Increíble!Consejos

Publicado 2018-04-11
0 Comentario

Hábitos nocivos que dañan el automóvil y pueden hacernos perder dinero

La experiencia siempre es un grado, y en la medida que esta aumenta al volante de nuestros automóvil son muchas más las cosas que aprendemos a tener en consideración. Bueno ejemplo de ello da la preocupación incipiente que aparece en la mente de las personas que más tiempo llevan en la carretera por el consumo de combustible que lleva a cabo su turismo, o el desgaste en general que experimenta la máquina y que podría obligar al conductor a pasar revisión o cambiar alguna pieza si no se tiene en cuenta. En el presente artículo le presentamos a nuestros lectores los siete mejores consejos para evitar gastos económicos o desgastes de motor banales e innecesarios.

1. Reposar la mano en la palanca de cambios

1. Reposar la mano en la palanca de cambios

Con el paso del tiempo y los kilómetros rodados, los conductores tienden a sustituir al volante por la caja de cambios como punto de apoyo de su mano derecha. Esta es una pauta que primeramente se debe evitar por ley, dado que la norma dice que por regla general se deben apoyar las dos manos sobre el volante. Pero además hay también un criterio mecánico que nos hará pensarlo dos veces a la hora de operar este cambio, ya que la carga constante que ejerce el peso de nuestra mano sobre la caja de cambios perjudica al cambio de velocidades debido a un roce que se da entre los engranajes y los sincronizadores.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. Reposar la mano en la palanca de cambios 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal!
Las bodas de Corea del Norte han sido un misterio para todo el mundo hasta ahora. Gracias a nuestra compañera Mar, de nuestro canal de Youtube, podrás descubrirlo simplemente haciendo clic. Podrás disfrutar de más contenido de calidad activando la campanita de notificaciones.

2. Rellenar el depósito de gasolina únicamente cuando este se encuentra casi sin reservas

En los periodos que el automóvil se utiliza con frecuencia menor, numerosas impurezas mecánicas se acumulan en el depósito de gasolina dando lugar a un poso que se origina en el fondo. Esta situación genera un riesgo inminente habida cuenta de que tiende a causar daños en la bomba inyectora y a los filtros. Por ello se recomienda en invierno dejar siempre una cantidad en el depósito que sea inferior al medio tanque, pues ello evitará la formación de cantidades de condensado que puedan generar problemas.

2. Rellenar el depósito de gasolina únicamente cuando este se encuentra casi sin reservas

3. Frenar frecuentemente

En las autoescuelas se nos enseñan lecciones de vital importancia, que por desgracia olvidamos pronto. Una de las más importantes a este respecto es la de saber mantener siempre las distancias de seguridad, y llevar una velocidad adecuada a la vía. Pues bien, si quieres ahorrar dinero en discos y pastillas de freno vuelve a apuntarte bien estas directrices en la mente. Ello se debe a que si no respetamos estas pautas hacemos un uso excesivo e innecesario del freno que ocasiona este desgaste en las piezas mencionadas.

3. Frenar frecuentemente

4. No atender a sonidos extraños

Cuando compramos un coche nuevo observamos que no suele emitir sonido ninguno, hasta el punto es que hasta un bebé podría descansar en su interior sin problema. Y no es menos cierto que en la medida que más lo conducimos a veces surgen ciertos sonidos que antes no estaban. Pues bien, ¡No seas vago, y acude al mecánico! Los conductores tendemos a querer ver algo normal en todo esto, y siempre nos auto convencemos de que esto son cosas puntuales que se corregirán solas. Pero no será así.

4. No atender a sonidos extraños

5. No hacer uso del freno de mano

Si abandonamos un vehículo dotado de caja de cambios de tipo automático en una cuesta, la totalidad de la carga recae en el engranaje del eje de salida de esta misma. Por ello con el fin de aparcar en una calle que tenga pendiente, debes apretar el pedal de freno. mover la palanca a la manera de aparcar, subir el freno de mano, y posteriormente soltar progresivamente el pedal de freno.

5. No hacer uso del freno de mano

6. Alcanzar revoluciones elevadas con el motor frío

La inmensa mayoría de los motores que se producen hoy en día no requieren de precalentamiento. Sin embargo merece la pena recordar algo importante: hasta el momento en que la aguja no alcance a la temperatura de funcionamiento, no será posible poner el motor a una intensidad por encima de las 2 mil revoluciones. En temperaturas por debajo de 0, cabe la posibilidad de esperar un par de minutos tras el arranque del auto, y después comenzar a moverse.

6. Alcanzar revoluciones elevadas con el motor frío

7. No separar el pie del freno en cuestas descendientes

Mucha gente mantiene su pie izquierdo en el pedal de frenada cuando se encuentran en una pendiente de bajada. Ello les otorga seguridad en sí mismos, y la sensación de estar siempre preparados para frenar llegado el momento. Esto sobrecalienta el sistema de frenado y hace desgastar las pastillas así como los discos de freno. Por lo tanto debes de arriesgar un poco más, ganar seguridad en ti mismo, si quieres ahorrar en problemas mecánicos y económicos. Se recomienda en estas tesituras, cambiar de marcha y poner una más baja, para accionar el freno motor.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pexels

7. No separar el pie del freno en cuestas descendientes
35
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Los autos peor modificados
Síguenos