Increíble!

Publicado 2018-06-20
0 Comentario

Pasteleros que tuvieron un muy mal día

Lo primordial para ser pastelero es que tu trabajo debe de gustarte. Lo cierto de este oficio es que a menudo es hereditario. Es decir, hace muchos años los abuelos del actual dueño de la pastelería decidieron invertir sus ahorros en cumplir su sueño de ser pasteleros y este ha ido pasando de generación en generación. Probablemente, los sucesores actuales no estén tan interesados en este tipo de labor tal y como se implicaron sus antepasados, al menos esto parece suceder a nuestros protagonistas de hoy. Algunos pudieron tener un mal día, no obstante, otros simplemente deberían avergonzarse del resultado de estas tartas que fueron encargadas con mucho amor.

1. Hannah en su versión más Oprah...

1. Hannah en su versión más Oprah...

Los padres de los ilusionados hijos tratan de encomendar los pasteles adecuados para este maravilloso día. Y es que la temática, el sabor, el color, la forma... todo detalle es imprescindible para que los infantes se lo pasen genial luego de soplar las velas. Por ejemplo, la chica que celebraba su aniversario en nuestro primer apartado era fan incondicional de Hannah Montana, y por ello sus progenitores quisieron que este personaje estuviera presente. No obstante, no contaban con la pobre técnica del cocinero... Prosigue tu lectura para conocer los 14 puntos restantes.

1. Hannah en su versión más Oprah... 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! El mundial de Rusia se ha convertido en el evento deportivo del año, pero aunque muchas personas disfrutan del grandioso espectáculo, la verdad del país anfitrión sigue levantando ampollas entre sus habitantes...

2. Otra versión del Cum Laude...

También puede ocurrir que tanto el cliente como el trabajador de la pastelería no se lleguen a comunicar bien, con graves consecuencias en el resultado final. La tarta que vemos abajo estaba destinada a felicitar al joven Jacob, quien se graduó "Con los máximos honores" este curso. Por ello, se le debería haber incluido el texto "Summa cum laude", pero a la hora de vertir los ingredientes el empleado vaciló un poco...

2. Otra versión del Cum Laude...

3. El pastelero se comió la "S" antes de hacer el reparto de tartas...

De nuevo observamos un detalle perdido dentro de un pastel de felicitaciones por el éxito estudiantil. En inglés, felicidades, o literalmente "Congratulaciones", se escribe "Congratulations" o más coloquialmente "Congrats". Sin embargo, nunca sería aceptable "Congrat". Quizás el cocinero fuera interrumpido en mitad de su oficio y lo dejara sin terminar. O puede que a él no se le dieran tan bien los éxamenes en el pasado...

3. El pastelero se comió la "S" antes de hacer el reparto de tartas...

4. ¿Me lo preguntas?

Todo estaría correcto y dentro de una obra impecable si no fuera por el último carácter, un signo de interrogación. Entonces, lo que se leería como "¡Feliz Cumpleaños Alison!" se habría convertido en una duda, "¿Feliz cumpleaños Alison?". Lo más misterioso es pensar en cómo alguien pudo llegar a cometer semejante fallo, pues ese elemento fue supuestamente el último en incluirse... ¿Era el aniversario de una niña o no?

4. ¿Me lo preguntas?

5. Para los más fan...

"La madre de un amigo le dijo a la pastelera, "Es para una chica, y le encanta el fútbol." Ellos hicieron esto," así lo explica un internauta acompañando su post. Al menos la mujer que aparece en la tarta está cabalgando a un balón de fútbol americano, es lo único que podemos decir a favor de los empleados que realizaron tal diseño. Bueno, también es cierto que no se equivocaron en la escritura...

5. Para los más fan...

6. Le dijeron al pastelero que la cumpleañera adoraba todo lo que fuera de leopardo...

No sabemos específicamente qué temática era la de este pastel, pero de seguro es una de las menos apetecibles de nuestro listado. ¿Quisieron emular a una vaca o a otro animal con manchas? ¿Por qué eligieron ese color tan desagradable y esas formas tan parecidas a algo oloriento? ¿No eran conscientes de que una pequeña iba a verla y a comérsela? Al menos esperamos que estuviera muy rica...

