Increíble!

Publicado 2018-06-18
0 Comentario

Fotos chistosas gracias a que encontraron el momento perfecto

La fotografía no es un arte al que todos puedan dedicarse, al igual que pasa con cualquier otro. En cambio, desde que los smartphone vienen con cámara integrada es mucho más fácil hacer un retrato así como también es más cómodo. Tener una buena cámara ya no es un requisito imprescindible para causar furor en las redes sociales. Publicar una buena imagen está al alcance de cualquiera y que se vuelva viral, se podría decir que también. Para conseguir esto tan sólo es necesario encontrar la escena perfecta y apretar el botón en el momento idóneo. ¿No crees que sea así? A continuación te dejamos la prueba con la que no podrás evitar reír hasta que no puedas más.

1. Alguien te observa…

1. Alguien te observa…

Todos conocemos la curiosidad que suelen tener los gatos, siendo parte del refrán en el que se desvela que es el motivo por el que murió uno de sus congéneres. Pero también es cierto que gracias a ello son toda una mina de momentos memorables como el que vivió la persona que, tras verlo asomarse tímidamente se encontró con que gracias al dibujo de la bolsa en la que estaba se forma un híbrido gato-hombre de musculatura perfectamente definida. ¿Sería este el mejor compañero?

1. Alguien te observa… 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! El mundial de Rusia se ha convertido en el evento deportivo del año, pero aunque muchas personas disfrutan del grandioso espectáculo, la verdad del país anfitrión sigue levantando ampollas entre sus habitantes...

2. Estallido burbujeante…

Gracias a las nuevas generaciones de cámaras de fotografía y vídeo es posible realizar las capturas más precisas, con la mayor calidad y en el momento exacto, como la del caso que nos ocupa. En esta en concreto podemos ver cómo es la explosión de una pompa de jabón cuando la pinchamos con nuestro dedo, logrando incluso captar la mitad de la misma aún completamente intacta mientras que el resto se destruye a una velocidad de vértigo. No deja de ser impresionante.

2. Estallido burbujeante…

3. La estatua de la libertad muy enfadada…

A pesar de que si esto hubiese pasado en la época antigua, más de uno hubiera pensado que se trataba de un castigo divino, un poder sobrenatural o hasta un mensaje oculto, la ciencia nos explica que todo punto metálico elevado es susceptible de convertirse en receptor de rayos eléctricos. Pero eso no quita que la imagen nos deje soñar por unos instantes en la idea de una varita mágica que propulsa un hilo de electricidad hacia el cielo. La siguiente imagen jugó con lo cómico del momento.

3. La estatua de la libertad muy enfadada…

4. Parece que alguien no podía más…

En la siguiente fotografía, el intento de captar un momento romántico o hermoso quedó completamente eclipsado por sus autores para tratar de representar una especie de ventosidad exagerada. Por supuesto todo exigió un perfecto trabajo por parte tanto del cámara como del modelo que, por supuesto, tenía que estar situado justo al comienzo de la nube para hacer la gracia. El resultado es bastante bueno, aunque desde luego siempre nos quedaremos con opciones mucho más románticas que esta.

4. Parece que alguien no podía más…

5. Un acercamiento no premeditado…

A veces algunas personas viven experiencias amorosas que marcan un hito en su vida. Otras muchas ni siquiera se dan cuenta de que tienen a la persona de sus sueños cerca de ellos. Pero en este caso fue un capricho del juego de sombras que precisamente estas lograran estar a punto de besarse mientras que los modelos a duras penas si se miraban. Sin duda el momento captado por el propio perro, además del camarógrafo, es mucho más emotivo que el vivido en la realidad. Tenemos que estar atentos si queremos darnos cuenta de los más mínimos detalles.

5. Un acercamiento no premeditado…

6. Unos meten la pata y él la cabeza…

De nuevo una especie de giro en la perspectiva fue la culpable de que esta persona, que parece disfrutar de una sesión de ejercicio y relajación en medio de un cámping pareciera realizar una auténtica proeza de elasticidad. Pero en su caso era más una broma que una prueba real, ya que la cabeza se encontraba fuera del cuerpo de su compañera, aunque los más malpensados pensasen lo contrario. Seguro que él fue con la mejor de las intenciones y terminó completamente escaldado…

6. Unos meten la pata y él la cabeza…

7. ¿A que no me encuentras?

De nuevo es un gato el que protagoniza esta genial composición fotográfica en la que el felino se asoma a curiosear lo que hay en su bolsa de comida mientras que la fotografía del gato que aparece en la propia publicidad del paquete parece ser el propio protagonista. Sin duda la forma ideal de disimular que se está hartando de comer mientras su dueño no solo no se enfada sino que además seguro que estaría riendo. Para que luego duden de la inteligencia de los gatos.

