Increíble!

Publicado 2018-06-15
0 Comentario

Imágenes en las que las personas altas se sentirán identificadas

La estatura de cada persona, depende en gran parte de la configuración genética del individuo aunque hasta el día de hoy sigue siendo un verdadero misterio entender cómo funciona. Desde siempre, han existido tanto sujetos altos, de mediana estatura y aquellos que son muy bajos. Si bien es cierto, la mayoría de las cosas inventadas a través del tiempo, son para aquellos con talla media, quedando excluidos aquellos cuya talla es realmente excesiva, ¡si eres alto, sabes muy bien a lo que nos referimos! A continuación, hemos recopilado para ti una serie de imágenes que reflejan las penurias que viven los más altos...

1. Hasta las tareas más fáciles se vuelven muy complicadas…

1. Hasta las tareas más fáciles se vuelven muy complicadas…

Algo tan clásico como mirar por unos de esos prismáticos que podemos encontrar para disfrutar de las vistas de un lugar emblemático podría ser una completa proeza para alguien de enorme estatura, ya que tendrían que buscar una postura de lo más incómoda con tal de adaptarse a la “media local”. En este caso la solución vino a partir de una apertura de piernas casi al nivel de un gimnasta con tal de contemplar las vistas. También le quedaba la opción de ponerse de rodillas… Si eres alto o conoces a alguien que lo sea, seguro que te has visto en esta situación alguna vez.

1. Hasta las tareas más fáciles se vuelven muy complicadas… 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kim Kardashian revolucionó el mundo de la moda y de la televisión gracias a un físico que rompía esquemas. Pero aunque muchas personas la idolatran, posiblemente no sepan que tras su vida idílica se esconden unas normas que su esposo le obliga a seguir. Puede que cambies tu forma de ver a la empresaria...

2. De tanto que te agachas, se hace costumbre…

Al final el ser alto te suele obligar a bajar la cabeza, doblar las rodillas o hasta a sentirte como si tuvieras que comprimir tu cuerpo siempre que quieras interactuar con personas que no hayan heredado una estatura a tu nivel. No obstante hay que aclarar que, en este caso, parece más un fallo de diseño a la hora de colocarlo que un mérito por la genética del protagonista. O a lo mejor era una reivindicación de las personas más bajitas del planeta para no necesitar ayuda de nadie para acceder a sus ahorros.

2. De tanto que te agachas, se hace costumbre…

3. Te doblas la mayor parte del día... ¡Más en los autobuses!

Los transportes públicos sí que se convierten en toda una proeza para las personas de gran estatura, ya que el diseño general está adaptado para la gran media. Y si estar de pie te obliga a doblar el cuello no hablemos de si decides disfrutar de una de esas sillas que ya generan problemas al resto de mortales. Para que luego digan que es toda una ventaja el poder disfrutar de las alturas. ¿O eres de los que siguen pensando que merece la pena? Puede que más de uno termine por plantearse si no es más ventajoso no levantar más de dos palmos del suelo.

3. Te doblas la mayor parte del día... ¡Más en los autobuses!

4. Es un problema incluso para tomar una ducha…

Hasta algo tan cotidiano como ir al baño puede resultar un auténtico problema si alguien de grandes alturas decide ir, por ejemplo, a tomar una ducha. Especialmente si te encuentras con que la instalación no tiene el clásico teléfono que puedes descolgar y levantar hasta alcanzar tu cabeza. Al final no te quedará otra que volver a doblar las rodillas unos cuantos centímetros y tratar de alcanzar finalmente las dimensiones deseadas por los fabricantes para sus usuarios.

4. Es un problema incluso para tomar una ducha…

5. Ni hablar de la comodidad en los aviones…

Si ya hablábamos anteriormente de las incomodidades de los transportes públicos, cuando hablamos de los aviones es una cosa superior. El diseño de los aeroplanos, exprimido al máximo para poder transportar a cada vez más personas, no deja ni siquiera espacio para poder colocar cómodamente las propias piernas. Es por ello importante recordar que, cuando tus huesos son sensiblemente más largos que los de los demás, también se reduce tu espacio vital. Por poco esta persona no tiene que sentarse en mitad del pasillo. Aquí seguro que nos hemos identificado todos.

5. Ni hablar de la comodidad en los aviones…

6. Tu propia casa se vuelve un lugar hostil…

Cuando el espacio de tu propio hogar se convierte en un problema, las ideas “revolucionarias” pueden volverse en tu contra. Especialmente si la persona que las coloca termina por creer que es una buena idea colgar del techo sartenes, escurridores y demás piezas de cocina exactamente a la altura de tu cabeza. Sin duda una manera poco respetuosa de pedirte que abandones el hogar para siempre. No parece que el afectado se lo haya tomado demasiado bien.

6. Tu propia casa se vuelve un lugar hostil…

7. Los toboganes nunca fueron ni serán para ti…

Comenzar a descender de un tobogán y llegar al fin antes de que tu cuerpo termine de salir completamente puede ser una auténtica pesadilla. Puede que podamos pensar que así no hay riesgo de accidente, que no podrá salirse del circuito con tanta facilidad o, seguramente la más repetida, que ya ha dejado de ser el público para el que se fabrican estas atracciones para infantes. La cara de tragedia y situación de la víctima, no obstante, lo dice todo. La pesadilla de ser alto nos deja más fotografías divertidas.

