Increíble!

Publicado 2018-04-27
19 Comentario

La realidad que hay tras la quinceañera y de la que nadie habla...

Cada país tiene sus propias costumbres y tradiciones. Latinoamérica también tiene las suyas y una de ellas es la quinceañera. El día del 15 cumpleaños de las niñas se hace su debut en sociedad. Aunque algunos lo consideren como algo primitivo o descabellado es una costumbre que todas las muchachas adoran y sueñan desde que son muy pequeñas. El problema llega cuando las condiciones económicas de la familia no son las más favorables para afrontar los gastos de dicha celebración. A continuación te mostramos algunas razones que te harán cuestionarte hasta donde se puede llegar con este tipo de tradiciones.

1. La preocupación de no superar las expectativas es muy grande por parte de toda la familia...

En la fiesta de los quince años por lo general se involucra toda la familia de la adolescente. Todos trabajan en los mínimos detalles para que todo salga bien y que los amigos de la persona que festeja, recuerden la fiesta por mucho tiempo. Hay que encontrar un salón de fiestas, encargarse de la decoración, de la comida… Siempre hay mucho trabajo en la organización de ese tipo de eventos.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

2. No se repara en gastos ni en preparativos...

La fiesta de los quince años se celebra solo una vez en la vida por lo que hay que cuidar que todo sea de la mejor calidad posible. Ese día es casi tan especial como el día de la boda. Por lo mismo tanto los padres de la persona que cumple quince años, como ella misma, ponen sus esfuerzo para que vaya bien. Los padres, por lo general, quieren que su princesa sea la más hermosa sobre todo en ese día especial.

3. No importan los sacrificios que haya que hacer para pagar el festejo...

La fiesta de Quince exige de mucha aportación de dinero. Por lo mismo, algunas familias empiezan a ahorrar unos meses o incluso años para que la fiesta de su hija sea de las mejores. A parte de rentar un salón de fiestas, hay que comprar un vestido, la comida, la decoración y los recuerdos para los invitados. Para muchas personas es un gasto enorme.

4. La fotógrafa Delphine Blast ha hecho una investigación en base a fotografías de quinceañeras...

La Fiesta de quince años es tan importante en Latinoamérica que incluso las familias más pobres hacen todo para que su hija por lo menos ese día se sienta especial. La niña puede invitar a sus amigos y familiares, elegir su vestido de sueño y por lo menos por un día olvidarse de todas las preocupaciones. Este día cada niña debería sentirse como una verdadera princesa en un cuento de hadas.

5. La población com menos recursos hacen las fiestas más suntuosas del país...

Las familias de la clase baja y de pocos recursos no se sienten excluidas y como lo hemos mencionado antes, ahorran para la fiesta de quince años por mucho tiempo antes. Lo extraordinario es que sus fiestas muchas veces salen mejor que las de los niños de las familias adineradas.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

6. Karen vive sola con su madre quien tras un año ahorrando tuvo que pedir un préstamo para poder pagar el coste de sus 85 invitados...

Incluso en las familias incompletas, las niñas que cumplen quince años quieren celebrar ese día de la mejor manera posible. Karen (en la foto) es una niña criada tan solo por su madre quien empezó a ahorrar mucho antes para que su hija no se sintiera peor que sus amigas. El vestido de Karen era muy hermoso y exactamente tal como lo deseó la joven. Gracias a su madre tuvo una fiesta de ensueño.

7. Todo va a juego con el vestido, no importa el costo...

La Fiesta de Quince es organizada según lo desea la joven. ella elige de qué color sea su vestido y tiene la última palabra en cuanto a la decoración. Las niñas más exigentes quieren que todo sea de la misma tonada. En la foto podemos ver que el vestido de la festejada combina con la decoración del salón de los eventos.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

8. El baile padre e hija es uno de los momentos más importantes de la celebración...

La celebración de los quince años tiene muchos momentos esenciales. Uno de ellos es el baile que empieza la fiesta y por lo general es un baile con un padre o con un hermano. Luego, la joven baila con sus amigos y familiares. Todos deberían ir vestidos de la maner elegante para combinar bien con el vestido de princesa de quince años.

9. La madre de Natalia pasa todo el día trabajando en una zapatería de Bogotá y la joven siempre está sola pero aún así tuvo su fiesta...

La Fiesta de los quince años es famosa sobre todo en México, pero los demás países latinoamericanos también celebran ese día especial. La niña que podemos ver en la foto se llama Natalia y es de Bogotá. Aunque vive solamente con su madre, ella se encargó de que su hija tuviera la mejor fiesta del mundo. Por un día Natalia se sentía importante, pudo vestir su hermoso vestido y celebrar acompañada por sus amigos y familiares.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

10. Y Siempre van a salir buenas fotos, no importa la casa solo el vestido y la enorme corona...

El día de cumplir quince años cada niña latina se siente especial y se considera que ha alcanzado la madurez por lo que le puede ser presentada a la sociedad. Eso no necesariamente significa que la joven pueda ser considerada adulta. Todo depende de la ley de cada país. Sin embargo, a las niñas muchas veces les importa más la corona y el vestido que otros hechos relacionados con cumplir quince años.

11. Los padres de Iasbleidy ahorraron desde el día en que nació su hija solo para esta fiesta...

La quinceañera de Iasbleidy fue una fiesta sorpresa, organizada por sus padres. La joven no esperaba que tuviera una fiesta como las que veía en celebraciones de sus amigas. Iasbleidy creció en uno de los barrios más pobres de Bogotá y sabía que sus padres no podrían organizarle nada. Sin embargo, los papás de la joven, desde que nació la niña ahorraban el dinero para que por lo menos este día su hija se sintiera especial.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

12. Todo por su hija...

La madre de Natalia nunca tuvo la oportunidad de celebrar su propia quinceañera. Para ella fue muy importante organizar una fiesta inolvidable para su hija. Como explica, "esto sucede una sola vez en la vida ..." A la fiesta asistieron 100 personas, entre ellas amigos y familiares de Natalia.

13. El dinero no importa

Brenda es otra de las niñas colombianas que creció en un barrio pobre. Sabía que solo podía soñar en tener una Fiesta de Quince. Sin embargo, sus padres que son recicladores de basura, ahorraron durante tres años para que su hija no se sintiera pero que sus amigas. La fiesta les costó muchísimo pero la felicidad de su hija lo vale todo.
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

14. Laura Cristina Zarta tuvo una celebración con 200 asistentes. Sus padres necesitaron 6 meses para pagarlo...

El papá de Laura es vendedor de frutas y su madre está desempleada. Laura, como cada adolescente tiene sus sueños y objetivos para el futuro. Le encanta jugar al fútbol y pronto se unirá a un grupo de fútbol femenino en Bogotá. Sus padres ahorraron dinero durante seis meses para organizar su quinceañera a la que asistieron 200 invitados.

15. Padres obligados a pasar penurias por una fiesta, una tradición que ellos mismos están dispuestos a continuar...

El amor de los padres no tiene límites. Su objetivo principal es que sus hijos sean felices siempre y harían cualquier cosa por tenerlos contentos y con una enorme sonrisa todos los días. A parte, la quinceañera es no también una parte de la tradición y cultura latinoamericana que vale la pena a guardar.
¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte este artículo con todo el mundo y no dudes en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Twitter

278
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Defectos y virtudes de los signos zodiacales que todos deberíamos conocer para saber qué esperar de los demás
Síguenos