16 Comentario

Los hábitos más extraños que tienen los miembros de la Corona Inglesa

A pesar de que los hayamos visto nacer, crecer y morir ante nuestras siempre encendidas televisiones, los miembros de las diferentes familias reales tienen unas costumbres y protocolos que escapan a nuestro conocimiento y, si cabe, a nuestra propia comprensión. Pero si tuviéramos que destacar a una de ellas por encima de las demás posiblemente esta sería la histórica y tradicional casa inglesa. Y es que por mucho que hayas leído sobre ellos, no podrás creer todas las increíbles normas que deben seguir sus miembros.

Familia real

1. No pueden viajar los miembros herederos en el mismo avión

Cuando preparamos un viaje en un avión, bien sea por trabajo o por ocio, nos gusta ir rodeados de nuestros familiares más cercanos. Esto no puede suceder por ley en el caso de los miembros de la realeza, pues está completamente prohibido que los herederos compartan el mismo vuelo para evitar que haya un accidente en el que dejen la corona sin posibilidad de atenderse. Es por ello que deben viajar en aeroplanos diferentes, dando lugar a una separación solo temporal. Eso sí, a veces se han podido saltar el protocolo levemente. A pesar de que algunos son simples caprichos, otros protocolos son estrictamente necesarios.

Familia real

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kate Middleton vuelve a nuestro canal para ofrecernos su faceta más tierna como madre. Podrás disfrutar de más contenido de calidad activando la campanita de notificaciones.

2. Apellido

La familia real no tiene un apellido al uso como el resto de plebeyos, ya que desde 1917 este fue cambiado exclusivamente a Windsor, por el castillo en el que habitaban. Algún tiempo después, la propia reina Isabel II añadió Mountbatten. No obstante, cada uno de sus descendientes puede utilizar como apellido el título que ostentan, siendo respectivamente Carlos de Gales, Guillermo de Cambridge, Henry de Sussex y un largo etcétera. Como anécdota adicional, el nombre de la nueva miembro de la familia, Meghan, es en realidad el nombre intermedio, pues su principal es Raquel.

Familia real

3. Documentación

La reina Isabel no necesita ningún tipo de documento para identificarse, por lo que no tiene ni documento especial ni tan siquiera pasaporte. No puede ser juzgada por ningún delito dentro de sus dominios. Tampoco necesita de licencia para conducir, algo que parece realizar con increíble soltura a pesar de no haber pasado por ninguna autoescuela. Seguro que ningún policía se va a atrever de todas formas a ponerle una multa, pues su carrera se vería radicalmente cortada. Las costumbres reales a veces chocan con los propios protocolos, pero nadie le contradice.

Familia real

4. Tartas de chocolate

Al parecer la reina tiene una increíble devoción por el chocolate y, en especial, por las tartas con este ingrediente. Tanto es así que en su vida diaria el cocinero real debe acompañarla para poder realizarle su receta favorita. Ya sea que se quede en su hogar o que salga a algún compromiso de manera irremediable, es capaz hasta de llevárselas guardadas en algún envoltorio con tal de perpetuar su cita diaria con su manjar favorito. Por otro lado parece que tampoco se priva de sus 3 copas de alcohol diarias. Y a pesar de ello parece gozar de una salud de hierro.

Familia real

5. Tienen que llevar siempre un traje de luto en las maletas

Si por algún casual la familia real decide embarcarse rumbo a algún destino lejano, de nuevo bien por capricho o por tema laboral, siempre ha de llevar encima un traje de luto con el que poder asistir a algún evento inesperado. No habría nada más imperdonable que tener que encontrarse con un miembro de la familia real bajando de un avión con ropa de veraneo mientras le esperan por la muerte de alguien cercano. Seguro que tampoco es mucha molestia, teniendo en cuenta que no tienen que preocuparse por sus maletas. Las dos últimas son también las más curiosas.

Familia real

6. Los esmaltes de uñas

La reina tiene también otra costumbre que sí que está bien vista por todo el pueblo británico. No usa ningún color para decorar sus uñas, dejando solo una pequeña capa de esmalte con un precio bastante económico. Este hábito parece haber impresionado a la mujer de Guillermo, quien ha decidido repetirlo. No obstante, esta falta de color no parece contradecir la siguiente y última norma relativa a la ropa, que sí que goza de una gama mucho más amplia.

Familia real

7. Ropa

Las normas referentes a la vestimenta de la propia reina le permiten tener mucha más libertad, pues aunque tiene que tratar de guardar siempre el decoro, sí que puede utilizar colores mucho más vivos. Una vez se cansa de un modelo, tiene por costumbre regalar la ropa para alguno de sus empleados, permitiendo que esta sea vendida o utilizada siempre que se le hayan retirado los símbolos que la identifiquen como de la propia realeza. ¿Qué te parecen estas costumbres? ¿Las conocías? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

Familia real
3
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿La princesa más triste del mundo en el exilio? ¿Habrá un divorcio?
Síguenos