como para tomar una decisión. También se puede identificar la falta de cariño en los estados de ánimo o lenguaje corporal de tu amante, incluso sin que nadie diga nada. Entonces, de repente, sientes algo en tu estómago que te dice que no deberías seguir con esa persona, y que la magia se ha marchado de vuestro vínculo. No desestimes la intuición de tu cuerpo y mente…

pareja final

11. Tienes que repetirte mucho

Si tú o tu pareja tenéis que repetiros las cosas muchas veces, es una señal clara de que vuestra pasión e interés se ha disipado con el tiempo. Cada vez prestáis menos atención el uno del otro y simplemente no os importa lo que el otro tenga que decir. Si observas que esto acontece frecuentemente, o que eres tú el que tienes que decir cada cosa varias veces, lo más seguro es que os debáis sentar a hablar sobre vuestro amorío. No trates de hacer perdurar algo que se ha agotado.

pareja final

12. Evitáis volver a casa

Cualquier situación problemática en el hogar puede llevar a que la gente pase más tiempo fuera para así evitar el contacto con su amante. Si vivís juntos empezarás a encontrar excusas para salir, incluso olvidándote del hecho de que tu relación está muy deteriorada. Si sales más de fiesta y nunca lo haces con tu pareja, no intentes subestimar este comportamiento tan específico. A menudo nos engañamos a nosotros mismos porque en el fondo vemos que hay una circunstancia negativa que nos podrá hacer sufrir.

pareja final

13. Has ganado peso

Las subidas de peso pueden estar estrechamente vinculadas a una inestabilidad emocional. Si notas que cada vez estás más estresado o estresada y tus ropas comienzan a estar demasiado apretadas, quizás se deba a la presión de un romance agotado. Los hombres también pueden experimentar una pérdida de pelo debido a los constantes conflictos y a la forma en la que reprimen una necesaria catarsis. Aunque puedes tener miedo a quedarte solo, lo mejor es que te liberes…

pareja final

14. La falta de respeto

Junto con la comunicación y la confianza, el respeto es uno de los factores esenciales para formar una buena relación. El respeto demuestra que amamos a nuestra pareja y que queremos lo mejor para ella. Cuando empezamos con gritos o incluso le ponemos la mano encima a nuestra pareja, la relación seguramente está por terminar.
¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay

8. Evitáis pasar tiempo juntos
59
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Ejemplos clásicos de cuando en una relación uno ama mucho más que el otro
Síguenos