0 Comentario

Trucos con cosas caseras que son útiles en tiempos de inseguridad y peligro

En la vida no todo es de color de rosa, y en ocasiones nunca sabes con qué inconvenientes te vas a encontrar. No todas las malas situaciones imprevisibles con las que puedes topar van a poner en peligro directo tu vida, pero en cualquier caso podrían hacerte pasar un mal rato bastante desagradable. Por ello traemos en el presente artículo una serie de consejos sencillos, a la par que útiles, que podrían librarnos de malas situaciones de muy diversa índole.

1. Máscara antigás

1. Máscara antigás

En los tiempos de paz que vivimos en la actualidad no parece fácil imaginar una situación cotidiana que pudiera acabar por obligarnos a vestir una máscara antigás. Aún así, a veces cuando vemos según que películas o leemos sobre acontecimientos históricos pasados relacionados con la guerra, nos da por imaginar y nos damos cuenta de que lo cierto es que estaríamos bastante desprotegidos si una situación así se llegara a dar. Es por ello que queremos aconsejarte cómo proceder.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal!
Las bodas de Corea del Norte han sido un misterio para todo el mundo hasta ahora. Gracias a nuestra compañera Mar, de nuestro canal de Youtube, podrás descubrirlo simplemente haciendo clic. Podrás disfrutar de más contenido de calidad activando la campanita de notificaciones.

Si el gas amenaza a ti y a los tuyos, lo primero que necesitas es mantener la cabeza clara, y hacerte con los siguientes materiales: una botella de agua de plástico de entre 3 y 5 litros, unas tijeras y una mascarilla quirúrgica, de las que en ocasiones utilizamos incluso para limpiar el baño. Debemos cortar la botella de plástico y quedarnos con la parte que mantiene la zona del tapón. Acto seguido, solo tendremos que ponernos la mascarilla quirúrgica en la cara, para después ponernos, cubriendo toda la parte del rostro, la botella que habíamos cortado. Eso sí, en sentido inverso para que la parte del tapón quede cerca de la boca y pueda servir de filtro a la respiración.

2. Protector de cristales.

El transporte de piezas medianas o grandes de cristal amenaza con ocasionar daños que la gente se conforma con asumir como posibles. Pero, asumiendo algo así, quizá no están teniendo en consideración el peligro que puede provocar un cristal roto para cualquier persona, o incluso niño. Por ello el truco que la gente que se dedica a mover cristales de un lado a otro debe conocer es el de cubrir los lados de la pieza que pretenden desplazar con cinta aislante, y luego unir nuevamente con dos bandas más de este material las esquinas que se encuentran en oposición, consiguiendo lograr una forma de "X". Así, el cristal no se esparcirá en mil pedazos cortantes al romperse.

3. Clavar un clavo

A continuación introducimos un concepto muy simple que puede salvar vidas en materia de bricolaje de interior en nuestros hogares. Cuando se trata de clavar un clavo, la mayoría suele pasarlo bastante mal por el miedo que provoca el hecho de que cualquier error conduzca a golpear con el martillo la mano que sujeta el clavo. Para evitar este temor se recomienda utilizar algo tan simple como un tenedor para sujetar la pieza que queremos clavar. De esta manera evitaremos todo riesgo para nuestra mano.

4. Encender una bengala

Ahora traemos un consejo muy útil para los niños ¿Cuántas veces vemos que en celebraciones varias como la navidad, un cumpleaños,... los niños recurren para jugar o para seguir la tradición de soplar las velas, a las llamadas bengalas? El problema es que pueden ser peligrosas, ya que pueden quemar. Por ello se aconseja utilizar un vaso grande de plástico, de los que se suelen dar en los cines, y hacerle un agujero en la base. Acto seguido se debe introducir la bengala por este agujero dejando salir la parte de la pólvora por el lado de apoyo del vaso. Si encendemos la bengala ahora, sosteniendola con la mano por debajo del vaso, notaremos la diferencia. ¡Imposible quemarse!

5. Moretones

Imaginemos la típica tesitura por la que vamos andando por la calle o estamos haciendo deporte, nos caemos y nos hacemos un moretón con cierto sangrado. Lo primero que deberíamos hacer es aplicar cloruro de aluminio para terminar con la hemorragia. Posteriormente se aconseja aplicar sobre el morado que queda o bien vinagre, o pasta de dientes sobre la región, y cubrirlo con una gasa por 3 o 4 horas. Así haremos desaparecer la marca.

6. Migrañas

Un problema generalmente extendido que afecta a mucha gente en nuestras sociedades es el de las migrañas. De repente nos empieza a doler la cabeza y ya no podemos salir a conversar con los amigos, dormir, ni comer. Pues uno de los trucos que se aconseja para evitar este inconveniente tan molesto es primeramente poner los pies a remojo en agua fría, de la pila o el bidet por ejemplo, y sentarnos en posición fetal, con las piernas cerca del torso Posteriormente se debe apoyar la cabeza sobre las rodillas, y depositar una bolsa de congelados sobre la nuca.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pexels

2. Protector de cristales.
12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Situaciones riesgosas y las formas de salir a salvo de ellas
Síguenos