108 Comentario

8 rasgos que poseen los individuos tóxicos y que hay que tomar en cuenta para alejarlos de nuestro entorno

Existen muchas frases que nos previenen sobre actuar de un modo prejuicioso. El gran físico matemático alemán, Albert Einstein (1879-1955), dijo: "Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio", refiriéndose precisamente a esa naturaleza del ser humano por hacerse una idea acerca de algo o alguien en base a lo que se dice de ellos, y no en nuestro propio conocimiento empírico. Y, si bien a todos se nos ha dicho que no debemos juzgar un libro por su portada, la verdad es que también existen casos particulares en los que no es tan malo tener una idea previa acerca de algunos aspectos de nuestro entorno.

8 rasgos que poseen los individuos tóxicos y que hay que tomar en cuenta para alejarlos de nuestro entorno 1

Las relaciones interpersonales tienen una importancia enorme en la vida de todas las personas. Precisamente por este motivo, y debido a la enorme dificultad que experimentamos todos para interrelacionarnos con nuestros semejantes en la actualidad, es bueno tener una concepción previa de aquellos individuos que podrían resultarnos nocivos. Antes de iniciar a enlistar las características de estos seres, quisiéramos puntualizar que los perfiles se hacen únicamente en base a comportamientos repetidos con una frecuencia enorme, lo que nos permite hacer una descripción general de los posibles individuos tóxicos que podrían estar merodeando nuestro entorno, pero, le dejamos a nuestros lectores su libre elección y respetable opinión al respecto.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer la lista completa!
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

8 rasgos que poseen los individuos tóxicos y que hay que tomar en cuenta para alejarlos de nuestro entorno 2

1. Son controladores

Este tipo de personas son seres a quienes les encanta saberse amos y señores de todas las situaciones. De hecho, para fortuna o desgracia, depende del punto de vista y de la perspectiva de cada quien, la mayoría de las veces su inteligencia y habilidades de persuasión superan las del promedio, lo que sin duda les otorga el poder sobre muchos de sus semejantes. A menudo suelen rodearse de personas inseguras y con un nivel de autoestima bajo, pues son estos individuos los que más fácilmente se dejarán seducir por sus técnicas controladoras.

2. No paran de quejarse

Las constantes quejas acerca de todo cuanto les ocurre es uno de los rasgos más característicos de estos seres nocivos y tóxicos. Tanta negatividad acaba por contagiar enorme y rápidamente a todos los que los rodean. Es por esta razón que es fácil identificar a un agente de este tipo en un equipo de trabajo, pues sin duda su opinión sobre su jefe o sobre algunas de las políticas de la empresa influirá en el resto de sus compañeros. Desde luego son seres que todo el tiempo buscan culpables, pero jamás se detienen a encontrar soluciones que le beneficien a él y al resto de sus semejantes.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer el resto de la información!
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

2. No paran de quejarse

3. No importa cómo, pero siempre tienen la razón

Es muy común que las personas tóxicas siempre logren convencer a quienes les rodean de que su punto de vista acerca de cualquier tema debatible es la única verdad absoluta. De hecho, es bastante frecuente que se valgan de sus enormes dotes de oratoria y de sus grandes habilidades de persuasión para, no conforme con convencer a sus interlocutores, les haga sentir culpables e incluso inferiores intelectualmente por pensar del modo contrario al suyo.

3. No importa cómo, pero siempre tienen la razón

4. Habladurías a espaldas

Es importante recordar siempre que quien habla mal a nosotros sobre otras personas a sus espaldas, sin duda hablará mal de nosotros a los demás, también a nuestras espaldas. Este es un comportamiento muy frecuente en los individuos nocivos y tóxicos. Además, no se conforman con envenenarnos en contra de quienes, en su opinión, son el enemigo, sino que también harán gala de su poder de convencimiento para hacerte creer que tú también deberías considerarlos tus némesis.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer el resto de la información!
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

4. Habladurías a espaldas

5. Debes de compartir sus gustos e intereses

Para este tipo de personas, quienes no compartan sus propios gustos e intereses no pueden pertenecer a su círculo social. De hecho, es muy común que incluso les considere inferiores en todo sentido por tener gustos contrarios. No parará de hacer críticas constantes sobre las opiniones e intereses adversos, así como de estereotiparles. Del mismo modo, es muy probable que si tú eres su amigo, pero también lo eres de alguno de los integrantes del otro grupo, te dejará de hablar o hará todo lo que esté en su poder para alejarte de ellos.

5. Debes de compartir sus gustos e intereses

6. Usan el sarcasmo y no les importa herir los sentimientos de los demás

Estos individuos se valdrán muy a menudo de frases sarcásticas para hacer alusión a algún defecto físico o a algún punto de vista sobre un tema en particular por parte de quienes considera inferiores. No les importará herir los sentimientos de estos seres con sus comentarios o con sus actos. De hecho, es muy común que incluso considere su intelecto inferior debido a su poca capacidad de mostrarse fuertes y no susceptibles ante las críticas "sanas". No obstante, más que críticas usará la sátira para destrozar la autoestima de sus semejantes.
¡Continúa leyendo el artículo para conocer el resto de la información!
Haz click en “Siguiente Página” para ver el resto del contenido del post.

7. Falta de atención

Es muy común que las personas tengan que repetir constantemente la misma información cuando hablan con uno de estos individuos tóxicos. Esto se debe a su poco interés en la opinión de los demás. Su egocentrismo y complejo de superioridad no les permite concentrarse en una charla con alguien que no comparte sus gustos o que simplemente habla de un tema del cual no tiene conocimiento. De hecho, suelen también interrumpir a su interlocutor de manera constante con su propia experiencia similar, la cual desde luego superará en emociones a la de la otra persona.

8. Simpatizan demasiado rápido

Estos individuos suelen hacer "amigos" demasiado rápido. Y decimos "amigos" pues es muy común que, después de un par de días, e incluso puede llegar a ocurrir que sea después de algunas pocas horas de haber conocido a alguien, le considere su nuevo "mejor amigo". Esto se debe a la constante búsqueda de simpatía pues, aunque parezca mentira, son personas en extremo inseguras de sí mismas, por lo que necesitan la constante aceptación y el reconocimiento público para sentirse un poco más confiados. Desde luego es muy común que esos nuevos camaradas desaparezcan de su vida tan rápidamente como llegaron a ella.
¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pexels / Pixabay / Giphy

8. Simpatizan demasiado rápido
799
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
La terrible historia de los orfanatos de Ceausescu en Rumania del siglo pasado
Síguenos