7. ¿A que no me encuentras?

8. Un helado en verano es muy necesario…

También fue la casualidad la protagonista de esta divertida fotografía en un aula. Alguien había dibujado un helado en una de las sillas de la clase y, casualmente, el alumno que se sentaba allí llevaba una camiseta del famoso grupo de rock duro “Kiss”. En ella podemos ver como uno de los integrantes, Gene Simmons, aparece luciendo su característica lengua. La diferencia es que parece que lo que quiere es acertar en el propio barquillo.

8. Un helado en verano es muy necesario…

9. Te tengo más controlado que un radar…

Cuando se nos planta un vehículo con una mascota en el maletero o en alguna zona visible, no podemos sino centrar nuestra mirada en toda la clase de monerías que realiza. Pero lo que realmente sorprendió a este conductor que iba detrás era el hecho de que en la matrícula aparecieran las palabras “1EarUp” (una oreja arriba) y que casualmente el propio can se encontrara realizando el mismo movimiento. ¿Casualidad? No lo creemos. La siguiente fotografía sí que pudo ser fruto del azar.

9. Te tengo más controlado que un radar…

10. Cookie Monster…

Preparas tu noche de juerga de una forma detallada, clara y concisa, eligiendo cada uno de los detalles para poder ser el centro de atención de la fiesta. Entras en un local de moda, te pides una bebida en la barra y te sientas justo al lado de alguien que combina a la perfección con tu camiseta de “monster” con una genial “cookie”. ¿El resultado? El monstruo de las galletas que va a permitir que todo el recinto no deje de reír por la casualidad. A olvidarse de triunfar.

10. Cookie Monster…

11. Casualidades de la vida…

Otros dos personas se encontraron con que el azar tendría guardada una curiosa sorpresa. En concreto hablamos de que los diseños de sus camisetas eran completamente complementarios, siendo el del auto cuerpo de estrellas y mangas negras y el del compañero de delante justo lo contrario. No sabemos si se conocerían de algo, si realmente era fruto de la casualidad y so se trataba de algo pactado. La cara del fotógrafo desde luego nos parece de clara sorpresa. ¿Cuál de las dos os parece mejor apuesta?

11. Casualidades de la vida…

12. Convertirte en un pasillo y no saber por qué…

Justo al salir de la habitación del hotel comienzas a andar y te sientes como si te hubieras mimetizado con el entorno. Y es que, como si fuese un auténtico camaleón, esta mujer ha logrado que tanto su camiseta como su pantalón coincidan exactamente con las paredes del corredor. Menos mal que las piernas no están hechas a rayas de marrón en diferentes tonalidades como el suelo o hubiésemos comenzado a sospechar de su humanidad.

12. Convertirte en un pasillo y no saber por qué…

13. ¡Un cuadro con piernas!

Otra vez más las casualidades se hicieron patentes cuando este joven trató de posar frente a un cuadro que tenía un suéter rojo muy parecido al suyo. Analizando la obra pictórica se percató de que no solo contento con eso, también guardaba bastante parecido, tanto como para comenzar a pensar que en realidad eran la misma persona. Para colmo al hacer la fotografía alguien se colocó detrás e hizo parecer las piernas del retrato. Al saber hacer una foto le llaman casualidad.

13. ¡Un cuadro con piernas!

14. No encontraba los pantalones perfectos…

Antes de que comiences a pensar lo que no es, te invitamos a que vuelvas a analizar correctamente la fotografía, pues aunque creyeses que tras esa imagen se escondía una joven en ropa interior, lo cierto es que es simplemente una persona que sujeta una bolsa en la que aparece alguien, esta vez sí, en prendas íntimas. Bien hubiera hecho en darse cuenta de lo cerca que estaba de parecerse a la modelo. SEguro que no le habría importado la comparación.

14. No encontraba los pantalones perfectos…

15. Si él hubiera visto el resultado…

En este caso tampoco sabemos si el resultado era buscado o si realmente fue fruto de la casualidad, pero esta joven sonriente le prestó su reflejo al hombre del fondo, quien esbozando una sonrisa parece lucir una figura ideal. ¿Alguna vez os habeis encontrado con una fotografía tan curiosa y divertida por casualidad? Déjala en comentarios y trataremos de que aparezca en un futuro artículo. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Twitter

15. Si él hubiera visto el resultado…
279
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Desastres que pueden ocurrir por la mañana
Síguenos