ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2018-03-30
2 Comentario

El lenguaje de los mocos y lo que su color dice sobre la condición de nuestro organismo

En estos tiempos en los cuales la salud y el bienestar puro han sido sustituidos por la estética y el egocentrismo, la gente tiende a cuidarse por el mero hecho de presumir. La gente ya no hace deporte por la mera voluntad de vivir más y mejor, sino más bien para lucir su físico y lograr la atención de los demás. Aún así seguimos siendo vulnerables a las enfermedades y los problemas de salud, por lo que a pesar de que se quiera ignorar, debemos de tomar algunas medidas que nos ayuden a cuidar nuestra vitalidad.

El lenguaje de los mocos y lo que su color dice sobre la condición de nuestro organismo 1

Pero ¿qué patrones debemos seguir para asegurar el cuidado de nuestro organismo? Obviamente esta pregunta podría responderse tirando de tópicos que la mayoría conoce, pero que por evidentes carece de interés enumerar. Obviamente un dolor de cabeza o de muelas, o la caída del cabello, son un claro reflejo que de que algo no anda bien en nosotros. No obstante, lo que no todo el mundo conoce es la información que acerca de nuestra robustez nos puede transmitir un simple estornudo.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

El lenguaje de los mocos y lo que su color dice sobre la condición de nuestro organismo 2

Como es normal y saludable, a diario se excreta la flema. Se trata de un hecho cotidiano que no debe alarmar en el 99% de los casos, pero que en ocasiones puede servir de ayuda para revelar la presencia de algunas anomalías en nuestro organismo. Para lograr esta información que nuestros mocos tienen para nosotros necesitamos saber relacionarnos con ellos, y ello se logra a través de la atención necesaria que debe prestarse a su consistencia y color. Estos factores pueden delatar alguna infección o procesos de limpieza de nuestro cuerpo.

Los mocos

Los mocos

La flema se encuentra formada por un sustrato acuoso en el cual se depositan lípidos, mucopolisacáridos, glucoproteínas, e inmunoglobulinas como lo es la inmunoglobina A (cuya abreviatura es lgA). Mocos de todo tipo, no únicamente los pertenecientes al sistema respiratorio, forman parte de incontables mecanismos que nuestro cuerpo atesora para protegerse. En la nariz cumple una función distinta al filtrar el aire y mantenerla bien húmeda.

Los mocos 1

Color de la flema

Atender a la tonalidad de los mocos puede ser de gran ayuda para dar con momentos de alarma. Saber interpretar los casos en los cuales este color es normal nos puede evitar bastantes visitar al médico por problemas de salud simples como gripes o detectar fuertes infecciones que contrariamente si que podrían requerir de atención médica. Veamos a continuación lo que nuestros mocos nos dicen del estado de nuestro cuerpo según las diferentes pigmentaciones de nuestros mocos.

Color de la flema

Mocos transparentes

Nos referimos en primer lugar a la flema más clásica y menos alarmante. A nadie le atemorizan las cosas incoloras, es una tonalidad que nuestros instintos encuentran saludable. Nuestro cerebro relaciona el peligro con colores más vivos. Así, en este caso nuestros instintos nos informan bien, puesto que en el peor de los casos delatan problemas leves como son alergias o resfriados. Son líquidos, de una textura cercana a la del agua, y tienen como función principal limpiar nuestra nariz.

Mocos transparentes

Mocos blancos

En segundo lugar viene otro de esos colores que generalmente no suele generar alarma habida cuenta del modo en que nuestro instinto les hace restar peso problemático. Al aparecer suele haber una tímida infección que simplemente está tratando de paliar nuestro cuerpo. Para lograrlo este articula una estrategia basada en estornudos y secreción constante de flema. Así, nuevamente nuestra intuición nos está sirviendo para bien habida cuenta de que no deben generar ninguna alarma y simplemente significan que el cuerpo se encuentra luchando contra alguna infección de poca envergadura.

Mocos blancos

Mocos amarillos

Este color debe preocupar más, pues de hecho apostamos a que muy pocos de nuestros lectores deben haber visto alguna vez su flema impregnada en esta tonalidad. en efecto cuando el moco es amarillo esto es indicativo de una infección más fuerte que puede alcanzar a provocar además dolores fuertes en el cuerpo. Hablamos de catarros, gripes y sinusitis. No obstante la curación de estos males no requiere del uso de antibióticos de modo inmediato ya que el cuerpo sabe defenderse y actuará contra todo esto a la mayor brevedad subiendo la concentración de glóbulos blancos en nuestro organismo.

Mocos amarillos
47
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Aprendamos de los lugares del mundo que aplican estrategias exitosas contra la pandemia
Síguenos