Increíble!

Publicado 2018-04-10
0 Comentario

Increíbles imágenes que probablemente no se repiten con frecuencia

Debido al efecto de las redes sociales, está a la orden del día tener buenas fotografías para subirlas como post a la red, ya sea con el fin de ser más conocido en ellas y popular, o simplemente mostrar al resto de usuarios lo perfecta que es la vida de su autor. Por ello, muchas personas se toman bastante tiempo a la hora de hacerse fotografías para publicarlas en las redes junto a un buen texto que acompañe al post para que sea más atractivo. De este modo obtendrán mejores resultados que si suben una simple fotografía de su gato durmiendo en el sofá. Este proceso llega hasta tal punto que los usuarios recurren a hacerse fotografías realmente difíciles e incluso peligrosas. Algunas personas reconocen que han estado varias horas para conseguir la fotografía deseada o han esperado hasta cierta hora del día para hacérsela. ¡No te pierdas algunas de las más brillantes!

1. Seguramente le hicieron varias fotografías para asegurarse de que luego no tuviera que subirse de nuevo para hacer más en el caso de que no le gustase.

1. Seguramente le hicieron varias fotografías para asegurarse de que luego no tuviera que subirse de nuevo para hacer más en el caso de que no le gustase.

Hace ya varios años que existen ciertas cuentas donde los instagrammers más populares suben fotografías bastante arriesgadas. Y con esto no nos referimos a tomarse un selfie con sus amigos en un bar, sino en situaciones a las que no todo el mundo accedería. En este caso, tenemos un chico de apariencia juvenil que se encuentra colgado de un globo aerostático; es más que probable que el sujeto ya tuviera en mente sacarse una fotografía similar antes de subirse al mismo. Como puedes apreciar, tiene una mochila de paracaídas en caso de que algo pueda fallar...

1. Seguramente le hicieron varias fotografías para asegurarse de que luego no tuviera que subirse de nuevo para hacer más en el caso de que no le gustase. 1

2. Parece ser que a la chica no le gusta mucho el agua...

Hay gente que simplemente no está hecha para el agua. De hecho, es probable que conozcas a más de uno al que no le haga gracia ducharse, bañarse en una piscina o darse un remojo en la playa. La pareja de la fotografía estaba pasando por algo similar; el hombre quiso hacerle una sorpresa llevándola a una bonita playa, pero parece ser que a la chica le da mucho miedo. ¿Serán las medusas, o quizás el agua está demasiado fría? De cualquier modo, no cabe duda de que les ha quedado una bonita estampa para el recuerdo.

3. El problema de este tipo de fotografía es que todas las personas que salgan tienen que posar bien para que sea perfecta.

¿Alguna vez has ido con tus amigos a la playa? ¡Todo es diversión asegurada! Beber, jugar, bañarse... ¡se pueden hacer muchas cosas en estos días tan entrañables! Sin embargo, cuando llega el momento de regresar a la toalla, siempre hay alguien a quien se le ocurre varias ideas disparatadas, entre las que se incluyen las fotografías. ¡Fíjate lo bien que les ha quedado la estampa a este grupo de amigos! Además, se puede utilizar hasta el bebé de esa persona que decidió sentar cabeza antes de tiempo...

2. Parece ser que a la chica no le gusta mucho el agua...

4. Es realmente divertida y complicada de realizar. A saber cuántas veces repitieron la fotografía.

¿Quién no ha querido alguna vez hacer el tonto en la playa intentando hacerse una fotografía estúpida a la par que perfecta? Bueno, en la imagen que ves a continuación se ve a dos amigos que no tenían nada mejor que hacer que simular una tabla de surf humana mientras están en aire. ¡Aunque parezca fácil, tiene mucha complicación! ¿Alguna vez lo has intentado? Si no es así, ahora puedes fijarte bien para llevarlo a cabo con tu mejor amigo...

??

Una publicación compartida de Santino Martinez (@santinomartinez) el

5. Otro tipo de fotografía en la que se tienen que asegurar de hacer una gran cantidad de fotos para luego no tener que subir de nuevo.