6. Le dijeron al pastelero que la cumpleañera adoraba todo lo que fuera de leopardo...

7. Todos nos merecemos una tarta...

Para celebrar el cumpleaños de su adorable animal de compañía, esta joven decidió encargar un maravilloso pastel que imitara a su gatito sentado y mirando al infinito. Sin embargo, lo que le trajeron era algo más horroroso que tierno. El minino real parece no querer ni mirar al de chocolate, el cual parece estar pidiendo que le maten a gritos... ¿Cómo alguien puede quedar satisfecho con este acabado?

7. Todos nos merecemos una tarta...

8. Su gato tiene que ir con ella a todas partes...

En el octavo apartado del artículo de hoy seguimos con las tartas con gatos incorporados de alguna forma. Laura es una joven a la que le encanta este tipo de animales, y posee un vínculo afectivo muy cercano con su mascota, la cual siempre está cerca de ella. Por eso, sus padres sugirieron al "artista" creador del pastel de abajo que incluyera al felino en su obra, y éste creyó que haciendo un esbozo rápido era suficiente...

8. Su gato tiene que ir con ella a todas partes...

9. Un año en morado...

La tarta que vemos abajo reza "Gracias por un gran año en púrpura". No estamos seguros de qué querían expresar con este mensaje, pero lo que si podemos detectar es que uno de los colores menos presentes en el dulce es precisamente al que se refiere el texto. El morado está simplemente espolvoreado con fideos de chocolate en los lados de este severo rectángulo. Y las letras en azul... ¿Daltonismo?

9. Un año en morado...

10. ¡Feliz cumpleaños comma!

A veces, lo que puede provocar un error es tomarse las instrucciones de los clientes al pie de la letra. La traducción literal del texto que añadieron sobre el pastel de la foto es "Feliz cumpleaños coma Laura". No obstante, lo que pareció no advertir el "ingeniero" de la tarta es que cuando le dijeron "coma" querían decir que pusiera un signo para separar las palabras. No era parte del nombre de la fémina...

10. ¡Feliz cumpleaños comma!

11. La de la foto era la supuesta tarta que habían encargado...

La instantánea que ocupa el undécimo punto de nuestra lista es casi increíble. A no ser que los que encomendaron el producto específicaran claramente que querían una foto de otra tarta en la suya, es muy difícil que un pastelero continue con tal empresa. Por un lado, el resultado final no se parece en nada a la de la imagen adherida, y por otro, una joven quedó fuera del pastel debido a este error...

11. La de la foto era la supuesta tarta que habían encargado...

12. Cambiamos el trabajo duro por madera maciza...

Aquí admiramos un nuevo problema entre el que emitió el mensaje y el que lo recibió. El texto quería decir en un principio (creemos) "Mantén el trabajo duro", pero finalmente se quedó con un incoherente "Mantén la madera dura". A no ser que se tratara de un juego de palabras con la profesión de carpintero, lo más seguro es que fuera un error garrafal que sin embargo quedó muy bonito...

12. Cambiamos el trabajo duro por madera maciza...

13. Esta boda estaba abocada al fracaso...

Cuando quieres pedir un modelo de pastel complejo, ingenioso y divertido, tienes que tener claro que el profesional con el que hablas sea talentoso y serio. De lo contrario, una tarta de bodas con diferentes escalones que imita una escena de acción puede terminar viéndose muy ridícula. La reacción de los novios al verse en el dulce seguramente no tuvo precio...

13. Esta boda estaba abocada al fracaso...

14. Tan solo ha perdido un poco de color...

En esta comparación de imágenes observamos a dos tartas ninja, una imitando a los juguetes "Lego" y otra que se asemeja más al monstruo de las galletas. Estaban tratando de hacer una réplica exacta con el dulce de la izquierda, y no era muy complejo, pero el acabado deja mucho que desear. El personaje de la segunda foto no se muestra muy feliz de haber sido conformado con tales proporciones...

14. Tan solo ha perdido un poco de color...

15. Poca broma...

Como último documento aportamos otro bastante chistoso en el que el encargado de hacer el dulce ejerció las órdenes mandadas literalmente. Ellos le dijeron que no querían "nada", y por eso dejaron la palabra "Nothing" escrita en la tarta... Así llegamos al final de nuestro artículo, esperamos que te haya inspirado o al menos entretenido. ¿Qué te ha parecido? Coméntanoslo, nos interesa tu opinión. Si te agradó dale like y comparte con tus allegados.

Twitter

15. Poca broma...
4
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Personas que aprendieron de la peor manera que hornear no es pan comido...
Síguenos