0 Comentario

El menú de un restaurante es una de las cosas más sucias en el mundo

Todos hemos oído hablar de las bacterias, los gérmenes y los problemas relacionados con la higiene hasta la saciedad. Por desgracia no siempre conocemos el alcance de la contaminación que nos podemos encontrar en objetos de uso cotidiano que, por norma general, consideramos algo limpio. Hoy traemos una serie de datos que seguro que te harán ser mucho más precavido. Eso sí, te avisamos que seguro que no te los esperabas tan repugnantes.

objetos cotidianos insalubres

1. Botones del ascensor

Llegas a un edificio, puede que hasta tu propio hogar, y pulsas el botón para subir a la planta deseada. Pero… ¿te has parado a pensar cuándo fue la última vez que alguien se dignó a limpiar los botones? Probablemente no lo hayas hecho nunca porque nadie suele hacerlo. Es por ello que todos los residuos que normalmente solemos tener en los dedos se van adhiriendo a su superficie, generando un completo cultivo de enfermedades. Para evitar su contacto, usa trucos como pulsar con el codo o limpiarte las manos con algún producto antibacteriano. La naturaleza se abre paso a través de nuestras defensas contra las bacterias.

objetos cotidianos insalubres

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! La dura vida de los militares de Corea del Sur ha quedado eclipsada por las condiciones de sus vecinos del norte. Gracias a nuestra compañera Mar, de nuestro canal de Youtube, podrás descubrirlo simplemente haciendo clic. Podrás disfrutar de más contenido de calidad activando la campanita de notificaciones.

2. Manijas de los carritos del supermercado

En el caso de los supermercados nadie suele caer en algo. Las personas los usan para empujar constantemente, generando unas condiciones de calor, humedad y falta de higiene que son como un hotel de cinco estrellas para todo tipo de bacterias y gérmenes. A pesar de ello cuando acabamos de recoger toda la compra los dejamos en su sitio y no nos preocupamos de lo que acaba de pasar por nuestro cuerpo. De hecho algunos hasta se aventuran a comerse algo con las manos desnudas sin habérselas limpiado. ¿Vas a tomar mejores medidas la próxima vez?

objetos cotidianos insalubres

3. Rodajas de limón

El limón es un producto que está expuesto a todo tipo de agentes químicos, especialmente los usados para garantizar que no le ataquen ni las enfermedades, ni los insectos o, incluso, para favorecer su propio crecimiento. El problema es que, mientras que otras frutas se lavan concienzudamente y, en muchos casos, se retira la piel, en este concreto se sirven simplemente cortadas. En muchas situaciones ni siquiera se lavan correctamente. Por ello es mejor evitar su uso en los bares que no sean de nuestra completa confianza. Cuanto menos depositemos nuestra higiene en las manos de los demás, más seguro estaremos.

objetos cotidianos insalubres

4. Piscina

El agua es salud. El agua es buena. Pero el problema del agua de una piscina es que está expuesta a tanto elementos no saludables que es un completo hervidero. Desde personas que realizan sus necesidades sin preocuparse por los demás, hasta los productos que se utilizan para garantizar que no se estropea la calidad a base de estar estancada durante varios días, todo se junta en algo que es, cuanto menos, bastante poco higiénico. Y a pesar de ello la gente se sigue tragando por litros el agua cada vez que nadan por sus “inmaculadas” zonas de recreo.

objetos cotidianos insalubres

5. Arenero infantil

Cuando llevamos a nuestros hijos a jugar a un parque de diversiones, prácticamente estamos condenándolos a exponerse a todo tipo de objetos cortantes, punzantes o abrasivos como podamos imaginar. A pesar de ello es uno de los más neutrales el que está cargado con más peligro: los areneros. Y es que las bacterias prefieren un sitio donde la humedad y la frescura que proporciona la arena les facilita la proliferación. Luego ya el hecho de que muchos niños disfrutan comiéndose la propia tierra hace el resto. Los aseos son peligrosos, pero no por lo que pensamos.

objetos cotidianos insalubres

6. Picaportes puertas aseos

Cuando visitamos los aseos públicos siempre tratamos de evitar la taza del retrete, pues sabemos que hay millones de bacterias cohabitando y esperando a que un incauto se pose sobre ellas. Pero, lo que no pensamos es que en los propios picaportes es donde también habitan las peores, ya que no da tiempo a lavarse las manos antes de volver a utilizarlas. Es por ello mejor recurrir a nuestros amados codos en la medida de lo posible o, inmediatamente después, limpiar las manos tras su uso.

objetos cotidianos insalubres

7. Control remoto hoteles

En las habitaciones de todos los hoteles del mundo se suelen realizar profundas limpiezas, o al menos eso es lo que pensamos. Pero nadie suele dedicar tiempo a pensar en algo que pasa por las manos de todo el mundo sin importar mucho la propia higiene. Para evitarlo simplemente podremos hacer nosotros la limpieza con una toallita antibacteriana o lavarnos las manos cada vez que cambiemos de canal. Es solo cuestión de elección personal. ¿Creías que ya habíamos acabado?

objetos cotidianos insalubres

8. Dinero

El dinero es posiblemente uno de los mayores objetos de deseo por parte de la inmensa población. Pero una vez gozamos con su presencia, no podemos olvidarnos que han ido pasando de mano en mano sin que, absolutamente nadie, haya realizado la más mínima limpieza. Algunas de esas piezas de celulosa han estado en circulación durante varios años, acumulando más y más residuos en sus interiores. Es por ello importante que, una vez termines de manipular cualquier billete o moneda, te laves las manos o bien con agua y jabón o con algún otro desinfectante.

objetos cotidianos insalubres

9. Menú de un restaurante

Por fin nos hemos dignado a ir a algún restaurante a disfrutar de un sabroso plato. Elegimos de la carta nuestro producto y manoseamos con ansiedad cada página. Por desgracia ya habrán descubierto el fallo, pues justo después esperamos pacientes nuestra comida para que, en la mayoría de los casos, no nos lavemos lo más mínimo las manos. Y eso que en muchos casos las utilizamos directamente para sujetar nuestro alimento. Es mejor tener siempre a mano un poco de líquido desinfectante para garantizar nuestra propia salud. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pixabay

objetos cotidianos insalubres
5
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

9 Cosas que hemos estado haciendo mal desde hace tiempo…
Síguenos