Mucha gente se propone retos u objetivos que son difíciles de cumplir en la vida, especialmente si no tienes dinero. Sin embargo, una vez que consiguen acceder a las herramientas para llevarlos a cabo, acaban siendo unos momentos muy especiales para ellos. Por ejemplo, a quienes desean hacer puenting, tirarse desde un rascacielos, o hacer paracaidismo. En la fotografía que tenemos como ejemplo, vemos a un grupo de amigos agarrados, literalmente, a un helicóptero. Si bien es algo peligroso que no todo el mundo es capaz de hacer, el resultado final es esta hermosa fotografía. ¿Qué piensas?

3. El problema de este tipo de fotografía es que todas las personas que salgan tienen que posar bien para que sea perfecta.

6. Para ella seguro que fue fácil, en cambio él seguro que no quería repetirla muchas veces.

Hace unos años, una temática muy vista en Internet fue la de hacerse fotografías en lugares arriesgados, como las cimas de varios rascacielos. No obstante, hubo una en concreto que llamó mucho la atención. El lugar de la imagen que ves a continuación juega mucho con la perspectiva, engañando a todas las personas que no están allí para verlo de cerca. Resulta que este pico rocoso no se encuentra al borde de un acantilado, sino que apenas se encuentra a 2 metros del suelo. Lo curioso es que las personas hacen las fotos desde este ángulo para que parezca de otro modo, dando la sensación de estar colgados a una gran altitud. ¡Qué ingenioso!

Sorry! I’m kind of busy now! ❤️ @mikaelcastro

Una publicación compartida de Sa Souza (@sasouzayoga) el

7. Otra fotografía más en la que se ven involucradas varias personas y que todos salgan bien es crucial.

¡Vaya! Muchos afirmaría que se trata de un montaje, pero lo cierto es que la foto que ves a continuación es totalmente fidedigna, realizada por un grupo de amigos en una playa. Eso sí, requirió de una gran psicomotricidad y equilibrio por parte de todo el mundo. Sinceramente, nos atreveríamos a pensar que esta gente sabía lo que hacía, y que realmente habían entrenado mucho para conseguirlo. ¿Tú qué opinas?

4. Es realmente divertida y complicada de realizar. A saber cuántas veces repitieron la fotografía.

8. La única persona que puede estar sufriendo es la chica que está sentada al tener que esconder su cabeza. A su amiga no le importa mucho si se tiene que repetir o no.

Las piscinas públicas son otro enclave excepcional donde, con la ayuda de la perspectiva u otras personas, podrían conseguir grandes fotografías y ganarte un buen puñado de likes en las redes sociales. Si lo que más deseas es volverte toda una influencer, ¿por qué no avisas a tu mejor amiga e intentáis algo ingenioso? En este caso, todo lo que han necesitado es una buena posición; una chica metida en la piscina asomando únicamente la cabeza, y la otra inclinándose y escondiendo la suya para que parezca que la está agarrando con la mano.

9. Este chico no era consciente de a la altura en la que estaba en el momento de la fotografía, al verla decidió no volver a subir tan alto.

A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de selfies peligrosos. De hecho, se trata de una práctica condenada en la mayoría de países y que, sin embargo, se sigue haciendo pese a los riesgos que conlleva. La moda de las fotografías en lo más alto de los rascacielos es algo que incluso se ha llevado la vida de varios inocentes sedientos de aventura. ¿Para qué? Todo con el objetivo de ganar algunos likes en Instagram y que los seguidores dejen comentarios alabando sendos actos. ¿Qué piensas al respecto?

5. Otro tipo de fotografía en la que se tienen que asegurar de hacer una gran cantidad de fotos para luego no tener que subir de nuevo.

10. La foto ha quedado muy bien, pero se ha tenido que repetir mil veces...

Hay muchísimas parejas que no dejan de asombrar en sus redes sociales con el romanticismo extremo que derrochan en sus instantáneas; situaciones o lugares que muchas personas ni siquieran imaginarían estar alguna con los amores de sus vidas. No obstante, en una fotografía que implica agua y estar en el aire, la situación real conlleva mucho trabajo hasta conseguir la toma deseada. ¿Que queremos decir con esto? Pues que aunque ahora sea todo precioso, tendrían que estar bastante hartos al finalizar la jornada. Todo por un puñado de likes...