7. Los toboganes nunca fueron ni serán para ti…

8. Los pies siempre quedan al aire…

Las camas siempre suelen ser un problema para los altos en cuanto ponen un pie fuera de su casa. Y más concretamente suele ser un problema si lo que buscamos es dormir en uno de los colchones estándar de metro ochenta o metro noventa, donde nuestras propias piernas terminan por quedar siempre colgando del aire. ¿Alternativa? La única que se nos ocurre es o completar la cama con algún tipo de extensión, silla o similar o llevar siempre encima un colchón adaptado a la espalda.

8. Los pies siempre quedan al aire…

9. Se te dificulta, incluso, tomarte una selfie…

Hacer una de las clásicas autofotos puede resultar todo un problema si eres lo suficientemente alto como para salirte del cuadro del espejo. Tienes opciones, por supuesto, pero ya de entrada a muchos seguro que los dejan completamente descolocados cuando tratan de repetir lo mismo que hacen todos sus compañeros. Siempre les quedará no tomar la fotografía directamente desde la cabeza, bajar el ángulo, agacharse o hasta buscar otras posturas mucho más cómodas. Aunque desde luego la decepción te la llevas.

9. Se te dificulta, incluso, tomarte una selfie…

10. Las fotos de boda suelen dar una pizca de gracia a los espectadores…

No cabe duda de que lo mejor que puedes hacer en estos casos es tomarte la vida con un poco de humor. Puede que tu traje de novia no sea lo único que llame la atención a los asistentes, por mucho que estos se hayan acostumbrado a tus dimensiones, pero seguro que si haces de esto una comedia para ti misma termines por hacer del día algo inolvidable. Si además tu pareja comparte como tú unas enormes dimensiones, la normalidad llamará a tu puerta.

10. Las fotos de boda suelen dar una pizca de gracia a los espectadores…

11. Tienes que arreglartelas de vez en cuando…

¿Quién dijo que ser alto está reñido con ser ingenioso? Si el problema del espejo se repite con bastante asiduidad y, si además, quieres evitar problemas de espalda innecesarios, no dudes en poner un espejo adicional de mano pegado a la pared. Así lograrás verte reflejado y podrás arreglarte sin tener que inclinarte hasta alcanzar la altura “normal”. Puede que no quede tan estético, pero sin duda es una opción más que viable si quieres ser tú el que quede guapo. Cuando destacas del resto, puede que no siempre sea para bien.

11. Tienes que arreglartelas de vez en cuando…

12. No conduces el carro como el 99.9% de la población…

Los increíbles diseños de los deportivos descapotables suelen estar pensados para estar recostado, pero si en tu caso la altura sobrepasa la línea normal terminas por poner en riesgo tu propia vida. Imaginad que uno de esos enormes insectos que suelen terminar impactados contra tu cristal lo hace contra tu cara. Sin duda no es una buena opción para este gigante conductor. Eso sin mencionar el momento en el que decida volver a poner la propia capota.

12. No conduces el carro como el 99.9% de la población…

13. Te das cuenta que necesitas otro deporte para practicar cuando media cabeza no sale en la foto…

Hay de hecho más probabilidades de que él sea el que más éxito logre alcanzar en el deporte donde los “altos” terminan por dominar la cancha. Aunque es cierto que a priori es más un impedimento que un beneficio, ya que en las fotografías grupales terminan por cortarte la cabeza a riesgo de no mostrar al resto de tus compañeros. Lo que sí nos queda bastante claro es que su posición va a ser siempre de pivot, o al menos en el equipo en el que militaba en ese momento. ¿Crees que siempre son los hombres los más altos?

13. Te das cuenta que necesitas otro deporte para practicar cuando media cabeza no sale en la foto…

14. Las mujeres más altas que los hombres suelen ser las que mandan en las relaciones…

A pesar de que en muchos casos son los hombres los que terminan por convertirse en los más altos de cada pareja, no siempre se da esa norma. En especial cuando las mujeres son las que cautivan con unas dimensiones fuera de lo normal a parejas de una estatura mucho más reducida. Y si ya de por sí suelen ser las que logran llevar la mano directora de las relaciones, si cuentan con este plus sin duda serán ellas las que decidan. ¿No nos crees? Sigue leyendo.

14. Las mujeres más altas que los hombres suelen ser las que mandan en las relaciones…

15. Todos conocemos una pareja así…

Una de las mujeres más altas del mundo decidió que quería formar una pareja con alguien que no tuviera que ser necesariamente miembro de este selecto club de gigantes. No cabe duda, no obstante, de que atraerían más de una mirada, ya que gracias a este contraste se notaría mucho más su enorme tamaño. No obstante ella parece suficientemente feliz. Habría que ver cómo logra superar todas las trabas que hemos ido relatando en esta lista. ¿Conoces a alguien que también se encuentre en esta situación? ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter / Facebook

15. Todos conocemos una pareja así…
25
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Memes que consiguen hacer reír hasta a los amargados
Síguenos