0 Comentario

7 hábitos cotidianos que dañan nuestra salud...

Conscientes de que las costumbres pueden llegar en ocasiones a ser tan difíciles de perder como nocivas, hemos escrito un artículo que pretende hacer ver a nuestro lector los motivos reales por los que debería tener en consideración liberarse de algunos de ellos. Cierto es que, según un estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores del University College de Londres, se necesita en realidad una media de 66 días para que un acto repetido se convierta en hábito. Pero, sea como sea, incluso cuando estos no sean una costumbre en realidad, lo cierto es que hay hábitos que definitivamente merece la pena eliminar, y que en este artículo serán enumerados.

1. Poner los pies en el tablero del auto

1. Poner los pies en el tablero del auto

En muchas ocasiones a los pasajeros les gusta sentarse así en el auto porque se encuentran más cómodos, y de hecho, es bastante típico ver a carismáticos personajes de cine apoyando despreocupados los pies en el tablero sin consecuencia nociva que el espectador pueda llegar a apreciar. Seguramente, en el peor de los casos, la mayoría esté pensando que esta postura puede llegar a ocasionar algún tipo de amenaza para la circulación sanguínea, o para la higiene del coche,.. pero nada más lejos de la realidad. El peligro de adoptar esta postura tiene que ver con los posibles efectos devastadores que esto podría tener en caso de que se diera un frenado brusco del vehículo: chocaríamos con nuestras piernas y el golpe podría ser mortal.
Continúa leyendo con nosotros para saber más sobre el tema...

1. Poner los pies en el tablero del auto 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal!
Las bodas de Corea del Norte han sido un misterio para todo el mundo hasta ahora. Gracias a nuestra compañera Mar, de nuestro canal de Youtube, podrás descubrirlo simplemente haciendo clic. Podrás disfrutar de más contenido de calidad activando la campanita de notificaciones.

2. Colgar las toallas mojadas o dejar las cortinas de la ducha plegadas

Esta es una de nuestras acciones más repetidas en el día día, dado que cuando salimos de la ducha casi cualquier persona pone el "piloto automático" y, sin pensar, deja la cortina abierta y cuelga la toalla en el gancho nada más termina de secarse. Pero quizá no sepas cuan insalubre puede ser esto, dado que los hongos se reproducen a altas velocidades en los pliegues mojados, como los de la toalla o los de la cortina. Por ello lo más recomendable es extenderlos buscando que se sequen antes de dejarlos ahí.

3. Beber café con el estómago vacío

Si eres un adicto al café, es probable que cuando te levantes por la mañana te dirijas en primer lugar a beberte tu dosis matutina. Antes de lavarte la cara, ducharte, o incluso desayunar. Pero, lo que debes saber es que esto puede generar problemas como la acidez estomacal y problemas digestivos. Ello se debe a que nuestro estómago libera ácido gástrico, no solo cuando tenemos hambre o pensamos en comida, sino también cuando tomamos café. Por ello, cuando no tenemos comida en el estómago y tomamos café, nuestro cuerpo libera demasiado ácido gástrico, lo cual puede tener terribles consecuencias.

4. Comer palomitas de maíz

Acudir al cine y pedir palomitas de maíz con una buena Coca Cola es para nosotros toda una pauta cultural, cuya salubridad queda en entredicho si se atiende a las recomendaciones de médicos y dentistas que dicen que la delgada capa que rodea las palomitas pueden dañar fuertemente nuestra dentadura. Las palomitas de maíz pueden dañar gravemente los dientes a causa de las partículas que genera masticar esta capa externa, cuyos trozos pueden quedar atrapados en los dientes y las encías donde con facilidad pasarán desapercibidas. Podrían terminar por causarnos caries, además de sobrepeso, puesto que las palomitas son ricas en grasas.

5. Dejar botellas de plástico en el automóvil

Si eres conductor, probablemente tengas una botella de agua en el automóvil. Por ello debes conocer el peligro que esta práctica tiene. Especialmente en verano. Ello se debe al hecho de que el agua combinada con el plástico de la botella acaba actuando como lupa y su reflejo podría ocasionar un incendio. Además, el calor hace liberar partículas derretidas del plástico en el agua, cuya ingesta podría ser incluso cancerígena.

6. Quitarse las espinillas de la cara

Exprimir las espinillas es toda una tentación. Las espinillas emergen cuando un poro se obstruye con las células muertas de la piel y el exceso de aceite. el exceso de bacterias en la región provoca hinchazón, enrojecimiento, e incluso dolor. Normalmente el cuerpo envía glóbulos blancos para corregir la situación, pero no es menos cierto que si rompemos la pel ocasionamos que el proceso d curación natural que el cuerpo lleva a cabo se vaya al garete.

2. Colgar las toallas mojadas o dejar las cortinas de la ducha plegadas

7. Tomar fotografías

No tomes fotos sobre todo lo que ves. Sabemos que es tentador, y más en los tiempos que corren, en los cuales prima más la imagen y la apariencia que la realidad y la experiencia disfrutada. En el año 2013 una conocida universidad trajo dos grupos de alumnos a un museo de arte en momentos distintos privando del uso del teléfono móvil a tan solo uno de ellos. Con ello pretendía llevar a cabo un estudio cuya observación arroja la conclusión de que el grupo desprovisto de teléfono retuvo mucha más información y disfruto más de la experiencia.
Si te ha gustado este artículo no dudes en dar "Me gusta" en nuestra página de Facebook y compartirlo con todos tus amigos.
Fuente: Unsplash / Pixabay / Pexels / Twitter

3. Beber café con el estómago vacío
36
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las mejores poses para ser unas estrellas de las selfies
Síguenos