11. Todo el mundo reza para que nadie se queje cuando vea la fotografía en el caso de que no salga bien en ella.

Imagina que llevas 2 horas tomándote fotos con tus amigas cuando, de repente, crees haber obtenido la imagen perfecta. Olvídalo, siempre hay alguien que dice que no le gusta porque sale bizca, con el pelo mal colocado, o cualquier otra cosa. ¿Crees que en la fotografía que ves a continuación pasaría algo similar? Teniendo en cuenta que intervinieron unas 24 personas, es bastante posible. No obstante, cabe mencionar que el resultado es genial, ¿verdad?

6. Para ella seguro que fue fácil, en cambio él seguro que no quería repetirla muchas veces.

12. A priori parece que no tiene mucha dificultad, el problema llega cuando lleva varios minutos allí arriba…

La antítesis de los selfies sobre rascacielos sería tomarse fotografías sobre cualquier otra cosa, como por ejemplo, una canasta de baloncesto. El hecho de que todo el mundo quiera recibir cientos de likes en las redes sociales ha creado la tendencia de fotografiarse con todo con el objetivo de obtener la toma deseada. Igual estamos exagerando un poco, ¿no? Claro, es una simple canasta, pero si a eso le sumamos que la modelo es hermosa y lo bien encuadrado que queda el edificio trasero, gana puntos. La pregunta es: ¿Habrá subido ella sola, o con la ayuda de alguien?

regram @agameoftones Team Feature @pixelville #AGameofTones x #PortraitGames

Una publicación compartida de Jetmour (@jetmour) el

13. De las más arriesgadas sin duda alguna, a menos que ese oso fuese su amigo…

Este es, posiblemente, el selfie más arriesgado de los que has visto y verás en la lista. ¿Por qué? Es cierto que está a nivel del suelo y que no se encuentra agarrado de una mano sobre un rascacielos, pero la criatura que tiene al lado podría ser mucho peor que todo eso. Es probable que el oso esté ciertamente amaestrado y no sea tan agresivo como lo sería si te lo encuentras en un bosque, pero aún así, hay que tener mucho cuidado; le bastan 2 segundos para destrozar por completo al chico que tiene a su lado.

7. Otra fotografía más en la que se ven involucradas varias personas y que todos salgan bien es crucial.

14. Esta puede ser la más loca de todas y que tenga un éxito total en las redes o justo lo contrario.

Esta es una de las pocas fotografías que realmente merecen un buen puñado de likes; nada de riesgo, 100 por 100 ingenio. El hombre ni siquiera ha necesitado subirse a un rascacielos para ganar popularidad, sino que todo lo ha conseguido durante un apacible día de pesca. Y es que cualquiera diría que los ojos de los peces encajan a la perfección en su rostro, dándole la sensación de estar asombrado. Además, si a eso le sumas que se parece a Hulk Hogan con unos años de más, resulta aún más divertida.

regram @popmyeyes Fish face ? By @lomokev

Una publicación compartida de Jetmour (@jetmour) el

15. Esta chica le pilló el truco a las fotografías en la altura y se ha hecho varias de esta forma.

Cuando publicas una fotografía en tus redes sociales y descubren que a tus seguidores les encanta, lo único que quieres es hacer más de lo mismo para seguir ganando nuevos fans y recaudar una mayor cantidad de likes. En este caso, una chica rusa siguió dicho ejemplo y comenzó a fotografiarse en todo tipo de rascacielos, sin arnese ni ningún tipo de seguridad; solamente ella y su cámara. El riesgo, por supuesto, es altísimo, pero como sigue viva, no existe razón para que deje de hacerlo. Además, las estampas son bastante hermosas, ¿no crees? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram

8. La única persona que puede estar sufriendo es la chica que está sentada al tener que esconder su cabeza. A su amiga no le importa mucho si se tiene que repetir o no.
8
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Personas que desafían la vida con total inseguridad
Síguenos